Ingrid Sartiau se 'corona' en Facebook: "No es nada fácil ser una princesa"
  1. Casas Reales
en su facebook

Ingrid Sartiau se 'corona' en Facebook: "No es nada fácil ser una princesa"

La belga compartió una imagen en su Facebook en la que puede leerse: "No es fácil ser una princesa". Asimismo, suele colgar fotografías comparativas entre ella y el Rey, y le dedica algún que otro mensaje

placeholder Foto: Ingrid Sartiau (Facebook)
Ingrid Sartiau (Facebook)

No es princesa y probablemente nunca lo será, aunque quizás si las cosas se hubieran desarrollado de otra forma, podría haber llegado a serlo. Eso piensa Ingrid Sartiau, la mujer que reclama en los juzgados la paternidad de Don Juan Carlos,quien, con cierta aflicción por la decisión del Tribunal Supremo de dar carpetazo a su demanda de paternidad o quizás irónicamente, se queja de lo difícil que es llevar ese título. Por ello, ha compartido en su Facebook, una red que suele utilizar con asiduidad, una imagen en la que puede leerse “It's not easy to be a princess” (No es nada fácil ser una princesa).

Esta 'declaración' no hace más que corroborar que lejos de haberse echado atrás tras la desestimación del Tribunal Supremo de su demanda de paternidad el pasado 11 de marzo de 2014, Ingrid Sartiau sigue con las pilas cargadas y pretende demostrar por todos los medios que el monarca emérito es su verdadero padre. Y es que aparte de esta imagen que hace referencia al título de princesa que debería llevar por ser la hija de un Rey, Ingrid no deja de colgar imágenes comparativas entre ella y Don Juan Carlos en la conocida red social.

“¿Creéis que me parezco a mi padre?”, suele preguntar la belga a sus seguidores y amigos de Facebook. Si la respuesta es afirmativa, ella les da un 'me gusta';en cambio, si le dicen que no guarda ningún parecido con él, pasa de los comentarios. Asimismo, Ingrid suele enviarle mensajes directos al Rey eméritoa quien intenta convencer de su paternidad. “Papá, ¿por qué lo haces todo tan difícil?”,le preguntó retóricamente tras conocer la resolución del TS. Más tarde añadió: “Sería todo tan fácil si tú quisieras”.

La historia de Ingrid

Ingrid nació en la ciudad de Gante, en 1966, cuando su madre, Lilian Sartiau, tenía 26 años. Según cuenta ella misma, su infancia fue muy feliz aunque jamás tuvo ninguna figura paterna. “Viví una buena infancia. Siempre estuve rodeada por mi familia, mi madre, mis abuelos, mis primos… y aunque no tuve padre, no noté esa ausencia porque era muy querida”, explica Sartiau a Vanitatis.

No fue hasta 2012 cuando Ingrid descubre quién es, presuntamente, su verdadero padre. Todo ocurriómientras veía la televisión junto a su madre. En uno de los telediarios de la televisión belga apareció la noticia del accidente de Don Juan Carlos en Botsuana. El noticiario también se hizo eco de que el monarca se encontraba con su 'amiga entrañable' –Corinna zu Sayn Wittgenstein– en aquel viaje.Fue entonces cuando Lilian le dijo a su hija que no debía creerse todo lo que contaban en la prensa porque conocía a ese hombre y era una persona encantadora. “¿Y tú de qué conoces al Rey de España?, –le pregunté sorprendida a mi madre– y ella me contó toda mi historia”, dice Ingrid.

Desde entonces intenta demostrar que en realidad es la hija de Don Juan Carlos. “Mi madre me ha contado la historia muchas veces. Se vieron por primera vez en Francia, aunque allí no pasó nada. Diez años después se reencontraron en Marbella. Ella estaba veraneando allí y él no sé muy bien qué hacía, pero al verla se acordó de su cara. Mi madre se enamoró enseguida, porque tenía muy buen físico. Mantuvieron varios encuentros y de allí nací yo”, explica Sartiau a Vanitatis. Después de ese reencuentro en Marbella, Don Juan Carlos y Lilian, quien actualmente vive en Amberes junto a su hija, nunca se han vuelto a ver. Según asegura la propia Ingrid, su madre no sabía que él era el Príncipe de España y mucho menos que estaba casado. “Ni mi madre ni yo sabemos nada sobre la Reina Sofía, aunque nos parece una buena mujer”, confiesa Ingrid.

Ingrid Sartiau
El redactor recomienda