Nos colamos en la comunión de la princesa Leonor, así fue la ceremonia
  1. Casas Reales
los reyes no tuvieron trato preferente

Nos colamos en la comunión de la princesa Leonor, así fue la ceremonia

Los Borbón no tuvieron ningún privilegio y se sentaron donde les correspondía por orden alfabético. Uno de los momentos más emotivos del acto se produjo cuando los comulgantes se acercaron a sus padres para darles un beso

Foto: Nos colamos en la comunión de la princesa Leonor, así fue la ceremonia
Nos colamos en la comunión de la princesa Leonor, así fue la ceremonia

La primera comunión de la princesa de Asturias había creado más expectativas entre los medios que se congregaban fuera de la iglesia de Nuestra señora de la Asunción en Aravaca que dentro del propio templo. "Los padres están acostumbrados a la presencia de los Reyes en las funciones del colegio y los niños también. Quizás los más nerviosos hayan sido los familiares que han compartido banco con Don Juan Carlos y Doña Sofía", explican a Vanitatis algunos de los asistentes al acto religioso.

La familia del Rey tampoco tuvo trato preferente ni lugar destacado en la capilla. Los protagonistas ocuparon los dos primeros bancos, seguidos por los padres, que estaban ordenados alfabéticamente. Más atrás se situaron el resto de familiares siguiendo la misma pauta.En el caso de los Borbón, Rocasolano, Ortiz, Togores y Álvarez del Valle, todos ellos compartieron el mismo banco y se dieron la paz unos con otros, incluidos Don Juan Carlos y Doña Sofía, para quienes este evento ha supuesto su reencuentro público.

Uno de los detalles de los cambios en Zarzuela ha sido precisamente la presencia de Ana Togores, segunda mujer del abuelo Ortiz, quien no estuvo presente en la Catedral de La Almudena cuando se casaron Felipe y Letizia. En aquel momento se dijo que era cuestión de protocolo. Ahora, las órdenes son otras y tampoco habría sido de recibo que la abogada no acudiera a la primeracomunión de la nieta de su marido. Leonor y Sofía van a menudo a comer a casa de Jesús Ortiz y se llevan muy bien con Ana, cuentan.

La liturgia religiosa se celebró en el orden establecido. Nada más llegar, los comulgantes pasaron a la sacristía, donde don Javier, el sacerdote del colegio, les dio las últimas instrucciones. Una vez colocados los padres, sus hijos, en fila de dos, se fueron colocando en sus bancos mientras sonaba el órgano. A continuación, don Javier dio la bienvenida a padres y familiares y explicó a los allí reunidos la importancia del sacramento. Este sacerdote ha sido el que ha preparado a todos los alumnos de cuarto de primaria que desde el martes y hasta el jueves pasarán por la parroquia de Aravaca para comulgar.

El beso de los comulgantes a sus padres

Cada uno de los niños y algunos padres que previamente se habían ofrecido para realizar una lectura fueron interviniendo en riguroso orden. No fue el caso de los Reyes Felipe y Letizia, que no intervinieron. Uno de los momentos más emotivos del acto se produjo cuando los comulgantes se acercaron a sus padres para darles un beso. Después, formando un semicírculo junto al altar, todos los niños cantaron himnos como Mira siempre a Diosy Te ruego padre.

Como ya es norma del colegio, se pidió a los padres y familiares que no hicieran fotografías dentro de la iglesia para no alterar el ritmo de la liturgia. A pesar de las informaciones en las que se culpaba a la reina Letizia de esta decisión, la consorte real no ha tenido nada que ver en ella. "Se ha hecho siempre así. De otra manera se podrían organizan líos innecesariossi cada padre se dedica a fotografiar a sus hijos", aseguran.

Para inmortalizar el momento hubos dos profesionales que se encargaron de las fotos y de los vídeos que después ofrecen a las familias. El precio ronda los 200 €sise eligen todas las imágenes con los compañeros de comunión, que es lo que hace la mayoría para tener un recuerdo completo de ese día. La princesa de Asturias también ha tenido sus recordatorios que, dadas las circunstancias, no pudo repartir entre sus compañeros, por lo que lo hará el próximo día de clase.

Una vez finalizada la ceremonia, la princesa Leonor lo celebró con un almuerzo familiar en su casa. Faltó el Rey Don Juan Carlos, que tenía que prepararse para la corrida de la Prensa en la Plaza de Toros de Las ventas.Una de las costumbres de la familia Borbón es que el niño recibasu primer reloj importanteel día de la primera comunión. Don Juan Carlos lo tuvo de su padre, el conde de Barcelona, y éste a su vez, se lo regaló a sus hijos y nietos.

Princesa Leonor Familia Real Española Jesús Ortiz Rey Don Juan Carlos Reina Letizia Las Ventas Prensa Protocolo Toros
El redactor recomienda