Logo El Confidencial
en el barrio de puerta de hierro, en madrid

Se buscan pretendientes para vivir donde lo hizo don Juan de Borbón

Cuatro búnkeres surgen del solar que fue en su día la casa de los abuelos de Felipe VI. No tienen inquilinos y superan los tres millones de euros

Foto: El conde de Barcelona con su mujer, doña Mercedes, su hija Pilar y el servicio en su casa de Madrid, Villa Giralda. (Nina Leen/The LIFE Picture Collection/Getty Images)
El conde de Barcelona con su mujer, doña Mercedes, su hija Pilar y el servicio en su casa de Madrid, Villa Giralda. (Nina Leen/The LIFE Picture Collection/Getty Images)

El número 25 de la madrileña calle Guisando, en pleno corazón del aristocrático barrio de Puerta de Hierro en Madrid, siempre ha recibido multitud de visitas de curiosos. Es lo que tienen las zonas vips previas a La Finca o La Zagaleta, donde se podía circular libremente por las calles. En el que era hasta hace poco un inmenso solar de casi 4.300 metros cuadrados se levantaba Villa Giralda, la histórica residencia donde vivieron hasta su muerte los padres del emérito Juan Carlos, don Juan y doña María de las Mercedes, tras instalarse definitivamente en Madrid en 1981, después de su exilio en Estoril, Portugal, donde llevaban desde 1946.

Villa Giralda, bautizada así por la casa de los condes de Barcelona en el exilio portugués, fue heredada por don Juan Carlos y sus hermanas, doña Pilar y doña Margarita, que desoyendo la voluntad de su progenitor, hicieron efectiva la venta en febrero de 2002. Parece ser que doña Pilar y su hermana necesitaban liquidez y apostaron por vender la mítica casa de don Juan.

Don Juan de Borbón en Villa Giralda. (Loomis Dean/The LIFE Picture Collection/Getty Images)
Don Juan de Borbón en Villa Giralda. (Loomis Dean/The LIFE Picture Collection/Getty Images)

Actualmente, en el suelo en el que murió súbitamente María Cristina de Borbón y Battenberg en 1966 y donde fue diagnosticado de cáncer el conde de Barcelona -que acabó muriendo por esta enfermedad en 1993-, están levantando cuatro búnkeres de lujo, de cinco dormitorios y seis baños, cuyo precio oscila entre los 3,1 y los 3,6 millones de euros.

La estafa de Bruno y Marcos Gómez-Acebo

El suelo, que actualmente pertenece a la constructora Tilmor, fue vendido por los Borbón a Comercializadora Peninsular de Viviendas (CPV) por un precio de 2,7 millones de euros. La quiebra de la constructora -estafó a más de 1.200 familias madrileñas- llevó al banquillo a Bruno y Marcos Gómez-Acebo, ya que durante la auditoría se reveló que se habían embolsado a escondidas de los propietarios royal 4,3 millones.

Estado actual de la promoción Guisando 25 en los terrenos de Villa Giralda. (A.S.)
Estado actual de la promoción Guisando 25 en los terrenos de Villa Giralda. (A.S.)

Los síndicos de la quiebra, encargados de recuperar los casi 30 millones de euros estafados por CPV para repartirlos entre los acreedores de la sociedad, reclamaron a Bruno y Marcos Gómez-Acebo que devolviesen los 1,5 millones de euros cobrados en concepto de comisión por intermediar en la operación y pasaran a engrosar la lista de acreedores. Ante la negativa de aquellos a reintegrar esa cantidad, los síndicos presentaron una demanda de retroacción contra los familiares de don Juan Carlos.

Los gestores de CPV condenados pagaron una comisión tan abultada a los Gómez-Acebo, según las fuentes consultadas, para tratar de enmascarar su engaño a las familias estafadas, que difícilmente sospecharían de una cooperativa tan solvente capaz de adquirir una mansión en Puerta de Hierro propiedad de la mismísima familia real. Los afectados habían pagado una media de 500.000 pesetas -3.000 euros- en concepto de señal y un millón más de entrada -6.000 euros- por unas viviendas en los barrios de Sanchinarro, Las Tablas y Montecarmelo, en la zona norte de Madrid, que jamás llegaron a construirse. Pero esta es otra historia. Como lo es que los primos vips devolvieran el dinero y nadie con apellido ilustre pasara por la cárcel, un clásico patrio (los de CPV aún siguen entre rejas).

Render de la promoción Guisando 25.
Render de la promoción Guisando 25.

Con esto queda demostrado que adquirir los pisos de Guisando 25 es hacerse con un pedazo de historia de España, la regia y la del pelotazo burdo e inmobiliario. Hoy los pisos son comercializados por Knight Frank, que ofrece desde sus renders una imagen mucho más acogedora de la que proyectan desde la calle. Muros inexpugnables y ladrillo visto que esconden unos unifamiliares luminosos donde la privacidad se garantiza al cien por cien.

De momento, los cuatro inmuebles, que se acabarán antes del verano, no tienen novios. Para los que busquen algún tipo de plus 'cuore'. La mayoría de los vecinos, cargados de anécdotas, siguen siendo los de siempre. Hay magnates sauditas en cada esquina y es fácil toparse con Fernando Hierro y muchas fortunas del Ibex. Y a un paso (en la calle Candeleda) reside doña Pilar con sus hijos divorciados. Eso sí, no la busquen en el Registro de la Propiedad, que no existe.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios