Caos en el colegio de la princesa noruega tras un disparo de uno de sus escoltas
  1. Casas Reales
familia real noruega

Caos en el colegio de la princesa noruega tras un disparo de uno de sus escoltas

El guardaespaldas de la hija de Haakon y Mette-Marit se encontraba en la caseta de vigilancia adjunta al colegio cuando, sin querer, se le disparó la pistola contra una pared

Foto: La princesa Ingrid Alexandra en un montaje realizado por Vanitatis
La princesa Ingrid Alexandra en un montaje realizado por Vanitatis

Gran sobresalto en Noruega. El guardaespaldas de Ingrid Alexandra, hija de los príncipes herederos Haakon y Mette-Marit y futura reina del país, provocó una gran alarma en el colegio al que acude la princesa. Como cualquier día lectivo, los más de 600 alumnos de la EscuelaInternacional de Oslo de Bekkestua, Ingrid Alexandra incluida, acudieron a clase a las 7:00 de la mañana. Todo iba con total normalidad hasta que a las 8:50 horas un fuerte ruido parecido a un disparo alteró el funcionamiento de las aulas. Como suele ocurrir en este tipo de situaciones, los responsables del centro, al no saber con certeza lo que estaba sucediendo, decidieron evacuar el colegiotemiendo algún tipo de desgracia. No obstante, descubrieron que todo el escándalo había sido provocado por el escolta que acompaña a la princesa al colegio diariamente.

placeholder Escuela Internacional de Oslo de Bekkestua
Escuela Internacional de Oslo de Bekkestua

Según pudo saber el cuerpo policialque fue enviado al centro escolar, el guardaespaldas de Ingrid Alexandra se encontraba en la caseta de vigilancia adjunta al colegio cuando, sin querer, se le disparó la pistola contra una pared. "Todavía se sigue trabajando en el caso. No entendemos cómo el arma del escolta de la familia real noruega pudo accionarse por accidente", aseguró el jefe de la policía. Por su parte, la directora de la escuela no quiso darle mayor importancia al incidente, ya que cree que podría darle mala imagen al centro: "No había ningún peligro para los estudiantes o personal de la escuela ya que esto sucedió dentro de la caseta de vigilancia". La casa real de Noruega no ha querido pronunciarse acerca del asunto, aunque son muchos los medios de comunicación que aseguran que el guardaespaldas protagonista ha sido despedido de su puesto de trabajo.

Colegio privado con polémica

Desde septiembre de 2014, la princesa Ingrid Alexandra acude a la EscuelaInternacional de Oslo,donde se encuentra cursando su educación secundaria. La elección de este colegio por parte de los príncipes herederos causó mucho malestar en Noruega, ya que es un centro privado. La decisión causó malestar enlos políticos de estepaís en el que lo más habitual es estudiar en colegios públicos. La actual primera ministra, Erna Solberg, explicó que ella nunca ha considerado la posibilidad de escoger un colegio privado para sus hijos, mientras que unmiembrodel partido laboristaaseguró que la opción escogida por Haakon y Mette-Marit es"un paso claro para alejarse de la gente yun paso adelante para la abolición de la monarquía".

El descuido del guardaespaldas de Amalia de Holanda

En el mes de diciembre, otro miembro de la seguridad de un 'royal'sufrió un descuido en un colegio.Laescolta de la princesa Amalia de Holanda, responsable de la seguridad de la heredera al trono, dejó olvidada su pistola en el baño del Christelijk Gymnasium Sorghvliet, escuela a laque acude la hija deGuillermo Alejandro y Máxima. El arma estaba cargada y fue hallada por un grupo de alumnas del instituto en el baño.La Policía se vio obligadaa emitir un comunicado en el que consideraba el episodio como "grave", si bienno sancionabaa la agentepor su fallo. Eso sí, abrió una investigación interna en el Servicio de Vigilancia y Seguridad, cuerpo dedicado a proteger a los miembros de la Casa Real.

¿Tienes un dispositivo móviliOSoAndroid?Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS,pincha aquí,y para Android,aquí.

Noruega Ingrid Alexandra de Noruega Haakon de Noruega Sonia de Noruega
El redactor recomienda