Logo El Confidencial
ha sido protagonista de múltiples polémicas

Jaime del Burgo, un quebradero de cabeza permanente para la Casa Real

Desde que en 2002 Doña Letizia conoció al entonces príncipe de Asturias, el abogado ha estado indirectamente ligado a la Corona

Foto: Jaime del Burgo en un montaje realizado por 'Vanitatis'
Jaime del Burgo en un montaje realizado por 'Vanitatis'

Nueva polémica para Jaime del Burgo. El marido de Telma Ortiz, hermana de la Reina Letizia, vuelve a ocupar las noticias de los principales medios españoles. ¿El motivo? Del Burgo ha mandado un e-mail a la presidenta de Navarra, Uxue Barkos, para reprocharle la nueva medida que ha tomado, según la cual el padre del abogado, Jaime Ignacio del Burgo, quien fue el máximo mandatario de la comunidad durante los años 70, no contará ya con su propio guardaespaldas y con un coche oficial. “Que cargue sobre tu conciencia si algo le pasa a mi padre. Me la devolverás en vida. Cobarde”, le escribía el cuñado de Felipe VI a la presidenta a través de un correo electrónico. Ella ha considerado que estas palabras representan una amenaza y se ha querellado.

Desde que en 2002 Doña Letizia conoció al entonces príncipe de Asturias, Jaime ha estado indirectamente ligado a la Casa Real, primero por su amistad con la Reina y después por ser el marido de Telma Ortiz. Durante estos más de trece años, han sido muchos los quebraderos de cabeza y controversias que le ha traído a la institución. Hoy en 'Vanitatis' repasamos los cinco motivos por los que la Corona puede considerar a Del Burgo persona 'non grata'.

Jaime y Letizia en la única imagen en la que aparecen juntos (Gtres)
Jaime y Letizia en la única imagen en la que aparecen juntos (Gtres)

1. Intentó mejorar las capitulaciones matrimoniales de la Reina

Como ocurre en todas las monarquías, antes de celebrarse el enlace de los entonces príncipes de Asturias, Doña Letizia tuvo que firmar unas capitulaciones matrimoniales en las que se dejaba claro en qué situación personal y económica quedaría en caso de divorcio. Tal como asegura David Rocasolano en su libro 'Adiós, princesa', aquel contrato no convencía a la propia Letizia y para despejar sus razonables dudas llamó a su primo, abogado de profesión, para pedirle ayuda.

Este desaconsejó rotundamente firmar aquellas capitulaciones y Letizia, consciente de que su oposición no entraba en los planes, quiso una segunda opinión: la de Jaime del Burgo, quien le aseguró que a ella la debían “tratar mejor que a Lady Di”. Finalmente, y a pesar de de las contraindicaciones de su primo y sobre todo de su amigo, la Reina firmó las capitulaciones impuestas por la Casa Real para poder formalizar su relación con Felipe. En ellas se incluye, y este era el punto que más la preocupaba, que los hijos del matrimonio quedarían a cargo de Zarzuela en caso de divorcio.

2. Su estrecho vínculo con Letizia

La relación que mantenían Jaime y Letizia antes de que ella conociese a Don Felipe es, cuando menos, inquietante. Tal como cuentan Daniel Forcada y Alberto Lardiés en el libro 'La corte de Felipe VI', Jaime conoció a Letizia tras quedar impactado por su presencia en los informativos de TVE. Un día decidió llamar a Torrespaña y preguntar por ella: "¿Eres Letizia Ortiz? Soy Jaime del Burgo, abogado de Pamplona y me gustas mucho". A partir de entonces, dio comienzo su relación que, según aseguran algunos, fue más allá de una bonita amistad. Letizia y Jaime mantuvieron, según los mismos relatos, un romance amoroso durante varios meses.

A pesar de que esa relación sentimental terminó por decisión de la propia Letizia, los dos continuaron con su buena amistad. Prueba de ello es que la Reina lo escogió como su testigo de boda con Don Felipe. Tras su enlace matrimonial con el entonces príncipe de Asturias, el vínculo entre Letizia y Jaime continuó siendo de lo más estrecho, tanto que incluso algunos llegaron a asegurar que seguían teniendo citas secretas, unos rumores que no sentaron nada bien a la Casa Real, pues desprestigiaban la imagen de los entonces herederos de la Corona.

3. Boda secreta

La boda de Jaime del Burgo y Telma Ortiz no estuvo exenta de polémica. El amigo y la hermana de la Reina decidieron formalizar su relación tan solo dos meses después de iniciar su noviazgo. El lugar escogido para celebrar su matrimonio civil fue el monasterio de Leyre, en Navarra, ante la única presencia de familiares del novio y la hija de Telma. La revista '¡Hola!' fue la encargada de publicar las imágenes de la celebración y Jaime no tardó en enviar una misiva a un conocido periódico para condenar la actuación periodística.

Semanas más tarde, la pareja celebraba su boda religiosa en Roma, a la que la familia Borbón Ortiz acudió al completo. El enlace se celebró en un hotel de lujo del siglo XVII en el mar Tirreno, a 35 kilómetros de la capital italiana. Entre las celebraciones hubo una comida muy familiar en la que los invitados iban vestidos como cualquier día de playa y una gran cena de gala.

4. La Reina contra Jaime y Telma

La relación de Telma y Jaime con Letizia se fue enfriando con el paso del tiempo. La Reina se distanció de su hermana Telma y de su marido a raíz de conocer que era supuestamente el entorno de Del Burgo el que filtraba rumores de infidelidad de la entonces princesa a la prensa. Algunos de estos comentarios, de hecho, aseguraban que Letizia y Del Burgo, muy buenos amigos en otros tiempos, se seguían viendo con asiduidad. Ese distanciamiento se mantuvo hasta que en septiembre de 2014, Letizia citó al matrimonio en el palacio de la Zarzuela para 'limar' asperezas. Telma, Jaime y la esposa de Felipe VI pasaron 48 horas juntos conversando sobre todo lo sucedido y finalmente consiguieron arreglar la situación.

5. Luchando por su derecho a la intimidad

En mayo de 2012, Jaime del Burgo demostraba su fuerte carácter escribiendo una carta abierta en el diario ‘El Mundo’ en la que defendía “el derecho al honor y a la intimidad y a la propia imagen” de su mujer tras las “falsedades” vertidas por parte de los que califica como “medios basura”, que encuentran eco en “otros medios que no lo son tanto, o no lo eran en absoluto”. La misiva, al igual que la demanda que Telma puso contra la mayoría de medios españoles por vulnerar su derecho a la intimidad, tuvo la aprobación de la Reina Letizia, no así de la Casa Real, que suele ser más prudente y no meterse en esos escándalos. Los juzgados fallaron en contra de Telma. 

Y por último, claro, la citada querella por amenazas a la presidenta navarra. 'Vanitatis' se ha intentado poner en contacto con el abogado para pedirle su opinión al respecto, pero no ha respondido a nuestras llamadas. Eso sí, ha lanzado un mensaje en Twitter que tiene pinta de ser para Barkos. 

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios