Logo El Confidencial
OTRA Boda royal a la vista

Sabemos quiénes no irán a la boda de Harry y Meghan

Ya queda menos para el 19 de mayo. ¿Irá Obama? ¿Adele? ¿Y la familia de ella? Te lo contamos

Foto: El príncipe Harry y Meghan Markle. (Gtres)
El príncipe Harry y Meghan Markle. (Gtres)

La boda del año está más cerca. El 19 de mayo, el príncipe Harry, el hijo pequeño de Lady Di y Carlos de Inglaterra y la actriz norteamericana Meghan Markle se darán el ‘sí, quiero’ en la capilla de San Jorge del castillo de Windson. Se conocen ya bastantes detalles del enlace más esperado, pero aún es una incógnita quiénes serán los afortunados que con total seguridad ya habrán recibido la invitación al enlace.

Según Kensington Palace, los que estarán sí o sí en la ceremonia serán un grupo de 2.640 ciudadanos de Reino Unido tras un casting de lo más particular que harán los representantes de Isabel II. Entre ellos habrá 200 miembros de organizaciones benéficas, alumnos de diferentes escuelas y unos 600 voluntarios y trabajadores del castillo de Windsor. Por supuesto, veremos a Kate Middleton y a William, al príncipe Carlos con Camila Parker, a miembros de la realeza europea y a unas cuantas celebrities como los Beckham o Elton John, buenos amigos de los novios. Pero ¿quién no estará en el bodorrio del que estará pendiente medio planeta? Te lo contamos.

Ni Obama ni Trump

Harry no es el heredero al trono británico, por lo que su lista de invitados es mucho más ‘informal’ y sin tantos compromisos como la de su hermano Guillermo. Aunque en un principio se especuló con la asistencia de Barack y Michelle Obama, con los que Harry mantiene una estupenda relación, finalmente no estarán en la boda. Así lo ha confirmado el 'New York Times', que asegura que “se trata de una decisión tomada por The Royal Household después de consultarlo con la Reina”.

Y si no va Obama, tampoco irá Donald Trump, para no hacer un feo al actual presidente de EEUU (cabe recordar que Meghan ha manifestado su antipatía por él en alguna ocasión) y evitar así tensiones diplomáticas entre los dos países. Tampoco estará Theresa May, primera ministra de UK. Esta no es una boda de Estado, por lo que no habrá representantes políticos en ella.

Obama y el príncipe Harry. (Gtres)
Obama y el príncipe Harry. (Gtres)


Tampoco irán ni Ed Sheeran ni Adele

Nada más anunciar el compromiso oficial de Harry y Meghan, se comenzó a especular sobre quiénes serían los encargados de amenizar la boda. Uno de los nombres que más sonó fue el del cantante inglés Ed Sheeran. Aunque ha comentado que estaría encantado de tocar en la boda, no lo hará por culpa de su apretada agenda, ya que en esas fechas estará de gira por Irlanda.

Otro de los nombres que más ha sonado ha sido el de la también cantante Adele, pero según indican los medios británicos, la artista tampoco está invitada a la boda. Entre los rumores sobre las actuaciones que sí disfrutarán de este honor: las de Sam Smith o Coldplay.

Poca familia por parte de Meghan Markle

Una de las personas que ha pretendido empañar la felicidad de los novios desde el anuncio de su compromiso ha sido la hermanastra de Meghan, Samantha Markle. Según fuentes cercanas a la actriz, la primera familia de su padre no vio con buenos ojos a la caribeña Dorian Radlan, madre de Meghan, cuando se casó en segundas nupcias con ella. Comentan que asuntos económicos e incluso raciales complicaron mucho que la pequeña Meghan tuviera una relación fluida con sus hermanastros. En varias entrevistas con medios británicos, Samantha comentó que Meghan es una trepa y que solo le interesan la fama y el dinero.

Con declaraciones como esta, ¿esperaba una invitación de los novios? Tampoco están invitados los dos sobrinos de Meghan, Thomas y Tyler Markle, hijos de su hermanastro. Pero, a falta de familia, los que sí estarán serán los compañeros de la actriz en la serie ‘Suits’ y los militares amigos de Harry a los que conoció durante su estancia en Afganistán.

En duda el padre de la novia

Sigue siendo un gran misterio quién será el encargado de llevar a Meghan Markle al altar. Lo lógico sería que fuera su padre, Thomas Markle, pero la relación entre los dos no es tan buena como cabría esperar. Sus padres se divorciaron cuando ella tenía seis años y él se marchó a vivir a México, por lo que no se han visto demasiado en los últimos años.


Además, parece que la hasta ahora actriz no se lleva demasiado bien con los hijos de Thomas, sus hermanastros Thomas y Samantha, y no los habría invitado al enlace. El padre podría haberse tomado esto como una afrenta y aún no está confirmada su asistencia al castillo de Windsor.

Sarah Ferguson, una vez más, excluida

Es la tía favorita de Harry, con la que mantiene una gran relación de complicidad y con la que incluso ha hecho algunos viajes en los últimos años. El príncipe además adora a sus hijas, las princesas Eugenia y Beatriz, pero parece que protocolo manda y la exmujer del príncipe Andrés no podrá estar en la ceremonia, según Clarence House. Sarah Ferguson tampoco fue invitada a la boda de Guillermo y Kate Middleton.

Las últimas informaciones apuntan a que Fergie podría asistir al banquete pero no a la ceremonia, algo que habría conseguido Harry después de insistir mucho ante su abuelo, el duque de Edimburgo, que no soporta a su exnuera.

Dos ex de los novios no han recibido la invitación

Por supuesto, tanto Harry como Meghan tienen ‘un pasado’ sentimental. Ella estuvo casada y él ha mantenido diferentes relaciones estables. El exmarido de Meghan, el productor de cine y televisión Trevor Engelson, ni está ni se le espera. Parece que Engelson quedó muy tocado tras el divorcio en 2013 y ahora está preparando una serie en la que contará la historia de un hombre abandonado por su mujer para irse con un príncipe británico. ¿Les suena el argumento?


Tampoco está invitada una de las ex más conocidas de Harry, la it girl de familia aristocrática Cressida Bonas, con la que estuvo desde 2012 hasta 2014. Su relación no terminó demasiado bien y ni siquiera ella le ha felicitado por su compromiso matrimonial. La que sí que estará, por el contrario, será Chelsy Davy, el primer amor de Harry, con la que estuvo saliendo desde 2004, después de conocerse en Ciudad del Cabo durante el año sabático del príncipe, y no rompieron hasta 2010. Ambos siguen siendo buenos amigos.

Mario Testino se ha ‘caído’ de la lista

Aunque todo indicaba que el fotógrafo de origen peruano y gran amigo de Lady Di estaría en la boda del hijo ‘díscolo’ de la princesa de corazones, tras las denuncias por supuesto acoso sexual y laboral que ha recibido en los últimos tiempos el artista, la Casa Real británica ha decidido poner fin a cualquier relación con él. No estará invitado y tampoco hará las fotos oficiales de los novios.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios