Logo El Confidencial
familia real británica

El bautizo secreto de Meghan Markle, en 6 claves

La actriz recibió los sacramentos del bautizo y la confirmación en la capilla de St. James Palace el pasado martes

Foto: Meghan Markle en una imagen de archivo. (Reuters)
Meghan Markle en una imagen de archivo. (Reuters)

Cuando Kensington Palace comunicó en noviembre el compromiso matrimonial del príncipe Harry y Meghan Markle, ya anunció que en los próximos meses se llevaría a cabo su bautizo y su confirmación. Y dicho y hecho. El pasado martes la actriz fue bautizada y confirmada en compañía de su prometido, el príncipe Harry, para unirse así a la Iglesia de Inglaterra, de la que Isabel II es cabeza. Descubre con Vanitatis las 6 claves de esta ceremonia.

1. En la capilla de St. James

Aunque se había especulado con que la ceremonia se celebraría en la capilla de Kensington Palace, recinto en el que residen los novios, finalmente eligieron St. James, una de las más antiguas de Londres, situada en Pall Mall, muy cerca del parque de St. James y de Buckingham Palace. Se eligió esta capilla por motivos de privacidad, ya que se trata de un sacramento íntimo del que la Casa Real no ha querido compartir imágenes.

La capilla de St. James.
La capilla de St. James.

2. Sus futuros suegros, presentes

Entre los escasos invitados que acudieron al bautizo y a la confirmación de Meghan, tan solo 18, se encontraban sus futuros suegros, el príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles, quienes fueron los encargados de organizar la posterior celebración en su casa, Clarence House. A pesar de que no se ha confirmado, es más que probable que también estuvieran presentes los duques de Cambridge e incluso algún otro familiar de Harry, como su tío Eduardo y su esposa, Sophie.

3. La ausencia de sus padres

Al ser una ceremonia de bajo perfil y no una gran celebración, Meghan declinó invitar a sus padres, Thomas Markle y Doria Radland, quienes residen en Estados Unidos. Desde que la actriz se mudó a Londres después del verano, todavía no ha recibido la visita de sus progenitores. Se espera que viajen a Reino Unido a principios de mayo para acompañar a su hija en los días previos a su boda.

4. Agua del río Jordán

Como es tradición en los bautizos reales, Meghan fue bautizada con agua santa traída expresamente del río Jordán. Otra de las costumbres de los Windsor es que los miembros reciban el sacramento con un traje de cristianar, como fue el caso del príncipe George y la princesa Charlotte. Sin embargo, por motivos obvios, Meghan no pudo lucir ese vestido. No se han dado detalles de cuál fue el look elegido por Meghan para un día tan especial.

5. El arzobispo de Canterbury

Fue Meghan la que pidió expresamente que los sacramentos los oficiara el arzobispo de Canterbury, que también será el encargado de unirla en matrimonio con el príncipe Harry. Según revela 'The Times', en esos preparativos para la boda, la actriz y el arzobispo han hecho muy buenas migas, de ahí que le pidiera personalmente que se encargara de su bautizo y confirmación.

Meghany  Harry en su acto de este jueves. (Reuters)
Meghany Harry en su acto de este jueves. (Reuters)

6. Exmarido judío

Como ya hemos dicho, los padres de Meghan son protestantes, aunque ella se educó en un colegio católico, pero jamás fue bautizada. Su primer marido, Trevor Engelson, era judío, y la actriz decidió no convertirse al judaísmo tras su matrimonio. Para casarse con Harry tampoco hubiera tenido que convertirse al anglicanismo; sin embargo, ha sido la propia Meghan la que ha decidido hacerlo para honrar a su familia política y al país del que muy pronto va a ser representante.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios