La deslucida cena preboda de Carlos Felipe y Sofía: pocos invitados y cero glamour
  1. Casas Reales
boda real de suecia

La deslucida cena preboda de Carlos Felipe y Sofía: pocos invitados y cero glamour

Los novios de Suecia ya están a un paso de darse el 'sí quiero'. Este viernes, agasajaron a sus invitados con un paseo en barco y una cena en la fortaleza de Skeppsholmen

Quedan escasas horas para que Carlos Felipe de Suecia y Sofía Hellqvist se den el esperado 'síquiero', y de momento ya lo han celebrado con un paseo en barco por Estocolmo y una cena privada en la fortaleza de Skeppsholmen. Con una enorme sonrisa y más enamorados que nunca, la pareja paseó por la alfombra azul que los llevó hasta el crucero real en el que, junto al resto de los invitados, tomaron varias copas. Ataviada con un vestido celeste de Zuhair Murad y con su melena suelta, Sofía demostró que ya está preparada para convertirse en toda una princesa. Mientras tanto, su futuro flamante esposo la miraba con ojos de orgullo seguramente pensando que, tras tantos problemas, por fin podrá casarse con la mujer a la que ama.

Aunque se espera que a la boda acudan representantes de diversas casas reales como Holanda,Bélgica, Japón o Dinamarca, la mayoría de los asistentes a la cena fueron de bajo perfil. Aparte de los miembros de la familia real sueca, a Carlos Felipe y Sofía tan solo les acompañaron los príncipes Haakon y Mette-Marit de Noruega y la princesa Martha Luisa junto a su marido, Ari Behn. El resto de royals llegarán a Suecia este mismo sábado por la mañana y abandonarán el país esa misma noche cuando termine la celebración posterior al enlace.

No deja de llamar la atención que siendo Carlos Felipe tercero en la línea de sucesión al trono, a su cena preboda hayan asistido menos miembros de la realeza que ala de su hermana Magdalena, quien está en cuarto puesto. Y es que en el mismo evento celebrado hace dos años con motivo del enlace de la hija pequeña de los reyes con el multimillonario Chris O'Neill asistieron más de una quincena de royals, entre los que destacaban la princesa Charlène de Mónaco, el príncipe Joaquín y la princesa Marie de Dinamarca, Pablo de Grecia y Marie-Chantal Miller o los grandes duques herederos de Luxemburgo.

Aparte de los pocos invitados 'importantes', también destacó en la cena la falta de glamour. Y es que las mujeres asistentes a la velada optaron por diseños bastante sencillos. Asimismo, parecía que tampoco había un protocolo a seguir, pues algunas damas llevaban vestido cortos y otras vestidos largos. Incluso la madre del novio apareció con un conjunto de chaqueta y pantalón que no casaba con los estilismos del resto de las invitadas.Tan solo destacaron las hermanas del novio, Victoria y Magdalena, quienes se decantaron por elegantes vestidos en color gris, y la princesa Marta Luisa, quien consiguió ser una de las más elegantes gracias a un vestido en color crudo.

Boda Real de Suecia Rey Carlos Gustavo de Suecia