Logo El Confidencial
familia real española

La intrahistoria de la última foto triunfal de la Reina Letizia en Holanda

Los Reyes llegaron a La Haya el sábado a media tarde y regresaron a España el domingo por la mañana. Son los únicos invitados a la fiesta de los que hay fotografías

Foto: Los Reyes a su salida del hotel Des Indes. (Gtres)
Los Reyes a su salida del hotel Des Indes. (Gtres)

Trece años después de su paseíllo triunfal hacia la catedral de Copenhague para asistir a la boda de Federico y Mary de Dinamarca, Doña Letizia volvía a cosechar éxitos ante la realeza con un impactante look y lo hizo de nuevo vestida de rojo. La noche del pasado sábado, los Reyes asistieron a la fiesta que se celebró con motivo del 50 cumpleaños del rey Guillermo Alejandro en los establos del palacio de Noordeinde. Ya se anunció meses antes que sería una celebración privada y por ese motivo la casa real tan solo publicó dos imágenes: una en la que aparecen los reyes con sus tres hijas y otra de ellos bailando. Nada del resto de los invitados, salvo de Felipe VI y Doña Letizia, a quienes los fotógrafos acecharon a la salida de su hotel. En Vanitatis te contamos la intrahistoria de esta última aparición estelar de la Reina.

A pesar de que se publicó que Don Felipe y Doña Letizia viajarían a Holanda junto a sus hijas para celebrar allí el décimo cumpleaños de la infanta Sofía, finalmente no fue así. Los Reyes llegaron a La Haya a media tarde del sábado, perdiéndose así las actividades matutinas que Guillermo Alejandro y Máxima habían preparado, como una jornada de deportes en la playa de Róterdam a la que sí asistieron los herederos de Suecia o el gran duque de Luxemburgo. A diferencia de los otros invitados, que se alojaron en palacio, los Reyes optaron por el hotel Des Indes, un lujoso hotel de cinco estrellas ubicado en el centro de la capital holandesa y cuyo precio por noche en una suite es de 554 euros.

El interior del hotel Des Indes.
El interior del hotel Des Indes.

Tras enfundarse su vestido de Stella McCartney, peinarse a lo Rita Hayworth y pintarse los labios en color rojo pasión (dientes incluidos), Doña Letizia abandonó el hotel junto a Don Felipe rumbo al palacio de Noordeinde, ubicado a tan solo 800 metros. Aunque su llegada al hotel fue muy discreta (no hay imágenes), su salida fue de lo más espectacular, pues a las puertas les esperaban varios fotógrafos y curiosos que, de forma que aún se desconoce, sabían que se alojaban allí y que iban a abandonar el recinto en breve. Con una sonrisa y como si de dos actores de Hollywood se tratara, los Reyes posaron varios segundos para las cámaras para acto seguido montarse en el coche que les llevó hasta palacio. Por este motivo tenemos imágenes de Felipe y Letizia y no del resto de los invitados.

Una publicación compartida de Royal Buzz (@royal.buzz) el

Cuando terminó la fiesta, los Reyes regresaron al hotel, donde curiosamente no les esperaban ya los fotógrafos. Tampoco a la mañana siguiente cuando se dirigieron hasta Villa Eikenhorst, la residencia de Guillermo Alejandro y Máxima, para asistir a un brunch. De allí ya se fueron directos al aeropuerto y regresaron a España.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios