Ocho cosas que sabemos de Juan Carlos I un año después del anuncio de su abdicación
  1. Casas Reales
anunció la cesión del trono el 2 de junio de 2014

Ocho cosas que sabemos de Juan Carlos I un año después del anuncio de su abdicación

Han pasado doce meses desde que el monarca emérito cediese el testigo a su hijo, Felipe VI. Desde entonces hemos conocido un poco más el lado íntimo del que fuera Rey de España durante 38 años

Foto:

Ha pasado ya un año desde que el 2 de junio de 2014Don Juan Carlos anunciara su abdicación, doce meses en los que hemos podido conocer un poco mejor al que fuera Rey de España durante 38 años. A pesar de encontrarse mucho más alejado de la escena pública y no tener apenas actividad institucional, en estos 365 díashemos descubierto muchas más cosas de la vida íntima del monarca emérito que en esas casi cuatrodécadas de reinado. Quiénes son sus amigos, qué le une realmente a Corinna Sayn Wittgenstein o la relación que mantiene con Doña Letizia son algunos de los temas que abordará Vanitatis para conmemorar un hecho histórico como fue el anuncio de la abdicación de Don Juan Carlos. Se han publicado tantos secretos del Rey en estos mesesque las 'revelaciones' sucintas que sobre su vida privadahace Almodóvar en su películaLos amantes pasajeros han quedado ampliamente superadas por la realidad. He aquí las ochomás importantes:

1. De ‘amiga entrañable’ a novia

Cuando Corinna Sayn Wittgenstein salió a la palestra tras el escándalo del accidente de Botsuana en el que el Rey se rompió la cadera, la alemana empezó a ser conocida por los españoles y se cuestionó su estrecha relación. Ella misma se describió en varios medios como “la amiga entrañable de Don Juan Carlos”, un eufemismo que pretendía esconder una relación sentimental que tras la abdicación ya es totalmente pública. Así lo corrobora Final de partida, el libro en el que la periodista Ana Romero afirma que Don Juan Carlos estuvo pensando seriamente en divorciarse de Doña Sofía, casarse con Corinna y convertirla en la princesa Corinna de Borbón.

2. La casa de Corinna en Somosaguas

Antes del 2 de junio de 2014, resultaba algo escabroso sacar a la luz noticias que relacionaran sentimentalmente a Don Juan Carlos y Corinna, pero desde que se anunció la abdicación eso ha cambiado por completo. Ahora son muchas las noticias que tienen a la princesa alemana por protagonista, como la que Vanitatis publicó en primicia hace apenas unas semanas sobre su casa en Somosaguas. Como pudo saber este medio, durante su noviazgo con el monarca, concretamente en el 2013, Corinna decidió comprarse una casa en esta lujosa zona de Pozuelo de Alarcón. Ahora, dos años después, la rubia alemana se encuentra decorando su mansión, pues está pensando en mudarsea Madrid.

3. Relación más que acabada con Sofía

Durante muchos años se dijo que la situación sentimental entre los Reyes eméritos no era demasiado buena y que ambos hacían por mantener una relación cordial en público por el bien de la institución monárquica. No obstante, no fue hasta la proclamación de Felipe VI cuando se pudo comprobar cuan distanciados estaban Don Juan Carlos y Doña Sofía. En estos doce meses que han transcurrido desde el anuncio de laabdicación, apenas se les ha visto juntos en cinco ocasiones, y todas ellas porque lo mandaba la agenda institucional. Mientras él vive su dolce vita comiendo en restaurantes carísimos y viajando por medio mundo, Sofía continua con su perfil discreto y sigue acudiendo a algún que otro acto.

4. Jamás habrá divorcio

Aunque su matrimonio está más que acabado, jamás habrá divorcio entre los Reyes eméritos, o al menos eso parece. En septiembre de 2014, el diario italiano La Repubblica publicaba que Don Juan Carlos y Doña Sofía estaban pensando en poner fin a su matrimonio. A pesar de que desde Casa Real se intentó desprestigiar la información y afirmaron que no entraban en este tipo de temas, los expertos en la materia aseguraron que nunca se produciría un divorcio entre ellos porque extraoficialmenteya están separados. Además, generarían una situación más que incómoda para la institución.

5. Harto de su hija Cristina

La vinculación de su yerno y su hija Cristina con el caso de corrupción Nóos fue uno de los motivos que llevó a Don Juan Carlos a abdicar. El Rey emérito no perdona a los duques de Palma que mancharan la imagen de la monarquía con negocios de ética cuestionable. Aunque como padre, Juan Carlos apoyó en la sombra a su hija y le ofreció los mejores abogados, su relación se ha visto muy deteriorada. Tanto es así que estas Navidades,tal como adelantó Vanitatis, la infanta llamó a su padre para comentarle que ella, su marido y sus cuatro hijos estaban en el aeropuerto de Madrid y que tenían intención de dirigirse hasta Zarzuela para celebrar las fiestas juntos. Sin embargo, Don Juan Carlos le dijo que ni se le ocurriera pasarse por el palacio y que le mandaba un coche para que se fueran directamente a Vitoria, ciudad en la que reside la familia Urdangarin.

6. Las cosas han mejorado con Letizia

La buena relación entre Don Juan Carlos y Doña Letizia siempre estuvo en entredicho. Y es que suegro y nuera nunca llegaron a conectar. Así lo afirma Ana Romero en su libro Final de partida en el que asegura que el Rey emérito le pidió a su hijo Felipe que se separara de Doña Letizia a cambio de cederle el trono inmediatamente. El entonces Príncipe de Asturias se negó y DonJuan Carlos tuvo que aceptar que Doña Letizia se convertiría en Reina, muy a su pesar. Parece que desde la proclamación de Felipe VI, los ánimos se han calmado y existe al menos una cordialidad entre Don Juan Carlos y Doña Letizia.

7. Su amistad con los Fanjul

Durante este primer año de ‘jubilación’, el Rey emérito ha afianzando su relación de amistad con los Fanjul, un vínculo que hasta después de la abdicaciónera desconocido para la prensa. Los dueños del mayor imperio azucarero del Caribe han sido los grandes anfitriones del Rey en sus continuos viajes a América. Don Juan Carlos ha estado dos veces en Casa de Campo, el espectacular y exclusivo resort que los Fanjul tienen en República Dominicana. Allí el Rey emérito ha mantenido importantes encuentros con grandes empresarios, aristócratas y políticos.

8. Un gran sibarita

Ya se sabía que Don Juan Carlos era un hombre de buen comer. No obstante, en estos doce meses lo ha demostrado con creces. Y es que el monarca emérito se ha recorrido media geografía española para comer en los mejores restaurantes, como el Arzak en San Sebastián,el Atrio en Cáceres,el Celler de Can Roca en Girona,Amparito Roca en Guadalajarao el Miramar de Barcelona.

Solo o acompañado porsu hija Elena, Don Juan Carlos ha demostrado que vuelve a estar en plena forma y que sigue teniendo un muy buen paladar a prueba deestrella Michelin.

Casa Real Rey Don Juan Carlos
El redactor recomienda