Logo El Confidencial

El príncipe Joaquín se embolsa 24 millones de euros 'aprovechándose' de la Corona

El hijo de Margarita de Dinamarca acaba de vender 600 hectáreas que lo rodean por 97 millones de coronas danesas, unos 14 millones de euros

Foto: El príncipe Joaquín y su familia en su nueva casa
El príncipe Joaquín y su familia en su nueva casa

A finales de 2014, Joaquín de Dinamarca y su familia dejaron su castillo de Schackenborg para mudarse a una casa de Copenhague valorada en 4,7 millones de euros. Según la versión oficial proporcionada por la Corona, la decisión fue tomada por el propio príncipe, quien consideraba que al existir tanta distancia entre su residencia y la capital, lugar donde se celebran habitualmente los actos que tanto él como su mujer, la princesa Marie, presiden, el tema del desplazamiento era bastante incómodo. Sin embargo, algunos medios especularon con que la mudanza se debía a problemas económicos del príncipe. Y parece que tenían razón.

Tras vender el castillo por unos 13,4 millones de euros, ahora Joaquín acaba de vender 600 hectáreas que lo rodean por 97 millones de coronas danesas, unos 14 millones de euros. Así pues, el hijo de la reina Margarita II y el príncipe Enrique se ha embolsado en menos de un año más de 24 millones de euros, una cuantiosa cifra que le ayudará a solventar sus problemas económicos provocados, entre otras muchas cosas, por su mala organización y por su lujoso tren de vida. 

Castillo de Schackenborg
Castillo de Schackenborg

La decisión de Joaquín de quedarse con los 25 millones de euros no ha sentado nada bien a los daneses. Y es que el castillo de Schackenborg y las tierras que lo rodean pertenecen desde hace años a la Corona y no son propiedad exclusiva del príncipe. Es cierto que la reina Margarita se lo cedió como residencia y allí Joaquín creó un negocio agrícola. Sin embargo, si iba a mudarse, la propiedad debería haber vuelto a la Casa Real para que en el futuro la disfruten otros miembros de la familia. 

Aparte de los reproches por el dinero recibido, Joaquín también ha sido criticado por mudarse de Schackenborg, ya que son muchos los daneses que creen que los miembros de su familia real deberían estar repartidos por todo el país y no solo en Copenhague. Los ciudadanos de Jutlandia, isla donde se encuentra Schackenborg, son a los que peor les ha parecido la noticia, ya que se sienten traicionados por Joaquín, quien heredó el castillo cuando solo tenía 9 años. Fue su madre, la reina Margarita, quien se lo otorgó para evitar que sintiera celos de su hermano. Y es que desde pequeño, Joaquín se sentía algo celoso porque Federico iba a ser rey y él no.

La nueva casa de Joaquín de Dinamarca
La nueva casa de Joaquín de Dinamarca

Descarga la APP de Vanitatis en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios