Logo El Confidencial
REAPARECE EN EL OPEN DE TENIS DE MONTECARLO

Charlène de Mónaco recupera sus anillos y entre ellos no está su alianza de casada

La princesa volvió a prescindir del anillo de boda que Alberto II le entregó hace ya casi cinco años. La palabra 'crisis' suena cada vez con más fuerza en el principado

Foto: Charlène de Mónaco en el Open de Tenis de Montecarlo (Gtres)
Charlène de Mónaco en el Open de Tenis de Montecarlo (Gtres)

Charlène de Mónaco ha vuelto. Tras varias semanas 'desaparecida' de la agenda oficial, la exnadadora recuperaba su labor institucional acudiendo junto al príncipe Alberto a la final de tenis de Montecarlo que se adjudicó Rafa Nadal. Luciendo un dos piezas azul marino que combinó con una camiseta blanca, unos salones bicolor en amarillo y plata de Dior y unas originales gafas de sol con espejos polarizados, Charlène dio una imagen de lo más moderna y actual. Aunque su estilismo fue rompedor, no fue lo más comentado de la jornada, pues los 'flashes' se centraron en una zona concreta de su cuerpo: sus manos.

Los príncipes de Mónaco felicitan a Nadal por su triunfo (Gtres)
Los príncipes de Mónaco felicitan a Nadal por su triunfo (Gtres)

Eran muchos los que querían saber si la princesa seguía sin lucir su alianza de casada. Fue a finales de marzo cuando Charlène, en una procesión de Semana Santa, apareció por primera vez sin esa importante joya. Entonces ya surgieron rumores de que eso podía ser un símbolo de que su matrimonio no va del todo bien. Y ahora parece confirmarse, pues nuevamente apareció sin la alhaja. Lo más llamativo es que la princesa sí llevaba otro anillo: uno de diamantes y oro blanco. Con este detalle, queda descartada la teoría acuñada por algunos de que no luce la alianza porque 'pasa' de las joyas.
 

Un matrimonio polémico

Los príncipes de Mónaco en el Open de Tenis de Montecarlo (Gtres)
Los príncipes de Mónaco en el Open de Tenis de Montecarlo (Gtres)

El distanciamiento entre Alberto y Charlène es cada vez más evidente y la palabra 'crisis' cada vez suena con más fuerza en el principado. Desde el palacio de Mónaco no se han pronunciado sobre el asunto y es muy probable que no lo hagan, pero ya hay voces que aseguran que el supuesto contrato prenupcial que firmó Charlène ya está terminando y que pronto podrá pedirle la separación a Alberto, si eso es lo que realmente desea.

Cuando en julio de 2011 el príncipe y la exnadadora se casaron, salió a la luz que ella había firmado unas cláusulas matrimoniales por las que debía permanecer por lo menos cinco años con Alberto y debía darle un heredero. Con el nacimiento de los príncipes Jacques y Gabriella, la continuidad de los Grimaldi ya está asegurada y dentro de apenas cuatro meses habrá pasado un lustro desde su enlace, así que a efectos prácticos la princesa Charlène ya habría cumplido con los requisitos del contrato.

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios