Logo El Confidencial
familia real sueca

¿Es Sofía Hellqvist o Miss Universo? El primer error de protocolo de la princesa de Suecia

La esposa de Carlos Felipe cometió varios fallos a la hora de colocarse las distinciones de la Orden de los Serafines

Foto: La princesa Sofía durante el acto (Gtres)
La princesa Sofía durante el acto (Gtres)

Como todas las primerizas, Sofía Hellqvist ya ha tenido su primer desliz con el protocolo. El pasado viernes, la nueva princesa sueca acompañaba a su marido, el príncipe Carlos Felipe, a la entrega de las Medallas de Oro de la Real Academia de Ingeniería y lo hacía luciendo un ajustadísimo vestido con el que ya se le marcaba la incipiente barriguita de su primer embarazo. Aunque fueron muchos los suecos a los que no les convenció el estilismo de Sofía por apretarle demasiado -sobre todo la zona de las caderas-, ha sido la mala utilización de las distinciones honoríficas de la casa real sueca lo que ha provocado que reciba numerosas críticas.

Comparativa de Magdalena luciendo adecuadamente las insignias y Sofía no
Comparativa de Magdalena luciendo adecuadamente las insignias y Sofía no

Sofía se colocó la banda de la Orden de los Serafines, la más importante de Suecia, de una forma incorrecta, algo que provocó que pareciera más una candidata a Miss Universo que una princesa real. Normalmente, este tipo de distinciones se 'acoplan' al vestido con la ayuda de algún broche. Así lo suelen hacer las damas de las distintas familias reales de Europa, excepto la Reina Letizia, quien en sus inicios solía utilizar un imperdible. Además de que la banda se le movía por no estar bien sujeta, la esposa de Carlos Felipe se la colocó tan mal que por la parte de atrás se le giró y le hacía un efecto de lo más extraño.

Pero ese no fue el único error protocolario de la princesa. La esposa de Carlos Felipe olvidó ponerse en la zona izquierda del pecho la insignia de la Orden de los Serafines, un distintivo en el que aparece la imagen del rey Carlos XVI Gustavo y que le fue concedida el mismo día de su enlace matrimonial. No fue hasta el bautizo del príncipe Nicolás, hijo de Magdalena y Chris O'Neill, cuando Sofía estrenó dicha insignia. Para compensar el olvido de ese distintivo, la princesa decidió colocarse la estrella de la misma orden, en cuyo interior puede leerse el monograma del nombre de Jesucristo, IHS (Iesus Hominum Salvator).

La princesa Sofía estrenando su insignia en el bautizo de Nicolás (Gtres)
La princesa Sofía estrenando su insignia en el bautizo de Nicolás (Gtres)

Letizia también se equivocó con el protocolo

Sofía no es la única princesa que ha cometido estos pequeños fallos en sus inicios. Sin ir más lejos, en 2006, la ahora Reina de España no estuvo acertada en una cena de gala ofrecida al presidente de Rusia, Vladimir Putin. La entonces princesa de Asturias creyó que la banda de la Orden de Carlos III no quedaba nada bien con el escote barco de su vestido verde botella firmado por Lorenzo Caprile, y decidió cortar la distinción y coserla al borde del vestido para así poder lucir hombros. La decisión de Doña Letizia no sentó nada bien a los expertos en protocolo, quienes catalogaron de “atrevimiento” ese hecho.

La entonces princesa de Asturias con la banda cortada (Gtres)
La entonces princesa de Asturias con la banda cortada (Gtres)

Descarga la APP de 'Vanitatis' en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios