Logo El Confidencial
A propuesta de la CUP

La moción que convirtió a Felipe VI en Felipe 1/3

Un ayuntamiento de Tarragona reduce el preceptivo retrato del Rey a tamaño carnet. De esta manera no se salta la legislación vigente, aunque su visibilidad sea nula

Foto: Imagen del salón de plenos del Ayuntamiento de Torredembarra (Foto: ©Guillem Bargalló)
Imagen del salón de plenos del Ayuntamiento de Torredembarra (Foto: ©Guillem Bargalló)

“Que la fotografía de Felipe VI de Borbón deje de presidir la sala de plenos del Ayuntamiento de Torredembarra (Tarragona) y, para seguir cumpliendo la legislación vigente, se coloque un retrato suyo, de la medida de una fotografía de carnet, sobre la puerta que da acceso a la sala de plenos del Ayuntamiento”. Con esa moción presentada por la CUP, Felipe VI acaba de convertirse en Felipe 1/3.

La propuesta fue sometida a votación y aprobada en el pleno el pasado 31 de julio, si bien la medida acaba de ejecutarse, tal como adelanta el diario 'Nació Digital'. Votaron a favor ERC, ABG (Alternativa Baix Gaià), CDC y, obviamente, la propia CUP. En contra, Ciutadans, UDC y el PP. Se abstuvieron PSC y Avui Democràcia. Desde 'Vanitatis' nos hemos puesto en contacto con el Ayuntamiento y su alcalde, Eduard Rovira (ERC), nos explica el por qué de esta ‘jibarización’ del jefe del Estado y del presidente (en funciones) de la Generalitat: “La reducción es para simbolizar el alejamiento que tenemos del Estado muchos municipios catalanes, del mismo modo que se cuelgan banderas esteladas. Pertenecemos a la Asociación de Municipios por la Independencia y hacemos gestos en ese sentido o, como mínimo, del derecho al decidir. No sentimos alejados de las políticas del Estado y del Reino de España. Se aprobó la moción y yo debo cumplirla”.

¿Molestará este gesto simbólico a sus protagonistas? “No queremos tampoco que se considere una injuria contra el Rey y como la ley dice que su imagen debe estar en un lugar preferente, si lo pongo más pequeño que otra imagen, la preferencia se le concede al otro. No hay una pared principal ni un lugar preferente en nuestro ayuntamiento, como lo habría en una iglesia, así que entiendo ese significado en cuestión de las dimensiones. Ni quiero incumplir la ley ni injuriar o insultar a nadie. Por obligación, pongo a Artur Mas al mismo tamaño. No sé si se ha enterado y si le molesta; de ser así, se lo explico personalmente sin ningún problema. Algún concejal que era de CDC me ha criticado: “A Mas no lo toques”. Mas es igual que el otro, no quiero insultar ni menospreciarlo. Lo pongo a la medida que toca por la cuestión de la preferencia. Y si la ley me permitiese no poner ninguno, no pondría ninguno”.

El asunto puede parecer una broma de no ser porque el icono del jefe del Estado en las instituciones es algo muy serio: la delegada del Gobierno en Barcelona, María Llanos de Luna, presentó ayer una demanda contra el Ayuntamiento por la retirada del busto del Rey Juan Carlos en julio pasado sin que haya sido repuesto aún por efigie, foto o retrato de su hijo, actual monarca.

Descarga la APP de 'Vanitatis' en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios