Carlos Felipe de Suecia y Sofía Hellqvist ya son marido y mujer: al fin triunfó el amor
  1. Casas Reales
familia real sueca

Carlos Felipe de Suecia y Sofía Hellqvist ya son marido y mujer: al fin triunfó el amor

Este sábado, Suecia celebraba el enlace matrimonial de su príncipe. La actitud de la novia y el amor con el que miraba a su marido hicieron que la opinión sobre ella cambiase radicalmente

Este sábado, la gran familia de la realeza era testigo de la culminación de una de las grandes historias de amor de los últimos tiempos. Tras muchos años de noviazgo y numerosos impedimentos, Carlos Felipe de Suecia conseguía casarse con “la mujer de su vida”, Sofía Hellqvist. Aunque la elección del príncipe fue cuestionada por sus propios padres y hermanas, por los suecos y por medio mundo, el joven ha conseguido demostrar que lo suyo no es un capricho. Y es que en menos de seis horas, la opinión sobre Sofía Hellqvist, ahora Su Alteza Real la princesa Sofía de Suecia, duquesa de Värmland, ha cambiado por completo para muchos.

De ser aquella mujer de oscuro pasado que 'cazó' a un príncipe, ha pasado a ser una amante esposa en cuya mirada se intuía en cada momento el amor que siente por su recién estrenado marido. Al menos, eso es lo que se traslucía al rastrear la opinión pública que ha valorado muy positivamente la actitud de Sofía durante toda la jornada y la forma en que se dirigía y miraba a Carlos Felipe.

Muy comentada fue la sorpresa que la nueva princesa le hizo al príncipe. Durante la cena, Sofía cogió el micrófono con el que antes habían hablado su suegro, su padre y su marido e improvisó unas palabras. “Querido marido, me has hecho la mujer más feliz del mundo y por ello quiero regalarte esta canción”, dijo la novia dando paso a la cantante Molly Sanden, quien interpretó una pieza escrita por la propia Sofía.

Él no se quedó atrás. Pocos minutos antes de la sorpresa de su esposa, quiso dedicarle unas palabras en las que le asegurabaque su amor lo vencía "todo", una clara alusión a las dificultades que la pareja ha vivido estos años, cuando tenían todo en su contra. Las miradas entre ambos durante el banquete y la ceremonia eclesiástica fueron el ejemplo perfecto de que no se trataba solo de palabras. Abundaron los besos y la emoción cada vez que se dirigían el uno al otro.

Esta boda pareció borrar las reticencias familiares que existían hacía la novia. El mejor ejemplo de ello fue el discurso del rey Carlos Gustavo en el que alabó a su nueva nuera. Asimismo, las princesas Victoria y Magdalena, quienes en un principio se opusieron completamente a este matrimonio, parecían ser igual de participes en la felicidad de la pareja que el resto de los invitados. Así, desde la decoración floral al uso de canciones pop como Fix youde Coldplayo Umbrella de Rihanna,la boda tuvo un tono de cuento de hadas al que sólo el tiempo podrá poner un final feliz. Por ahora, parece que así es.

Boda Real de Suecia Sofía Hellqvist Suecia Príncipe Carlos Felipe de Suecia