Marius Borg: los escándalos de su madre, Mette-Marit, que no debería repetir
Logo El Confidencial
El joven, de 21 años, tiene una relación con una chica playboy

Marius Borg: los escándalos de su madre, Mette-Marit, que no debería repetir

La relación del hijo de la princesa noruega con una chica Playboy ha obligado a la Casa Real a dar un comunicado para defenderla

Foto: Marius lleva una vida apartado de los medios. (IG)
Marius lleva una vida apartado de los medios. (IG)

Marius Borg, el hijo extramatrimonial de Mette-Marit, está dando titulares muy jugosos últimamente. Tanto que resulta inevitable echar la vista atrás y rememorar las andanzas de su madre. La mujer de Haakon de Noruega no tenía un currículum mucho mejor que el de la nueva novia de su hijo, la 'chica Playboy' Juliane Snekkestad, pero logró el corazón de su príncipe. Con más suerte que Eva Sannum, amiga suya, cuya relación con el entonces príncipe Felipe no funcionó.

Mette-Marit ha sido lo que se dice 'una princesa por sorpresa'. No en vano su historial la hacía poco recomendable para casarse con el heredero de la Corona noruega, Haakon, pero tuvo la suerte de no encontrarse una suegra tan dura de pelar como Margarita de Dinamarca, que exterminaba a las novias de su hijo que no le entraban por el ojo o podían poner en riesgo la estabilidad de la Corona.

Mette-Marit está muy preocupada por la privacidad de su hijo. (Gtres)
Mette-Marit está muy preocupada por la privacidad de su hijo. (Gtres)

Haakon de Noruega supo capear el temporal cuando trascendió su noviazgo con Mette Marit en el año 2000. La que en un futuro no muy lejano está destinada a llegar al trono de Noruega ya tenía un hijo, el mencionado Marius Borg, fruto de una relación anterior con Morten Borg, que estuvo en la cárcel por un delito de tráfico de drogas. Suficientes argumentos para una serie en la que mezcláramos argumentos de 'The Crown' y 'Narcos'.

Mette-Marit también había dejado huella de sus inquietudes en televisión, pues había participado en un programa llamado 'Lysthuset' (La casa del placer), donde buscaba pareja estando embarazada de su primogénito. Una anécdota si lo comparamos con otro vídeo en el que aparecía en actitud cariñosa (eufemismo) con otra mujer. Otro ingrediente más es su incursión en el consumo de los estupefacientes, de lo que también hay constancia. De hecho, en la India fue detenida y deportada cuando apareció desmayada en la puerta del Consulado de Noruega en Calcuta.

 Una idílica foto de familia. (Gtres)
Una idílica foto de familia. (Gtres)

Haciendo honor al dicho de que las chicas buenas no van a ningún sitio y las malas a todas partes, Mette-Marit participó en un programa de intercambio de estudiantes en Australia y fue deportada. También fue un desastre en los estudios. Empezó las carreras de Ingeniería, Antropología Social y Periodismo, pero no acabó ninguna. Quizás la princesa estaba más por la labor de evadirse de una realidad que tampoco era idílica: sus padres se separaron antes de su adolescencia y su hermano había sido condenado por violencia de género.

Su historia de amor

Haakon tenía muy claro que Mette-Marit era el amor de su vida (mientras no se demuestre lo contrario) y se fue a vivir con ella antes de la boda, lo que fue un escandalazo. No porque no fuera una costumbre habitual en parejas de su edad en este país nórdico, sino porque no era un paso aceptable para un príncipe heredero. Sin embargo, el futuro rey de los noruegos tenía muy clara su hoja de ruta. De hecho, un año antes de la boda se dirigió a la prensa para pedir comprensión y, antes de casarse, su mujer firmó un documento insólito en el que si se separara, se iría de palacio con una mano delante y otra detrás.

 Mette-Marit, muy tierna en la infancia de su hijo. (Gtres)
Mette-Marit, muy tierna en la infancia de su hijo. (Gtres)

El tiempo ha dado la razón a Haakon y Mette-Marit, quien no ha destacado por tener una agenda personal demasiado intensa, y ahora ella ha querido proteger a su hijo, Marius. Cuando cumplió 20 años, su madre emitió una carta pidiendo a la prensa que le dejara en paz, porque él no es miembro de la familia real. El joven se mudó a la costa Oeste de Estados Unidos para estudiar Económicas, pero antes de acabar los estudios (en esto ha salido a su madre) se mudó a Milán para especializarse en diseño. Sin embargo, según 'Se Og Hor', una publicación noruega, está instalado desde diciembre en Londres con su nueva novia, la explosiva Juliane Snekkestad, de 22 años, uno más que él.

[LEE MÁS: La explosiva modelo que ha conquistado a Marius, el hijo de Mette-Marit]

Hasta tal punto ha trascendido esta historia de amor que la Casa Real noruega ha tomado cartas en el asunto y ha hecho público un comunicado en el que manifiestan su disconformidad de cómo está tratando la prensa a la joven 'playmate', a quien califican de "inteligente" y "trabajadora". Sin querer caer en el determinismo genético, ni nada por el estilo, no queremos acabar este artículo sin recordar que su abuelo materno, Sven Olaf Bjarne Hoiby, se casó conRenate Barsgard, una 'stripper' a la que doblaba la edad, aunque solo estuvieron juntos tres meses. A su muerte, en 2007, dejó un legado de desencuentros con su hija, revelaciones desafortunadas a la prensa y la promesa de que iba a publicar un libro contándolo todo sobre la infancia de Marius. Por suerte para el joven, nunca vio la luz...

;)

Una publicación compartida de Marius Borg Høiby (@marius_borg) el

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios