Logo El Confidencial
a los 98 años

Muere Francisco Rocasolano, abuelo de la Reina Letizia

El taxista ha fallecido por las complicaciones en los problemas respiratorios que le obligaron a ingresar en el Hospital Clínico de Salamanca el pasado 25 de julio

Francisco Rocasolano, abuelo de la Reina Letizia, ha fallecido a los 98 años. El taxista ingresó el pasado 25 de julio en el Hospital Clínico de Salamanca, aquejado de problemas respiratorios. El abuelo Paco, como era conocido en la familia, ha muerto rodeado de sus allegados, que se trasladaron hasta Salamanca al conocer su estado de salud. El abuelo de la Reina siempre supo mantenerse en un segundo plano. Discreto y amable con la prensa, acompañó a Doña Letizia siempre que lo requería. 

Doña Letizia canceló el lunes su asistencia al acto de entrega de los Premios Nacionales de la Moda, que iba a presidir esa mañana en el Museo del Traje de Madrid, para dedicarse a su familia.

Casado desde 1950 con Enriqueta, Paco primero trabajó como mecánico y, posteriormente, se hizo con una licencia de taxi. A bordo de su vehículo surcó las calles de Madrid hasta que en 1991 se jubiló. El matrimonio tuvo dos hijos, Paloma y Francisco, que trabaja como conductor en Luxemburgo. Además, Enriqueta es madre de Otilia, una niña que nació fruto de su primer matrimonio.

Francisco Rocasolano junto a su hija Paloma
Francisco Rocasolano junto a su hija Paloma

Instalados en Alicante

El matrimonio ahorró dinero para comprarse una segunda residencia en Torrevieja, donde todos los veranos acudían sus hijos con sus nietos. Allí ha pasado muchas semanas la Reina Letizia. A finales de los 90, la pareja decidió fijar su residencia en una urbanización a las afueras de Alicante. Las bondades del clima mediterráneo y el hecho de que sus hijos y nietos ya fueran mayores favoreció esta situación.

En 2003, la fama les sorprendió por el matrimonio de su nieta Letizia con Don Felipe, entonces Príncipe de Asturias. El matrimonio estuvo presente en su boda, vivió con ilusión el nacimiento de Leonor y Sofía de Borbón, sus biznietas, y se volcó en su familia. En el año 2006 volvieron a Madrid. Se instalaron en casa de Paloma Rocasolano y comenzaron los años más difíciles. 

La muerte de su esposa en 2008 supuso un duro golpe para él, que un año antes se había enfrentado a la muerte de su nieta Érika, quien falleció en su domicilio de Madrid. 

Fallece el abuelo materno de la reina Letizia
Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios