Logo El Confidencial
familia real británica

Ha nacido el tercer hijo de Guillermo y Kate, pero es Charlotte la que ha hecho historia

Charlotte sigue manteniendo su cuarto puesto en la línea de sucesión y el nuevo bebé ocupa el quinto, ambos por detrás de su hermano George

Foto: La princesa Charlotte conociendo a su nuevo hermano. (Getty Images)
La princesa Charlotte conociendo a su nuevo hermano. (Getty Images)

La princesa Charlotte se ha convertido en la protagonista inesperada de este lunes. Cuando todos los ojos están puestos en el nuevo bebé de los duques de Cambridge, la pequeña ha logrado entrar en la historia de la realeza británica a punto de cumplir sus tres años de vida. Y es que por primera vez en los Windsor, una mujer no ha sido desplazada de la línea de sucesión al trono británico por el nacimiento de un varón.

Esto ha sido posible gracias a una modificación que se hizo en 2013 sobre la Ley de Sucesión de la Corona, cuando Kate se encontraba embarazada del príncipe George. Hasta la fecha en Reino Unido seguía vigente la ley agnaticia, una variante de la ley sálica que sitúa a las mujeres detrás de sus hermanos varones en la línea de sucesión, aunque ellas sean mayores en edad que ellos. Con la ley agnaticia una mujer puede llegar a reinar, pero siempre que no tengo un hermano un varón. Este es el caso de la reina Isabel II.

Tras la modificación en Reino Unido, la ley agnaticia tan solo sigue vigente en dos monarquías europeas: Mónaco y España. En nuestro país no fue necesario que se aplicara en su momento porque el segundo hijo de don Felipe y doña Letizia fue una niña, la infanta Sofía. Si hubiera sido niño, se tendría que haber reformado la ley si la intención es que Leonor llegue a reinar algún día. En el caso de Mónaco, la ley sí que se cumplió con los mellizos de Alberto y Charlène, pues el príncipe Jacques se convirtió en el heredero a pesar de que su hermana Gabriella nació unos minutos antes que él.

Con este cambio de ley, la princesa Gabriella de Mónaco ha sido la última víctima de la ley agnaticia, ya que a Charlotte no ha llegado a afectarle gracias a la modificación de 2013. La hija de los duques de Cambridge sigue manteniendo su cuarto puesto -por detrás de su abuelo Carlos, su padre y su hermano George- en la línea de sucesión y su nuevo hermano ocupa el quinto, ambos por detrás de George, el mayor. Y es que ahora la ley de sucesión británica se basa únicamente en el orden cronológico de nacimiento, tal y como ocurre en Dinamarca, Bélgica o Suecia, aunque no siempre fue así.

Jacques y Gabriella de Mónaco. (Reuters)
Jacques y Gabriella de Mónaco. (Reuters)

El caso de Suecia y Noruega

Suecia o Noruega son algunos de los reinos que en las últimas dos décadas han abolido la ley agnaticia. En el caso de los noruegos, fue en el año 1990, cuando ya habían nacido los príncipes Marta Luisa (1971) y Haakon (1973), por lo que la abolición de la ley fue sin carácter retroactivo y actualmente es el príncipe quien reinará, siendo su hermana quien nació primero. Haakon tiene dos hijos: una niña, Ingrid Alexandra, de 14 años, y Sverre Magnus, de 12, y aplicando ya las nuevas modificaciones será la princesa la que un día llegue a reinar.

En Suecia ocurrió todo lo contrario. La princesa Victoria nació en 1977 como primogénita de Carlos Gustavo y Silvia. Dos años después llegó Carlos Felipe, quien se convirtió automáticamente en el nuevo heredero, ya que en aquellos años existía en el país la ley sálica. Sin embargo, las presiones de grupos feministas que veían en este hecho una discriminación hacia las mujeres lograron reformar la Constitución aboliendo la norma con carácter retroactivo y estableciendo la ley cognática, que establece que el primer hijo del rey es el heredero al trono sin importar su sexo.

Aiko, la princesa que nunca reinará

En Japón sigue existiendo la ley sálica, por lo que la princesa Aiko, hija del príncipe heredero Naruhito, jamás podrá llegar a ser emperatriz de Japón. Cuando la joven princesa vino al mundo, los sectores más modernos y abiertos de la sociedad así como del Gobierno intentaron trasladar a la Corona la importancia de derogar una ley que dejaba en tan mala posición a las mujeres. Aunque se hicieron varios trámites y debates sobre ello, finalmente nunca se dijo nada más. Y menos después de que en 2006, el hermano de Naruhito, Fumihito, se convirtiera en padre de un varón, Hisahito. Nada hacía por aquel entonces presagiar que Fumihito y su esposa Kiko volverían a 'abrir la fábrica de bebés' casi doce años después de dar la bienvenida a su segunda hija, la princesa Kako. Este gesto de la pareja real de querer tener un nuevo hijo se vio como una estratagema para conseguir el poder y un golpe claro para Naruhito y Masako.

La actual línea de sucesión británica

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios