Logo El Confidencial
visita de estado de israel

Letizia regresa al boato de las cenas de Estado con menos peso (en quilates)

La Reina que vimos este lunes nada tiene que ver con la que desfiló por los salones reales al lado de Juliana Awada, tan regia y enjoyada

Foto: La Reina en el salón del trono. (Gtres)
La Reina en el salón del trono. (Gtres)

Desde el pasado mes de febrero, cuando visitaron España Mauricio Macri y Juliana Awada, el Palacio Real no había vivido una noche de gala. Fue este lunes, con motivo del viaje de Estado del presidente de Israel y su esposa, Nechama Rivlin, a nuestro país cuando se convirtió de nuevo en escenario de un gran despliegue de joyas y boato, todo al más puro estilo barroco. Sin embargo, la Letizia que vimos en esta ocasión nada tiene que ver con la que desfiló por los salones reales aquella fría noche de principios de año.

Aquella fue la gran velada de doña Letizia desde que es Reina. Más regia que nunca, la esposa de Felipe VI estrenó vestido negro de terciopelo y se enjoyó por primera vez con nada más y nada menos que tres de las joyas del lote de pasar: la vimos con la gran tiara de la flor de lis -la de mayor valor del joyero Borbón-, las pulseras gemelas y los pendientes de diamantes.

Una puesta en escena que dejó completamente KO a la bella primera dama argentina. Este lunes, la grandeza del look de doña Letizia se rebajó considerablemente ante la frágil Nechama Rivlin, aunque no por ello dejó de brillar.

Para la ocasión, doña Letizia recuperó de su armario una de las grandes prendas que en su día le realizó Lorenzo Caprile. Se trata de una falda de seda en blanco y negro inspirada en los mantones de Manila. Se la vimos por primera vez en octubre de 2004 en Nueva York haciendo un claro guiño español. En aquella ocasión la combinó con una camisa de seda en blanco roto, al igual que en septiembre de 2006 en un acto celebrado en el Prado. La falda también se la hemos visto en dos cenas de gala como esta, concretamente en diciembre de 2007 y noviembre de 2008, ambas veces con un top de lentejuelas blanco.

La Reina con su falda de Caprile. (Gtres)
La Reina con su falda de Caprile. (Gtres)

El top tipo corsé en negro con detalles brillantes también lo firma Caprile y tampoco es nuevo. La entonces Princesa de Asturias lo lució una única vez en julio de 2006, en la celebración de las bodas de plata de los grandes duques de Luxemburgo. Aquella fue una de las primeras puestas en escena de doña Letizia ante la realeza europea y lo cierto es que conquistó a todos con su conjunto. Lamentablemente, las imágenes de aquella velada solo se publicaron en una conocida revista.

¿Guiño a sus cuñadas?

El look completo de la Reina. (Gtres)
El look completo de la Reina. (Gtres)

En cuanto a joyas, tampoco vimos el esplendor de febrero, ya que contra la tiara de la flor de lis es muy difícil competir, y más recuperando de nuevo la diadema floral, una de las que más ha lucido en estos últimos años. Fue un regalo de Francisco Franco a la reina Sofía en nombre del pueblo español, data de finales del siglo XIX. Esta joya puede utilizarse también como gargantilla. Así la lució la soberana emérita en la gala previa a su boda. La infanta Cristina llevó esta joya en su boda con Iñaki Urdangarin.

Y del ¿guiño? a la infanta Cristina pasamos al ¿guiño? a la infanta Elena con unos pendientes de diamantes, oro blanco y perlas que la duquesa de Lugo llevó en su enlace matrimonial con Jaime de Marichalar. No es la primera vez que doña Letizia los luce. Ya se los vimos en su visita a ARCO, precisamente junto a Awada. La Reina también llevó en su muñeca izquierda las dos pulseras gemelas. Su origen se encuentra en una corona de Cartier que Alfonso XIII entregó a Victoria Eugenia como regalo de bodas. La corona pasó de moda rápidamente y tras su exilio, la reina encargó a la misma firma que la desmontara y con los diamantes creó estas dos pulseras

No nos olvidamos de los broches. Uno en la parte superior de su banda de la orden de Carlos III en forma de flor de lis, que pertenece a la tiara Princesa de Ansorena que don Felipe le regaló con motivo de su quinto aniversario de boda. Más abajo vemos otro broche del que no se sabe demasiado.

Primer plano de la Reina. (Gtres)
Primer plano de la Reina. (Gtres)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios