Logo El Confidencial
familia real danesa

La familia real danesa, unida en la capilla ardiente de Henrik de Dinamarca

A las 18:00 horas de este viernes, el ataúd del marido de la reina Margarita II era trasladado desde el palacio de Amalienborg hasta la iglesia de Christiansborg

El féretro del príncipe Henrik de Dinamarca ya se encuentra en la iglesia del palacio de Christansborg, donde permanecerá hasta el próximo martes, cuando se celebre su funeral. A las 18:00 horas de este viernes, el ataúd del marido de la reina Margarita II era trasladado desde el palacio de Amalienborg, residencia oficial de la soberana, hasta ese nuevo enclave en un coche fúnebre seguido por otros automóviles en los que iban sus familiares: su mujer, sus dos hijos -Federico y Joaquín-, sus dos nueras -Mary y Marie- y sus ocho nietos -Christian, Isabella, Vincent, Josephine, Nikolai, Félix, Henrik y Athena-.

A su llegada a Christiansborg se ha vivido uno de los momentos más emotivos. Cuando los soldados han bajado el cuerpo del coche y lo han entrado a palacio, muchos de los miembros de su familia no han podido contener las lágrimas. Este es el caso de Federico y Joaquín, quienes han mostrado públicamente el dolor por la pérdida de su padre.

Este viernes la capilla ardiente es exclusivamente para los familiares, pero a partir del sábado todos los daneses que quieran podrán acercarse hasta Christiansborg para darle su último adiós a Henrik. El funeral del príncipe se celebrará el martes 20 de febrero de forma privada por deseo expreso del propio príncipe, quien no quiso que su muerte se convirtiera en un asunto de Estado. Asimismo, tan solo asistirán familiares y amigos cercanos. La ceremonia tendrá lugar a las 11:00 horas de la mañana y será oficiada por el obispo Erik Norman Svendsen.

Una larga despedida

Fue este jueves cuando dieron comienzo los actos de despedida a Henrik de Dinamarca, quien fallecía el pasado martes por la noche como consecuencia de una neumonía agravada por un tumor en el pulmón. A las 10:00 horas de la mañana, el féretro del marido de la reina Margarita II abandonaba el palacio de Fredensborg -donde falleció- para ser trasladado hasta Copenhague, concretamente hasta el palacio de Amalienborg, residencia oficial de la soberana.

Su familia le acompañó en este camino,siguiendo al coche fúnebre en sus respectivos automóviles. Una vez en el palacio de Amalienborg, Federico, Joaquín y sus familias caminaron por la plaza para ver en primera persona las muestras de cariño de los daneses a Henrik en forma de flores, velas y cartas. Todos vestidos de luto, ofrecieron una imagen de unidad.

La familia real en Amalienborg el jueves. (Reuters)
La familia real en Amalienborg el jueves. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios