Logo El Confidencial
YA HA SALIDO LA RESOLUCIÓN JUDICIAL

La infanta Elena se esconde en Baqueira, mientras el 'huracán Nóos' azota a su familia

Nada más conocerse que la infanta Cristina se libra de prisión, aunque su marido deberá cumplir seis años y tres meses entre rejas, la infanta Elena ha hecho las maletas para disfrutar de un día de esquí deslizándose ladera abajo con su hija

Foto: La infanta Elena en una imagen de archivo en Baqueira Beret (Gtres)
La infanta Elena en una imagen de archivo en Baqueira Beret (Gtres)

Todos hablan sobre la resolución judicial del 'caso Nóos', en el que la infanta Cristina ha sido declarada absuelta y deberá pagar tan solo 265.000 euros en concepto de responsabilidad civil, mientras que su marido, Iñaki Urdangarin, ha sido condenado a seis años y tres meses de prisión y una multa de 512.000 euros. Todos, menos la infanta Elena, que ha decidido poner distancia de por medio, concretamente 572 kilómetros, y escaparse a Baqueira Beret junto a su hija, Victoria Federica, para alejarse del foco mediático que se cierne sobre su familia.

La infanta Elena ha permanecido inactiva en cuanto a apariciones públicas durante varias semanas, pero casualmente ha retomado su agenda pública en la semana en la que se decidía el futuro judicial de los exduques de Palma. Dos actos no oficiales en los que la primogénita del Rey don Juan Carlos ha ofrecido su imagen más cercana y natural, que resalta frente al nerviosismo que se presupone al tener a su hermana sentada en el banquillo de los acusados a la espera de que la justicia decida su nivel de implicación en la trama que ha desestabilizado los pilares mismos de la institución monárquica en España.

La infanta Elena deslizándose por las pistas de Baqueira (Gtres)
La infanta Elena deslizándose por las pistas de Baqueira (Gtres)
Ahora que el temporal comienza a alejarse y su hermana se ha librado de estar entre rejas, la duquesa de Lugo ha decidido tomarse un respiro deslizándose por las pistas de Baqueira, como así ha podido confirmar Vanitatis en exclusiva. La infanta Elena ha optado por la pista de esquí de Bonaigua, por donde se ha deslizado junto a su hija y sin la presencia de escoltas o secretarios que llamen la atención de otros esquiadores. Tal y como cuentan a Vanitatis fuentes presenciales, Doña Elena ha logrado pasar desapercibida gracias a su atuendo completamente negro, con casco y gafas a juego que evitaban que su presencia fuese advertida. También ha ayudado el hecho de que el viernes los niños no tuviesen clases en el colegio, por lo que muchas familias han abarrotado este fin de semana las pistas de Baqueira y, con tanto trajín, ha facilitado que la hermana del Rey se convirtiese en una más ladera abajo.

También ha sido vista cogiendo el telesilla de La Peulla acompañada de un hombre mayor, a quién no le han puesto rostro, pero que no se trataría de Carlos García Revenga, su secretario personal y su fiel compañero en este tipo de excursiones privadas a la nieve. Comparten ocio, también problemas, pero en esta ocasión la infanta ha preferido optar por la discreción y reducir la comitiva al mínimo para no despertar el interés de los allí congregados, en un momento en el que el foco mediático está irremediablemente puesto sobre los Borbón-Urdangarin.

La infanta Elena y su hija en un telesilla de Baqueira (Gtres)
La infanta Elena y su hija en un telesilla de Baqueira (Gtres)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios