Logo El Confidencial
se lo prohibió su equipo de seguridad

La fiesta de U2, Penélope y Bardem a la que Letizia no pudo asistir por orden de Zarzuela

Tras el concierto, los conocidos actores y los componentes de la banda musical decidieron continuar con la fiesta en un local de Barcelona. La Reina también quiso asistir pero no pudo

Foto: Bono, Javier Bardem, Penélope Cruz y la Reina Letizia en un montaje realizado por 'Vanitatis'
Bono, Javier Bardem, Penélope Cruz y la Reina Letizia en un montaje realizado por 'Vanitatis'

Barcelona. 10 de octubre de 2015. 22:00 horas de la noche. La banda musical U2 cierra en la Ciudad Condal uno de sus conciertos más esperados. Los miles de asistentes abandonan el Palau Sant Jordi con un sabor agridulce: la 'performance' ha sido espectacular, pero demasiado corta. Hay quienes tienen ganas de mucho más. Entre ellos se encuentran Javier Bardem y Penélope Cruz, que deciden irse a cenar con su gran amigo Bono y el resto de la banda a Boca Grande, uno de los restaurantes de moda de Barcelona al que suelen ser asiduos jugadores o exjugadores del Fútbol Club Barcelona como Carles Puyol o Gerard Piqué.

Tras la suculenta cena, que teniendo en cuenta los precios de la carta debió ascender a un buen pico, Bardem, Penélope, Bono y el resto de la banda deciden seguir con la fiesta en el mismo local y suben las oscuras escaleras –en las que se puede ver expuesto un auténtico Miró– que comunican Boca Grande con Boca Chica, la famosa coctelería del restaurante. Allí degustan todo tipo de cócteles, que son elaborados por algunos de los mejores cocteleros del mundo.

Mientras todo esto sucede en el paseo de la Concepción, un pequeño callejón contiguo al Paseo de Gracia, la Reina Letizia, que también se ha desplazado hasta Barcelona para presenciar el gran concierto de U2, se entera de la pequeña fiesta que Bono y sus amigos tienen montada en Boca Chica, así que decide acercarse para unirse. No obstante, los deseos de la Reina no pueden cumplirse por orden y mandato de un ente superior a ella: su equipo de seguridad.

Boca Chica
Boca Chica

Tas realizar las operaciones pertinentes por los alrededores y el interior de Boca Chica, los guardaespaldas de Doña Letizia le comunican que el lugar no es lo suficientemente seguro para que ella puede estar allí. Y es que el local se encuentra en un estrecho callejón con difícil salida. Asimismo, en su interior hay demasiadas personas y el control sobre si alguien se acerca demasiado a la esposa de Felipe VI sería bastante difícil. Su gozo en un pozo…. También los clientes del local están decepcionados. "La voz de que venía la Reina Letizia se corrió enseguida, pero finalmente no fue así. Según nos dijeron fue por motivos de seguridad. Fue una pena", asegura a 'Vanitatis' un testigo presencial.

Ubicación de Boca Chica
Ubicación de Boca Chica

Algo contrariada, la Reina decide poner rumbo al piso que su hermana Telma tiene en el barrio de Sarriá. Allí, Doña Letizia pasa la noche del sábado. El domingo, nada más amanecer, coge un vuelo regular para regresar a su casa de Madrid. Y es que todavía debe preparar muchas cosas para el día siguiente, pues es 12 de octubre, Día de la Hispanidad, y presidirá junto a su marido y sus dos hijas el desfile militar.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios