Logo El Confidencial
la baronesa, ausente en la fiesta de doña pilar

Doña Sofía y Tita Cervera: historia de una relación fría y cordial

Los intentos de la baronesa de acercarse a la Familia Real han sido infructuosos a lo largo de décadas pese a que tanto ella como el barón Thyssen eran muy amigos del marido de doña Pilar y de don Juan de Borbón

Foto: Doña Sofía y Tita Cervera en una imagen de archivo (Gtres)
Doña Sofía y Tita Cervera en una imagen de archivo (Gtres)

El 80 cumpleaños de la infanta Pilar de Borbón iba a ser el escenario de muchos encuentros. Efectivamente lo fue, pero también llamó poderosamente la atención la ausencia de ciertas personalidades. En esta reunión faltaba, por ejemplo, Tita Cervera, que fue una gran amiga del marido de doña Pilar, Luis Gómez-Acebo. Según comentaba esta semana Pilar Eyre, la razón estaría en que la Reina Doña Sofía "aborrece" a la baronesa Thyssen, algo que la propia escritora y periodista confirma a este medio. "Hace muchos años que esto es así. Todos los intentos de la baronesa de acercarse a la Familia Real han sido infructuosos pese a que tanto ella como el barón Thyssen eran muy amigos del marido de doña Pilar y de don Juan de Borbón", añade. Lo cierto es que la lejanía y la "fría relación" entre Tita y los Borbones, especialmente Doña Sofía, viene de largo.

Mallorca, por ejemplo, fue el escenario de un "desencuentro" hace varios años. Hace un par de décadas, en el restaurante Flanigan, Tita intentaba acercarse a los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía durante una cena. Finalmente, no pudo acercarse a ellos. La Reina emérita no parecía tener demasiada simpatía hacia alguien como ella. Esta anécdota, narrada en 'Secretos y mentiras de la Familia Real' (Pilar Eyre, 2006), ejemplifica que la relación era de todo menos idílica. Para explicarla, hay que remontarse a los años en los que Tita y el barón Thyssen eran tan amigos de don Juan de Borbón. Durante las estancias del padre de Don Juan Carlos en Marbella, el matrimonio le agasajaba con cenas y todo tipo de atenciones. También había paseos en barco y animadas reuniones en las que se acabó forjando una amistad con Luis Gómez-Acebo. Esa fraternidad entre el marido de doña Pilar y los Thyssen fue la que hizo que él fuese padrino de bautismo de Borja en Nueva York. Sin embargo, a doña Pilar nunca pareció gustarle demasiado que su marido fuese amigo de la pareja, y menos aún de una exmodelo como Carmen Cervera. Muerto Gómez-Acebo y muerto don Juan, todo cambió para Tita.

Los Reyes y Tita Cervera en la inauguración de la exposición de Gauguin (Gtres)
Los Reyes y Tita Cervera en la inauguración de la exposición de Gauguin (Gtres)

Si ni la infanta Pilar ni Doña Sofía veían con buenos ojos a Tita Cervera, la falta del apoyo del duque de Badajoz acabó por ocultar aún más la presencia de Tita entre la Familia Real. "Había un busto de don Juan que se iba a mostrar en la cena de inauguración de la casa de Madrid de Tita. Los Reyes acudieron, pero todo fue muy frío. Esa fue una de las pocas ocasiones en las que se ha podido ver juntas a la baronesa y a Doña Sofía, que es muy exigente con su círculo de amistades", recuerda Pilar Eyre. La cena de gala de la ampliación del Museo del Prado en 2007, los Premios Montblanc de Cultura en 2011, la inauguración de la exposición de Antonio López o Gauguin en 2012 han sido otras de las escasas ocasiones en las que la baronesa y la Reina emérita han coincidido en la foto.

Un largo cortejo a la Familia Real 

Carmen Cervera en una imagen de archivo (Gtres)
Carmen Cervera en una imagen de archivo (Gtres)

Muchos recuerdan también el cortejo de Carmen Cervera hacia los Borbones con varios actos muy significativos. En una ocasión, por ejemplo, Luis Gómez-Acebo anunció a Don Juan Carlos y Doña Sofía que pronto llegaría a la Zarzuela un obsequio de parte de la baronesa. Los Reyes eméritos no sabían qué habría pasado por la cabeza de Carmen Cervera a la hora de organizar un presente para ellos. ¿Sería un coche? ¿Un artículo de lujo? Finalmente, se trataba de un libro y parece que, según aquellos que recuerdan la anécdota, "ambos respiraron tranquilos", temerosos de que el ofrecimiento de Tita fuese "excesivo". Las crónicas también recogen aquella ocasión en la que la baronesa intentó comprar el palacio de Maricel en Mallorca. La razón de la compra parecía clara: estaba cercano a Marivent y podría haber hecho más próxima la relación entre ella y los Reyes. Sin embargo, aquella compra nunca se efectuó.

Hoy por hoy, fuentes del entorno de Carmen Cervera argumentan que el alejamiento entre ella y la Familia Real podría explicar, aparte de su ausencia en el cumpleaños de la infanta doña Pilar, "que ella no tenga otro título, mereciéndolo como lo merece por haber traído a España esa colección de arte" o que la baronesa no acabe de entrar en los círculos de la alta sociedad española "y se la vea sola, navegando en su yate únicamente con sus hijas". Una serie de hechos que han alejado a una de las mecenas más importantes de nuestro arte de unos Borbones a los que les cuesta incluirla entre los suyos.

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios