Logo El Confidencial
familia real británica

Las novias Windsor: sus vestidos de boda desde Isabel II a Meghan Markle

En Vanitatis te proponemos un remember, un viaje al pasado para conocer todos los detalles de las novias Windsor. ¿Con cuál te quedas?

Foto: La impresionante cola del vestido de Meghan Markle. (GEtty)
La impresionante cola del vestido de Meghan Markle. (GEtty)

El de Grace Kelly, el de Máxima de Holanda o el de Lady Di. Hay vestidos de novia que se nos quedan por siempre en la memoria. Sobre todo cuando las novias son además princesas o están emparentadas con alguna Casa Real. Lo vivimos hace solo unos meses cuando el enlace de Meghan Markle y príncipe Harry consiguió monopolizar la información de ese día.

La libertad de elección del diseño y el diseñador del vestido es propia de cada novia, aunque, como ya ocurrió en el caso de la duquesa de Sussex, por ser miembro de la familia Windsor, hay unas normas que se deben de cumplir, entre ellas que no lleve los hombros al aire o un pronunciado escote.

[LEER MÁS: Dónde y cómo ver la boda real de Eugenia de York y Jack Brooksbank]

Es posible que, para encontrar inspiración, Eugenia haya revisado al milímetro los vestidos de novia elegidos por las mujeres de su familia. Desde el clásico de Isabel II, al medieval de la princesa Ana o el barroco de su difunta suegra. En Vanitatis te proponemos un remember, un viaje al pasado para conocer todos los detalles de las novias Windsor. ¿Con cuál te quedas?

LOS VESTIDOS DE WINDSOR

¿Quién? La reina Isabel II y el duque de Edimburgo

¿Cuándo? 20 de noviembre de 1947

¿Dónde? Abadía de Wesminster, Londres

El look. Inspirado en la obra de Botticelli 'La primavera', el vestido, de Norman Hartnell, estaba bordado con flores y trigo, que representan fertilidad y desarrollo -unos símbolos muy importantes para un Reino Unido que aún vivía en la época de la posguerra-, y tenía con una cola que medía 4 metros. Además, contaba con más de 10.000 perlas y cristales tipo Swarovski. Hartnell lo describió como “el vestido más bonito que he hecho hasta ahora”. Isabel coronó su cabeza con la Queen Mary Fringe Tiara, prestada por su abuela, la reina Mary, en tan especial ocasión.

¿Quién? La princesa Margarita y Anthony Armstrong-Jones, conde de Snowdon

¿Cuándo? 6 de mayo de 1960

¿Dónde? Abadía de Westminster, Londres

El look. La de la princesa Margarita fue la primera boda real televisada y fue vista por más de 20 millones de telespectadores. Margarita, más extrovertida y con un estilo mas exuberante que el de su hermana, se decantó por un espectacular vestido de Norman Hartnell que realzaba su cintura. Se utilizaron 30 metros de tela para la falda y la cola. Su madre le regaló para la ocasión la impresionante tiara Poltimore. El conde Snowdon, marido de la princesa, la fotografiaría después en la bañera con la tiara puesta en una imagen que ya ha quedado para siempre en nuestras retinas. En 2006, cuatro años después de su muerte, sus hijos, David y Sarah, vendieron la valiosa Poltimore en subasta por más de 1 millón de euros.

¿Quién? La princesa Ana y Mark Phillips

¿Cuándo? 14 de noviembre de 1973

¿Dónde? Abadía de Westminster, Londres

El look. La boda de la princesa Anna y Mark Phillips contó con la presencia de los entonces Príncipes de España, don Juan Carlos y doña Sofía. La novia eligió un sencillo vestido de Maureen Baker cuyo estilo medieval se reflejaba en las mangas abullonadas y caídas y el cuello. Realizado en seda, prescindía de bordados o encajes. Pura sobriedad, muy acorde con la personalidad práctica de la hija de la reina. Al igual que su madre, coronó su cabeza con la Queen Mary Fringe Tiara. Tras tener a Peter y Zara, el matrimonio se divorció y Ana volvió a casarse unos años más tarde con Tim Laurence en una boda de lo más discreta.

¿Quién? El príncipe Carlos y la princesa Diana de Gales

¿Cuándo? 29 de julio de 1981

¿Dónde? Catedral de San Pablo, Londres

El look. La princesa Diana eligió un diseño de David & Elizabeth Emanuel con una cola de casi 8 metros que se dejó admirar durante los tres minutos y medio que le llevó llegar al altar con su padre. Hecho de tafetán de marfil y bordado con encaje antiguo, lazos y perlas, el vestido estaba confeccionado al más puro estilo romántico y reflejaba plenamente la moda de los años 80. Es más, su vestido ya ha entrado en los más recordados de la historia. Como tiara, Diana escogió la de los Spencer, imprescindible en las novias de la familia.

¿Quién? Andrés y Sarah, duques de York

¿Cuándo? 23 de julio de 1986

¿Dónde? Abadía de Wesminster, Londres

El look. En una entrevista la noche antes de la boda, Sarah Ferguson aseguró que "nunca habrá un vestido igual" y no decepcionó. Al diseño, de Lindka Cierach, no le faltaba de nada: estaba bordado con las iniciales de la pareja, abejas, cardos y como toque final, su escudo de armas. Realizado en satén, tenía una cola de poco más de 5 metros. A su entrada a la abadía, Sarah llevaba una diadema de flores hecha de gardenias, la flor preferida del príncipe Andrés. A la salida lucía una tiara de diamantes, ahora conocida como la York Tiara, que fue un regalo de la reina. Se prevé que la lleve también la princesa Eugenia en octubre cuando se case en Windsor.

¿Quién? Eduardo y Sophie, condes de Wessex

¿Cuándo? 19 de junio de 1999

¿Dónde? Capilla de St. George, Windsor

El look. Sophie eligió un sencillo vestido a juego con un abrigo por encima. Se asimila bastante al que llevaron Letizia y Matilde de Bélgica en sus respectivas bodas. El vestido, de Samantha Shaw, se confeccionó utilizando organza y crepé de seda. La cola era de 3 metros y se utilizaron más de 325.000 perlas y cristales tipo Swarovski. El collar y pendientes de perlas blancas y negras fueron diseños y regalos del novio. La tiara fue regalo de la reina a la que hoy es su predilecta de toda la familia política.

¿Quién? El príncipe Carlos y Camilla, duquesa de Cornualles

¿Cuándo? 9 de abril de 2005

¿Dónde? Capilla de St. George, Windsor

El look. Para la boda civil, Anna Valentine le confeccionó a Camilla un vestido de chifón y seda color crema y un abrigo del mismo color. Los zapatos eran de L.K. Bennett, marca fetiche de las damas de la familia real británica. La pamela la diseñó el famoso Philip Treacy. Para la bendición en la capilla de St George, en Windsor, la misma diseñadora le hizo una vestido azul pálido y dorado de gasa de seda con un abrigo a juego acompañado de un tocado, un arreglo dramático de plumas doradas también de Treacey.

¿Quién? Peter Phillips y Autumn Kelly

¿Cuándo? 17 de mayo de 2008

¿Dónde? Capilla de St. George, Windsor

El look. La canadiense que no se dio cuenta que salía con un nieto de la reina hasta tres semanas después de que empezara su noviazgo (se enteró a través de la televisión viendo un documental sobre el príncipe Guillermo) se casó con Peter Phillips en el 2008. El vestido, de Sassi Holford, estaba compuesto de un corpiño ceñido y la falda estaba hecha de satén bordado con encaje. Llevaba un bolero de la misma tela. Su suegra le dejó la Festoon Tiara, una diadema que una empresa naviera le regaló tras haber amadrinado un barco.

¿Quién? Guillermo y Kate, duques de Cambridge

¿Cuándo? 29 de mayo de 2011

¿Dónde? Abadía de Westminster, Londres

El look. Todo un guiño al traje nupcial de Grace Kelly, aunque luciendo un escote más generoso. El vestido de la duquesa de Cambridge, de Sarah Burton para Alexander McQueen, llevaba cuerpo de encaje francés de manga larga con motivos florales y estaba elaborado con capas de tul color marfil con un recorte de flores bordadas a mano por la Real Escuela de Costura. Tal era el secretismo que los propios trabajadores pensaban que confeccionaban un vestido para un drama televisivo del estilo de 'Downton Abbey'. La tiara se la dejó la reina, la ya famosa Cartier Halo Scroll.

[LEE AQUÍ George y Charlotte de Cambridge, pajes en la boda del príncipe Harry y Meghan Markle]

¿Quién? Zara Phillips y Mike Tindall

¿Cuándo? 30 de julio de 2011

¿Dónde? Canongate Kirk, Edimburgo

El look. Para sorpresa de todos, Zara recurrió a uno de los diseñadores predilectos de su abuela para que le hiciese su vestido, Stuart Parvin. De corpiño ceñido, la falda era acampanada, con pliegues y llevaba bolsillos ocultos. En la cabeza, lucía la tiara Meander, una diadema de inspiración griega propiedad de su madre. Fue un regalo de la princesa Alice, madre del duque de Edimburgo, a su nuera con motivo de su boda.

¿Quién? Meghan Markle y el príncipe Harry

¿Cuándo? 19 de mayo de 2018

¿Dónde? En la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor

El look. Meghan eligió para su gran día un vestido liso de escote barco y manga francesa firmado por Clare Weight Keller, la diseñadora británica que es directora artística de Givenchy. La duquesa de Sussex conoció a Weight en 2008 y se decantó por ella por su estética atemporal y elegante y su sastrería impecable. El vestido estaba realizado en seda cady con un suave brillo mate. Tenía un velo de cinco metros de largo hecho de tul de seda y flores bordadas a mano en hilos de seda y organza. Se dedicaron más de cien horas para coser meticulosamente la pieza. Los zapatos de boda era de Givenchy, unos salones realizados con satén de seda duquesa.

 Harry y Meghan, el día de su boda. (Getty)
Harry y Meghan, el día de su boda. (Getty)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios