Familia Real Española: Juan Urdangarin, la víctima silenciosa del caso Nóos, cumple 18 años . Noticias de Casas Reales
llega a la mayoría de edad

Juan Urdangarin, la víctima silenciosa del caso Nóos, cumple 18 años

Así es el nieto preferido de la reina Sofía y así celebrará su aniversario

Foto: Juan Valentín Urdangarin durante este verano. (Gtres)
Juan Valentín Urdangarin durante este verano. (Gtres)

Juan, el primogénito de la infanta Cristina y Urdangarin, ya es mayor de edad y celebrará su cumpleaños en Ginebra junto a sus amigos y con la visita de la reina Sofía. Los que lo han tratado lo definen como un chico muy unido a su madre, tímido, con un sentido del humor especial y responsable en sus estudios y en la relación con sus hermanos. Tiene adoración por Irene, la pequeña de la casa, a la que solía acompañar al cine en Ginebra cuando el resto de los hermanos querían ver películas de acción. Con Pablo, el segundo, tiene menos afinidad porque a este le cuesta más asumir la autoridad del mayorazgo.

Este organigrama, consistente en que el mayor cuida de los pequeños (eso es justo lo que hace Juan) ha sido una constante en el clan Urdangarin y sigue funcionando en la actualidad. Cuando se hizo público el caso Nóos y más tarde la imputación, amigos y conocidos abandonaron a su suerte al matrimonio. Se cerraron la puertas de Zarzuela y los únicos apoyos que recibieron Cristina e Iñaki fueron por parte de la familia del exduque. Mikel, Clara y Lucía estuvieron presentes en Palma mientras se celebraba el juicio que condenaría a Iñaki y libraría de la cárcel a la Infanta.

El exjugador, el sexto de los siete hermanos, y todos los sobrinos mantienen una relación muy estrecha. Estos también con los hijos de la Infanta. Viajan a Suiza y a la inversa. Juan y sus hermanos han volado a Barcelona en muchas ocasiones sin sus padres una vez instalados en Ginebra y solo para pasar fines de semana largos con los primos.

El primogénito de la infanta Cristina se lleva muy bien con Froilán, dos años mayor que él y más adelantado en su despertar adolescente. Puede ser debido a la protección que los exduques de Palma han ejercido sobre sus hijos tras ser repudiados públicamente por el núcleo duro de Zarzuela. "Son una piña y se unieron mucho más con todo lo que les sucedió, incluidas las correrías de Urdangarin y la petición del Rey a su hija para que se divorciara. Para el mayor fue muy duro porque estaba enterado de todas las versiones que circulaban por internet", aseguran fuentes que saben de la realidad que vivieron los hijos. Durante un tiempo, Juan explicaba que su padre no había hecho nada malo, que había sido el tío Diego (Torres, exsocio y examigo) el que lo había engañado y así lo sigue pensando aunque de estos temas no se habla ya en casa.

El silencio fue necesario porque así se lo aconsejó al matrimonio un apoyo psicológico especializado. Procesar las informaciones que se publicaban sobre los protagonistas del caso Nóos no era fácil. En Barcelona, Juan tuvo que enfrentarse a varios episodios duros para un niño. Presenció cómo en el club de tenis donde antes les recibían con alfombra roja llamaban ladrón a su padre y lo mismo en la calle. En el Liceo tuvo que enfrentarse a compañeros que cuestionaban la honorabilidad de Urdangarin. Tuvo que tragarse muchas lágrimas delante de sus hermanos pequeños, llegar a casa y contestar "no ha pasado nada. Solo he discutido por el fútbol".

Juan de pequeño, junto sus hermanos y primo. (Gtres)
Juan de pequeño, junto sus hermanos y primo. (Gtres)

Para Juan, la vida cambió cuando la familia se instaló en Washington y después en Ginebra, donde tiene muy buenos amigos con los que comparte aficiones como el balonmano y el tenis. Como a su madre, lo que quizá le gusta más es la vela. Por eso, sus veranos en Palma forman parte de sus mejores recuerdos. Si para el rey don Juan Carlos su nieto preferido es Froilán, para doña Sofía es Juan, mucho más afectuoso que el primo. La abuela real siempre ha estado muy pendiente de la educación de todos ellos y fue la que recomendó a los padres que tuviera sesiones con un logopeda para que aprendiera a no cecear cuando era pequeño.

Otro de los aspectos que le unen a doña Sofía es el tema solidario. Juan es un joven comprometido y colabora son varias ONG. Con una de ellas, relacionada con su colegio Ecole International, viajó a una aldea en Vietnam para participar en la instalación de hornos de biogas. Acompañado de doce compañeros de su misma edad y algunos monitores, Juan vivió una experiencia muy alejada de la existencia dorada fruto de ser el sobrino del Rey de España.

A diferencia de su hermano Miguel, que sigue estudiando en Washington, Juan no quiere alejarse de la unidad familiar. Es consciente de la situación en la que viven su padres, con un horizonte muy negro para Urdangarin. Los recursos interpuestos por el cuñado de Felipe VI, que han retrasado su ingreso en prisión, tienen que resolverse en un tiempo prudencial. Ya mayor de edad, Juan quiere ser ese apoyo que necesitarán la infanta Cristina y sus hermanos pequeños.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios