Logo El Confidencial
flores de temporada

Peonías, dedaleras y rosas blancas: las flores que adornarán la boda de Meghan y Harry

La pareja ha elegido a Philippa Craddock para el diseño de la decoración floral de la capilla de St. George, donde el sábado 19 de mayo contraen matrimonio la actriz y el príncipe

Foto: Dedaleras.
Dedaleras.

Solo queda un día para la gran boda real y todos los ojos están puestos en cómo irá la novia, en quiénes serán los invitados y en cómo estará decorado. Muy pocas de las dudas que han surgido en torno al enlace entre Meghan Markle y el príncipe Harry se han resuelto y todo queda en el aire hasta el momento del acto. Incluso la lista de invitados, de la que no se conocen datos, no se sabrá hasta que vayan apareciendo en la capilla de St. George, donde se celebra la boda. Lo que sí se sabrá con antelación, al menos, es el tipo de flores que se usarán para adornar la iglesia en la que se darán el 'sí, quiero'.

[El príncipe Carlos llevará a Meghan Markle al altar]

La diseñadora floral elegida para el acontecimiento real del año ha sido Philippa Craddock, una compañía con sede en Londres especialista en instalación de flores para campañas, proyectos, bodas y otros eventos privados. Tal y como ha confirmado el propio palacio de Kensington, la decoración floral de la capilla contará con follaje propio de las propiedades de The Crown State y del parque real de Windsor, ubicado en el condado de Berkshire.

La familia real llegará a una iglesia decorada con plantas de temporada, entre otras, con ramas de haya, abedul y carpa. Entre las flores elegidas para el enlace, se encuentran las rosas blancas de jardín, las peonías y las dedaleras. El diseño de Philippa Craddock busca reflejar los paisajes salvajes y naturales de los que se extraen muchas de las plantas. Además, los Parques Reales de Londres también ofrecerán plantas que no sean invasoras para los polinizadores de sus prados. "Estas plantas proporcionan un gran hábitat para las abejas y ayudan a mantener ecosistemas diversos y saludables", explican desde Kensington.

Y, como es lógico, si una de la incógnita son las flores también lo es el ramo que escogerá la novia para llegar al altar, acompañada finalmente del príncipe Carlos en lugar de su padre. Si bien no se sabe nada todavía, sí hay alguna tradición que sí que se conoce de antemano: desde la reina Isabel II hasta la misma Kate Middleton han incluido en sus ramos de novia una ramita de mirto, tradición que se remonta a la boda de la reina Victoria.

Flor de mirto.
Flor de mirto.

El mirto representa el amor, la fertilidad y la inocencia, y se ha cultivado desde hace más de 170 años en la casa de Osborne, la residencia de vacaciones de la reina Victoria, ubicada en la isla de Wight. También incluyó mirto en su ramo, acompañado de gardenias, lirios y rosas, Sarah Ferguson en su boda con el príncipe Andrés.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios