Logo El Confidencial
victoria de suecia y alicia vikander también estuvieron presentes

Kate Middleton y sus 2.000€ peor invertidos en una noche de looks poco acertados

La duquesa de Cambridge fue la única en seguir a rajatabla lo de cena de gala y estrenó para la ocasión un vestido largo en seda color mostaza de Erdem

Foto: Los duques de Cambridge junto a los herederos suecos. (Reuters)
Los duques de Cambridge junto a los herederos suecos. (Reuters)

Los duques de Cambridge pusieron fin a su primera noche en Estocolmo asistiendo a una cena de gala ofrecida en su honor en la embajada británica a la que no faltaron los herederos del país, Victoria y Daniel, y grandes personajes de la cultura sueca, como es el caso de Alicia Vikander. Este era uno de los platos fuertes del tour escandinavo de Guillermo y Kate: una duquesa, una princesa y una actriz juntas en una velada de gala. Un gran y llamativo reclamo, sobre todo en cuestiones de moda. Sin embargo, ninguna de las tres consiguió brillar.

La duquesa de Cambridge fue la única del trío en seguir a rajatabla lo de cena de gala. Kate estrenó para la ocasión un vestido largo realizado en seda color mostaza con estampado floral de inspiración oriental. Se trata de un diseño de Erdem, una de sus firmas favoritas y también de Meghan Markle, cuyo precio es de 2.000 euros.

Los duques de Cambridge junto a los herederos suecos. (Reuters)
Los duques de Cambridge junto a los herederos suecos. (Reuters)

Aunque el diseño es pura tendencia, quizás es algo recargado para Kate, tanto por la tela como por el cuello con frunces, las mangas campana, el dobladillo en el bajo y otros cientos de pequeños detalles. No es la primera ocasión en la que la duquesa se decanta por un vestido de Erdem y no obtiene un buen resultado. Muy comentado (y criticado) fue el que estrenó en la cena de gala de la asociación 100 Women in Hedge Funds (puedes verlo pinchando aquí).

[Pincha aquí para ver todas las imágenes del tour de los Cambridge por Suecia y Noruega]

Eso sí, en cuanto a joyas la esposa de Guillermo sacó la artillería pesada con un homenaje a su difunta suegra. Eligió los pendientes Collingwood, de diamantes y perlas, que pertenecieron a la princesa Diana y llevó una pulsera de perlas que también fue propiedad de la madre de su marido. Como complementos se decantó por una cartera de mano de ante burdeos y salones a juego.

Primer plano de Kate. (Reuters)
Primer plano de Kate. (Reuters)

La anfitriona de Kate, la princesa Victoria, tampoco estuvo del todo acertada con un vestido de satén negro oversize de escote, manga asimétrica y largo midi. Lo firma Stylein y aunque su diseño es futurista y atrevido, no pega para esa noche; además la heredera lo llevaba un poco arrugado. Tampoco los accesorios ayudaron a levantar el look de Victoria. Las medias cristal no van con esos salones de punta redonda y aplicaciones joya doradas de Dolce & Gabbana, por no hablar de los maxipendientes plateados a juego con la pulsera.

Y mientras Kate y Victoria trataban de brillar con sus elecciones, Alicia Vikander se plantó un vestido que no tenía nada que ver con el acto. La actriz nominada al Oscar por 'La chica danesa' pecó de informal con un diseño azul klein de manga larga de Louis Vuitton que combinó con salones de ante negro y un bolso a juego que llevaba colgado del brazo.

Los dos looks matutinos de la duquesa

El primer día en Estocolmo empezó para los duques de Cambridge con un evento deportivo en Vasaparken, donde presenciaron un evento de bandy hockey y aprendieron más sobre este deporte tan popular en el país. Para su primer evento en tierras suecas, Kate apostó por un look cómodo y apropiado para la ocasión. La esposa de Guillermo estrenó un abrigo negro de Burberry forrado con piel por dentro; debajo llevaba un jersey de lana de la firma sueca Fjallraven, un bonito guiño al país anfitrión. La duquesa completó su estilismo con un gorro de Eugenia Kim de 250 euros, guantes de John Lewis de 50, bufanda color burdeos de Brora de 150 euros y unas botas de la firma Sorela. Como únicas joyas llevaba sus pendientes de oro blanco de Asprey London.

La duquesa practicando bandy. (Reuters)
La duquesa practicando bandy. (Reuters)

A continuación, mantuvieron un almuerzo en el Palacio Real ofrecido por los reyes y en el que también estuvieron presentes Victoria y Daniel. Allí la vimos con un vestido de estreno en verde bosque de la diseñadora Catherine Walker que combinó con medias cristal, salones negros de Tod's y pendientes de turmalina y amatista verde de KIiki McDonough que fueron un regalo de la firma con motivo del nacimiento de la princesa Charlotte.

Tras el almuerzo, y acompañados por los herederos, caminaron por las calles del Gamla Stan hasta la plaza Stortorget, la más antigua de la capital y donde se encuentra el Museo Nobel. Para ese recorrido Kate cambió los tacones por unas botas planas de Stuart Weitzman y agregó a su look un abrigo a juego con el vestido verde, al que elle añadió cuello y puños de piel falsa, un gorro de estilo ruso de Peruvian Connection y un bolso negro de estreno de Mulberrry.

Los duques con los herederos suecos. (Reuters)
Los duques con los herederos suecos. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios