Guerra en Suecia: el pequeño 'golpe de Estado' de las hermanas del rey Carlos Gustavo
  1. Casas Reales
familia real sueca

Guerra en Suecia: el pequeño 'golpe de Estado' de las hermanas del rey Carlos Gustavo

Margaretha, Birgitta, Dèsirée y Christina creen que la Corona sueca las ha dejado de lado. Consideran que sus sobrinos tienen mucha más libertad que ellas

Foto: De izquierda a derecha: Christina, Dèsirée, Birgitta y Margaretha (Gtres)
De izquierda a derecha: Christina, Dèsirée, Birgitta y Margaretha (Gtres)

Nuevo frente en la casa real de Suecia. Si el rey Carlos XVI Gustavo no tenía suficiente con su hija Magdalena, a quien los suecos critican constantemente por su forma de vida y por desentenderse de los asuntos reales, y con el turbio pasado de su nuera Sofía, ahora son sus hermanas -Margaretha, Birgitta, Dèsirée y Christina-las que han protagonizado una nueva polémica. Según asegura la revista especializada en monarquía 'Svensk Damn', las cuatro hermanas del monarca,conocidas popularmente como las princesas de La Haga, ya que se criaron en ese palacio,consideran que han sido marginadas por parte de la Corona y están dispuestas a reclamárselo a su hermano.

Aunque nacieron antes que el rey Carlos XVI Gustavo, las cuatro princesas nunca estuvieron presentes en la línea de sucesión al trono porque así lo prohibía la Constitución. Margaretha, Birgitta, Dèsirée y Christina tuvieron que presenciar, al igual que muchas mujeres a lo largo de la historiaantes que ellas, cómo su hermano pasaba por delante de sus derechos por el simple hecho de ser hombre. El vacío hacia las princesas de La Haga continuó años más tarde.

Tanto la princesa Margaretha como las princesasDèsirée y Christinaperdieron sus respectivostratamientos de Alteza Real como consecuencia de sus matrimonios morgánaticos, es decir,se casaron con hombres de rango social inferior. No así, la princesa Birgitta, quien contrajo nupcias con el príncipe Juan Jorge de Hohenzollern. A pesar de su estatus, ninguno de los hijos de las cuatro princesas posee un título relacionado con Suecia, ya que en esa época era impensable que el vástago de una mujer pudiera tener algún tipo de reconocimiento.

Actualmente, las princesas de La Haga han visto cómo todo lo que a ellas se les prohibió lo están llevando a cabo sus sobrinos, los hijos de Carlos XVI Gustavo. Aparte del cambio de la Constitución que permitió a las mujeres -en este caso Victoria, como heredera, y Magdalena- estar presentes en la línea de sucesión al trono, los nuevos príncipes suecos han hecho lo que les ha venido en ganay siempre se les ha permitido todo sin tener ningún tipo de consecuencia.

Uno de los factores por los que las cuatro princesas están enfadadas es por las licencias concedidas al príncipe Carlos Felipe. El hijo de Carlos Gustavo y Silvia contrajo matrimonio con SofíaHellqvist, una mujer de pasado turbulento. No solo se le permitió esa boda, sino que a la joven se leconcedió el título de su alteza real laprincesa Sofía de Suecia.

Algo similar les ocurre con la princesa Magdalena de Suecia. Margaretha, Birgitta, Dèsirée y Christina no entienden por qué su sobrina sigue recibiendo una paga por parte del Estado si no desarrolla ningún tipo de papel institucional. Asimismo, les parece de lo más injusto que los hijos de Magdalena, Leonore y Nicolás, ostenten sendos títulos reales y ducados mientras que a sus vástagos no se les tuvo en cuenta para nada. Tal como asegura 'Svensk Damn', ese enfado provocó que tres de ellas -Birgitta, Dèsirée y Christina- no asistieran al bautizo del benjamín de Magdalena. Desde Vanitatisnos hemos puesto en contacto con la princesa Birgitta, quien reside en Mallorca, para saber qué hay de cierto en estas afirmaciones, pero la princesa no ha querido hacer declaraciones.

Descarga la appde Vanitatisen tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Princesa Magdalena de Suecia Rey Carlos Gustavo de Suecia Príncipe Carlos Felipe de Suecia