Logo El Confidencial
POR PUBLICAR FOTOS EN TOPLESS EN 2012

El príncipe Guillermo pide 1,5 millones a 'Closer' por 'desnudar' a Kate Middleton

A pesar de que han pasado cuatro años de su publicación, ahora el heredero al trono británico ha decidido emprender acciones legales contra la revista gala que sacó en topless a su esposa

Foto: Los duques de Cambridge en una imagen de archivo. (Gtres)
Los duques de Cambridge en una imagen de archivo. (Gtres)

El príncipe Guillermo de Inglaterra está decidido a defender el honor de su mujer, Kate Middleton, con uñas y dientes. Una intención que pasa por reclamarle judicialmente a la revista 'Closer' una indemnización de un millón y medio de euros por la osadía que supuso sacar en septiembre de 2012 a su esposa en topless. Unas imágenes de la duquesa de Cambridge con el torso desnudo mientras tomaba el sol, que vieron la luz generando un gran revuelo en la opinión pública británica. Con ello, también solicita 42.000 euros al diario 'La Provence' por abrir su número del mismo mes con unas instantáneas captadas en la misma jornada, pero con sus senos cubiertos por la parte superior de su bikini.

Ha sido el hijo de Lady Diana quien ha presentado la demanda en Nanterre, región a las afueras de París, en nombre de su mujer. Lo hizo mediante un portavoz que leyó en francés su postura ante tal agravio en el derecho al honor de la madre de sus dos hijos: “La manera clandestina en la que se tomaron estas fotografías fue particularmente impactante para nosotros, ya que violó nuestra privacidad”, mantiene el heredero al trono británico, que dotó de mayor fuerza a sus palabras al recordar lo mal que lo ha pasado tiempo antes por el asedio de la prensa que, entre otras cosas, precipitaron la muerte de su madre en un accidente de tráfico en París en agosto de 1997: “Nos recuerda el acoso que condujo a la muerte de mi madre, la princesa Diana de Gales”.

Imagen de la portada de la polémica de la revista 'Closer'.
Imagen de la portada de la polémica de la revista 'Closer'.

Las instantáneas de la polémica fueron captadas en septiembre de 2012, cuando los duques de Cambridge se tomaron unos días de asueto en el Château d'Autet, popular castillo de la Provenza, propiedad del vizconde David Linley, sobrino de la reina Isabel II. La queja del príncipe Guillermo se sustenta no solo en la vulneración del honor de su mujer, sino también en que las imágenes fueron captadas mediante teleobjetivo a más de un kilómetro de distancia, mientras el matrimonio disfrutaba de los lujos de este enclave del sureste francés. Una acción que desde el minuto uno fue tachada por el Palacio de Buckingham como una “invasión grotesca e inadmisible de la privacidad”.

La revista francesa 'Closer' cuenta con una edición británica, pero esta no publicó las imágenes al considerarlas inapropiadas para su público. Aun así, estas fotografías sí vieron la luz en otros países más allá del territorio galo, apareciendo en medios italianos e irlandeses. Ahora, cuatro años después de este desaire real, el caso ya está puesto en manos de la justicia y las cifras que se manejan como posibles indemnizaciones podrían poner en jaque la continuidad de la citada revista.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios