Louise Windsor, prima de Guillermo y Harry, la princesa que dará mucho que hablar
  1. Casas Reales
La hija de los condes de Wessex ya tiene 14 años

Louise Windsor, prima de Guillermo y Harry, la princesa que dará mucho que hablar

La hija de Eduardo de Inglaterra y Sophie Rhys-Jones empieza a captar el interés de la prensa británica, que analiza al detalle cada uno de sus pasos

Foto: Louise Windsor es una consumada amazona. (Gtres)
Louise Windsor es una consumada amazona. (Gtres)

La semana pasada, Louise Windsor, la hija mayor del príncipe Eduardo de Inglaterra y su mujer, Sophie Rhys-Jones, pasó inadvertida en la fiesta del 92 cumpleaños de su abuela, la reina Isabel II, porque tenía mucha competencia: la mujer del príncipe Guillermo, Kate Middleton, estaba a punto de dar a luz, y los focos fijados en el príncipe Harry y su prometida, Meghan Markle, que se casan el 19 de mayo.

[LEE MÁS: El fiestón del 92 cumpleaños de la reina Isabel II]

Louise Windsor, sin embargo, está destinada a generar sus propios titulares muy pronto. Tiene solo 14 años y al parecer es una joven muy tímida, pero desde hace tiempo la prensa inglesa no pasa por alto ninguno de sus movimientos. El momento de explosión como personaje tuvo lugar cuando contaba solo 8, en la boda de Guillermo y Kate, donde fue una de las damas de honor. Era una niña de rostro angelical cuya imagen dio la vuelta al mundo sentada en un coche de caballos junto a su primo Harry, que saludaba a los fotógrafos con gran ternura e inocencia. Rasgos que a día de hoy no parece haber perdido.

placeholder Con su madre, Sophie Rhys-Jones, en el 92 cumpleaños de su abuela. (Gtres)
Con su madre, Sophie Rhys-Jones, en el 92 cumpleaños de su abuela. (Gtres)

La pequeña ya había sido noticia en su nacimiento, que fue prematuro y con más problemas de los deseados. De hecho, su padre no pudo estar presente en ese trascendental momento porque su alumbramiento tuvo lugar tres semanas antes de lo previsto. Su madre sufrió un desprendimiento de placenta, lo que obligó a que se le practicara una cesárea de urgencia y tanto ella como la niña perdieron bastante sangre. Finalmente, tras casi tres semanas hospitalizada, Louise recibió el alta el 23 de noviembre de 2003 y la familia real británica respiró tranquila.

placeholder  Con su padre, Eduardo de Inglaterra. (Gtres)
Con su padre, Eduardo de Inglaterra. (Gtres)

No fue el único problema al que tuvo que hacer frente Louise, a quien le detectaron exotropía, un trastorno ocular conocido comúnmente como estrabismo, por el que fue sometido a una operación en 2006. La intervención no dio resultado y 18 meses después se encontraba en la misma situación. Sus padres decidieron esperar un poco antes de volver a intentarlo y en 2014 fue operada, esta vez con éxito, y parece que sus problemas de visión son ya cosa del pasado.

placeholder Dama de honor en la boda de Guillermo y Kate. (Gtres)
Dama de honor en la boda de Guillermo y Kate. (Gtres)

Lejos de hacer como si nada pasara, su madre, Sophie, habló abiertamente sobre esta circunstancia de su hija una vez todo estuvo resuelto: “Los bebés prematuros padecen estrabismo con cierta frecuencia. El suyo fue bastante profundo cuando era pequeña y llevó un tiempo corregirlo. Tienes que asegurarte de que un ojo no se hace más dominante que el otro, pero ahora está bien, su visión es perfecta”.

En una entrevista en la BBC, Sophie contaba divertida cómo para Louise fue un shock descubrir que su abuela era la reina. A la niña le decían en el colegio que era nieta de Isabel II, pero, al parecer, no acababa de entenderlo. Tanto su marido como ella quieren que sus hijos lleven una vida lo más convencional posible, por lo que han propiciado que ser miembros de la realeza no sea algo que los condicione demasiado: “Algún día tendrán que salir fuera y buscarse un trabajo, así que cuanto antes lleven una vida normal mejor será”.

Muy discreta

De Louise Windsor no han trascendido demasiados detalles, porque sus padres se han ocupado de mantener a sus dos hijos alejados del ojo público, pero sí se sabe que es una de las nietas favoritas del duque de Edimburgo, con quien comparte una de sus grandes pasiones: conducir coches de caballos. De hecho, la joven participó el año pasado en una competición de la British Driving Society. También es una gran amazona, como su abuela, la reina Isabel II. ¿Acabará convertida en una Carlota Casiraghi o una Athina Onassis? El tiempo dirá…

placeholder  La nieta de Isabel II, una adolescente estilosa. (Getty)
La nieta de Isabel II, una adolescente estilosa. (Getty)

En una Casa Real tan expuesta a los medios como la británica, Eduardo y Sophie han optado por un segundo plano de manera deliberada y les ha salido bien. No como a los otros hijos de la reina Isabel II, que han sido carne de escándalo, separaciones e infidelidades. Eduardo de Inglaterra no ha dado mucho que hablar, más allá de los rumores que había sobre su sexualidad en su juventud.

Su mujer, la condesa de Wessex, es una mujer elegante y discreta, que tiene cierto parecido físico con la recordada Diana de Gales, aunque su actitud está a años luz de la princesa del pueblo. Sus hijos están recibiendo una educación exquisita y Louise Windsor ha estado impecable en sus contadas apariciones públicas. Los medios de su país subrayan sus exquisitos modales y ella no parece sentirse incómoda con la atención que ya suscita.

El escándalo de su hermano

Louise Windsor ocupa en la actualidad el número 12 en la línea sucesora al trono y está en plena adolescencia. Aún no ha trascendido a qué le gustaría dedicarse cuando sea mayor y todavía no ha sido protagonista de noticias que vayan más allá de la presencia en un acto público. Algo que no puede decir su hermano menor, James, de 10 años, quien fue fotografiado conduciendo un todoterreno en las inmediaciones del castillo de Windsor hace solo unas semanas. Aunque al tratarse de una propiedad privada, no se puede decir que cometiera ninguna infracción, los medios ingleses subrayaron que se trataba de una imprudencia. Como también el hecho de que cuando tenía seis años fuera de cacería con su padre. ¿Os acordáis del episodio en el que Froilán sufrió en 2012 un disparo en un pie? Pues él tuvo más suerte. Eso sí, habrá que estar muy pendientes de él también...

Príncipe Harry Príncipe Guillermo
El redactor recomienda