Logo El Confidencial
es el marido de margarita II

El príncipe Enrique de Dinamarca sigue desaparecido y enfadado: quiere ser rey

El marido de la reina Margarita ha vuelto a desatar la polémica al no asistir al enlace matrimonial de Carlos Felipe y Sofía Hellqvist

Foto: Margarita y su marido en una imagen de 2014 (Gtres)
Margarita y su marido en una imagen de 2014 (Gtres)

La ausencia del príncipe Enrique de Dinamarca en la boda de Carlos Felipe de Suecia y Sofía Hellqvist ha vuelto a hacer saltar las alarmas. ¿Por qué el marido de Margarita no acudió junto a su esposa y sus hijos al enlace real? Desde la casa real danesa no se ha proporcionado ninguna explicación y aunque muchos aseguran que tuvo que quedarse en Dinamarca como regente siguiendo la tradición de no dejar el país sin ningún miembro de la familia real, no es así pues quien ocupó la regencia ese día fue la princesa Benedicta, hermana de la reina Margarita.

En abril de este mismo año, Enrique protagonizaba una polémica al ausentarse de las celebraciones con motivo del 75º cumpleaños de su esposa. Según explicó la portavoz de la casa real danesa, el príncipe no había podido asistir porque estaba enfermo de gripe. Ese mismo fin de semana, Enrique fue 'pillado' haciendo turismo en Venecia. Al enterarse, los daneses entraron en cólera porque no entendieron la actitud de su príncipe. Desde entonces, tan solo se le ha visto públicamente en una ocasión, algo de lo más extraño ya que él solía ser muy activo. Ni siquiera continúa con su negocio de producción de vinos. Hace unos días, la corona tuvo que aclarar que le había alquilado sus viñas a una empresa.

Quiere ser rey

Desde hace una década, Enrique vive un momento personal difícil, sobre todo después de haber comprobado cómo su primogénito, el príncipe Federico, como futuro rey de Dinamarca, ha adquirido un mayor protagonismo. El esposo de Margarita jamás ha comprendido por qué no se le trata como rey si es el marido de la reina. Sobre ese tema habló en 2002 para el diario BT: "Siempre he sido el número dos en Dinamarca. Un papel con el que he estado satisfecho. Pero no quiero verme relegado en una especie de adjunto pasado. Me siento peor tratado que el gato, mucho peor que los dos teckels de la reina, que siempre viajan en primera", declaraba.

Ese descontento de Enrique tomó forma a finales de 2002 cuando el príncipe se largó, para sorpresa de todos, al castillo que posee en la ciudad francesa de Caix. Aunque la propia reina le pidió que volviese, su marido hizo caso omiso y no fue hasta que Margarita y sus hijos fueron a buscarle cuando aceptó volver a Dinamarca. Meses más tarde, Enrique volvía a desaparecer rumbo a la isla Martinica. Finalmente regresó también a tierras danesas. Años más tarde, un periodista preguntó a Margarita acerca del asunto y ella contestó: "Ya ha superado todo eso. Pasó por un periodo difícil, pero está muy bien". Ahora, viendo la situación, parece que Enrique no ha superado su problema.

Enrique posando con sus viñas (Gtres)
Enrique posando con sus viñas (Gtres)

 

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios