Los cinco motivos por los que la infanta Cristina se instalará en Madrid
  1. Casas Reales
SU EXILIO DORADO LLEGA A SU FIN

Los cinco motivos por los que la infanta Cristina se instalará en Madrid

Se ha cansado de vivir alejada de los suyos, sobre todo por sus hijos, que no pueden disfrutar de sus primos. Y va a necesitar el apoyo familiar con la apertura del juicio oral por el caso Nóos

Foto: La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, en una imagen de archivo (Gtres)
La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, en una imagen de archivo (Gtres)

La infanta Cristina quiere vivir en España. Su periplo de emigrante de lujo –primero en Estados Unidos y después en Ginebra– puede llegar a su fin y acabar instalándose definitivamente en Madrid con su familia. Es lo que quiere el matrimonio, que está sopesando los pros y los contras de esta decisión, que contaría con el apoyo de la Reina Sofía, que en estos momentos ejerce con más intensidad su papel de abuela y de madre que el de consorte del Rey emérito. Desde el año pasado son numerosas las ocasiones en las que ha viajado a Ginebra para estar con Cristina y los niños. Unas veces para celebrar los cumpleaños y acontecimientos importantes, como la primera comunión de Irene, y otras sin motivo aparente más allá de lo que supone dar calor y apoyo a la hija pródiga.

El Rey Felipe seguiría manteniendo el cortafuegos oficial y público como hasta ahora, pero sin entorpecer una decisión importante para la estabilidad emocional y personal de sus sobrinos. A fin de cuentas los niños tienen derecho a relacionarse y mantener un contacto mucho más directo con sus tíos y primos. Y sobre todo cuando el futuro judicial de los padres se presenta muy complicado, con la apertura de juicio oral por el caso Nóosdespués del verano. Consideran, y así lo han transmitido, que los hijos estarían más arropados emocionalmente en Madrid que fuera. Y aunque inicialmente pueda parecer contradictorio y mucho más arriesgado vivir en el centro del huracán mediático, la infanta Cristina no lo considera así.

Hay varios factores en esta nueva hoja de ruta que sumados habrían inclinado la balanza para el traslado de Ginebra a Madrid. Barcelona no se contempla, a pesar de haber sido la ciudad donde los Urdangarin Borbón organizaron su proyecto de vida hasta que los desmanes y tropelías del cabeza de familia lo hicieron inviable.

Uno de los principales elementos sería el desarraigo de los hijos con respecto a su país y a su familia no directa. Podría haber ya una reserva en el Colegio Internacional, en el que estudió la hija de Isabel Sartorius, o en el centro al que acudan los primos Calabria. Si no hay cambios, los Urdangarin tienen previsto realizar, como todos los veranos, su curso de vela en Mallorca.

Otro de los aspectos también tiene que ver con la unidad familiar. En Madrid tendrían más apoyos; empezando por la Reina Sofía y la infanta Elena, que podrían dar cobertura afectiva mientras los padres se encuentran en Palma inmersos en el juicio del caso Nóos.

El tema económico sería otro punto positivo. Sería más beneficioso para el matrimonio. La vida en España es más barata que en Suiza y la infanta no tendría problema para el traslado, ya que La Caixa diseñó un puesto de trabajo para ella en Ginebra. En cuanto al Aga Khan, le debe dar igual que la hija de su amigo el Rey Juan Carlos trabaje desde casa ola oficina cuando se instale en Madrid.

Aunque parezca insólito, ese traslado también sería beneficioso para el Ministerio del Interior, ya que el coste de la seguridad de la que ahora disponen en Suiza sería mucho menor.

Y un quinto elemento que favorecería la 'reagrupación' familiar de los Borbón en Madrid sería que los nietos volverían a mantener una relación más directa con el abuelo materno, Don Juan Carlos, al que no frecuentan desde que viven en Suiza.

Lo más llamativo es que la infanta tendría a su favor para este cambio de domicilio una decisión colateral de la princesa Corinna. La interpretación coloquial de la hermana de Felipe VI seria algo así como:“Si ella puede vivir en Madrid, ¿por qué yo no?”.

Infanta Cristina Iñaki Urdangarin Caso Nóos
El redactor recomienda