Logo El Confidencial
SU ADOLESCENCIA FUE MUY COMPLICADA

El drama de Victoria de Suecia con su desorden alimenticio (según ella misma)

La autoestima de la princesa sueca estaba por los suelos cuando comenzó a tener problemas con su peso y la comida. Ella habla de este tema tabú con motivo de su 40 cumpleaños

Foto: La princesa Victoria de Suecia en una imagen de archivo. (Gtres)
La princesa Victoria de Suecia en una imagen de archivo. (Gtres)

La princesa Victoria de Suecia se acerca peligrosamente a los 40 años, ya que el próximo 14 de julio cambiará de dígito e iniciará una nueva etapa en su vida en la que desea dejar atrás todo lo malo y recibir con los brazos abierto todo lo positivo que esté por venir. Es por ello que ha decidido abrir su alma de par en par y tratar algunas cuestiones que, hasta hace poco tiempo, ni tan siquiera quería mencionar. Lo ha hecho a través de un documental en el que se recorren con detalle los capítulos más importantes de su vida, con una parada obligatoria en aquellos años en los que fue víctima de desórdenes alimenticios que pusieron su vida en peligro: “He pasado un tiempo difícil”, reconoce.

Cuando aún era una adolescente, la princesa Victoria no tenía una buena percepción de sí misma y quiso atajar por la vía más problemática. Su físico la obsesionaba hasta tal punto que no le importó comprometer su integridad física con tal de bajar unos kilos y acercarse más a los cánones de belleza de hace dos décadas, donde la delgadez estaba considerada un plus. Por fortuna esta concepción ha ido cambiando y se estilan más las mujeres que potencian sus curvas y sacan partido a sus atributos, mientras disimulan sus imperfecciones.

Victoria de Suecia antes y después de sus problemas alimenticios.
Victoria de Suecia antes y después de sus problemas alimenticios.

Sin embargo, ella no fue capaz de dominar la situación y cayó en un bucle sin fin del que no pudo salir hasta que realmente se sintió en equilibrio con ella misma. “Pasé por momentos difíciles. Necesitaba tiempo para resolver las cosas y recuperar mi equilibrio, conocerme a mí misma, descubrir dónde estaban mis límites, no presionarme demasiado”, explicaba la hija del rey Carlos Gustavo y la reina Silvia de Suecia.

Para salir del hoyo contó con ayuda profesional, que le asesoró no solo a nivel personal para aceptar quién era y conocer quién quería ser en el futuro, sino que además tuvo que ser asesorada en cuestiones nutricionales y deportivas. Es ahí precisamente donde entró en escena quien años después se convertiría en su marido y padre de sus dos hijos, Daniel Westling, su entrenador personal y un hombre con el que encontró la estabilidad que durante años estaba buscando desesperadamente para superar sus problemas de autoestima.

Se conocieron en 2002 y tras meses de trabajo en común entre pesas y demás aparatología deportiva surgió el amor, que finalmente terminó en boda ocho años después. “Con Daniel tenía una amistad muy fuerte que creció y que hoy forma la base de nuestro amor. Él es una persona sabia y me siento bien cuando le tengo cerca”, reconoce en la entrevista que ha realizado para acercarse a su pueblo con motivo de su 40 cumpleaños.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios