Imán de Jordania, hija de Rania, ya ejerce de princesa
  1. Casas Reales
en parís

Imán de Jordania, hija de Rania, ya ejerce de princesa

La joven ha acompañado a su progenitora a París. La soberana ha sido la encargada de inaugurar unos cursos de verano en la capital del Sena. Antes de volver a su país visitaron la Fundación Louis Vuitton

Foto: La princesa Imán y la reina Rania de Jordania en un acto en París (Gtres)
La princesa Imán y la reina Rania de Jordania en un acto en París (Gtres)

Una nueva generación de royals llega pisando fuerte. Hasta ahora, la princesa Imán (18 años) no ha figurado en ninguna de las listas de solteras más codiciadas de la realeza y la aristocracia mundial. La segundogénita de los reyes Abdullah y Rania de Jordania podría formar parte de alguna de ellas en breve. Estos últimos días ha comenzado a potenciar su imagen pública. Unas apariciones que ya le han valido las comparaciones (siempre odiosas) con su progenitora: garante de un estilo y una belleza propias de cualquier soberana –bisturí mediante–.

Este miércoles, Imán de Jordania ha acompañado a su madre a los cursos de verano de la Universidad MEDEF, en París, donde Rania era la encargada de inaugurar estas jornadas cuyo programa de estudios estará centrado en la juventud. En su discurso de apertura, la 'soberana' de las redes sociales hizo un llamamiento a los líderes mundiales para que luchen "por la educación y la igualdad de oportunidades entre los jóvenes de Oriente Medio".

Muy atenta, sentada frente al atril desde el que hablaba su madre, Imán no solo demostró cierta admiración por las causas que suele defender su progenitora, también demostró que estilísticamente hablando es el espejo donde intenta mirarse y no con mucho éxito. Ambas aprovecharon la ocasión de su viaje a la ciudad de la moda por excelencia para lucir palmito.

Para el acto, la princesa Imán eligió un vestido de neopreno blanco con algunos detalles de color rojo en la cintura. Completó su look con un bolero de croché, unas sandalias y una cartera de mano en tonos nude. Su madre, sin embargo, apostó por un conjunto con mangas farol y lazada al cuello que aderezó con un bolso y unos zapatos en color beis. Una vez más, la soberana demostró que hasta en 'la meca del estilo' sigue causando impresión con sus estilismos.

Con su discurso (y las consecuentes fotografías de rigor), la prensa no ha tardado en ensalzar el gusto estético de la hija de los reyes hachemitas, quienes horas más tarde aprovecharon para empaparse de glamour (aún más si cabe) y visitar la Fundación Louis Vuitton situada a las afueras de la capital francesa, tal y como puso de manifiesto la propia Rania a través de su cuenta en la red social Instagram.

Una buena forma de mostrarle a su hija una de las joyas de la arquitectura parisina moderna –obra de Frank Gehry– y que le sirve como destino vacacional antes de poner rumbo a Washington, donde la joven estudia junto a su hermano el príncipe Hussein en la Universidad de Georgetown.

Instagram
El redactor recomienda