Las mejor y peor vestidas en la fiesta de cumpleaños de Federico de Dinamarca
  1. Casas Reales

Las mejor y peor vestidas en la fiesta de cumpleaños de Federico de Dinamarca

No era una de las esperadas en la pasarela real de Copenhague que ha orquestado Margarita II en honor a Federico de Dinamarca por su 50

No era una de las esperadas en la pasarela real de Copenhague que ha orquestado Margarita II en honor a Federico de Dinamarca por su 50 cumpleaños, porque había otras royals en que estaba más fijado el foco... Y ganó por goleada.

Marie de Dinamarca (46 años), mujer de Joaquín de Dinamarca, irrumpía en el palacio de Christiansborg con un vestido firmado por Elie Saab que redefinía el azul con unas detalladas lentejuelas, sin mangas y con un discreto cuello redondo, demostrando que en ocasiones menos es más.

Como complemento perfecto, un clutch a juego y su tiara predilecta, la que lució el día de su enlace en 2008, una pieza que le regaló su suegra Margarita II y que reserva para grandes citas. Esta joya está compuesta por diamantes y un diseño floral impecable.

Entre los invitados también han figurado grandes rivales de estilo como son Máxima de Holanda, Mette Marit de Noruega, María Teresa de Luxemburgo y Marie-Chantal Miller, en el punto de mira tras su cuestionado ataque contra Letizia el pasado mes vía Twitter. No podemos decir que reinara el minimalismo en esta noche, en la que hubo mucha competencia, se lucieron joyones, pero no se sentó en el trono la elegancia. Porque una mala noche la tiene cualquiera, hasta los royals.

[LEE MÁS: Todas las fotos del fiestón de cumpleaños de Federico de Dinamarca]

Sin duda, las tres más elegantes fueron Mary de Dinamarca, Matilde de Bélgica y la ya mencionada Marie, que estaba espectacular. En el lado opuesto nos encontramos a las dos princesas nórdicas, Victoria de Suecia y Mette-Marit, que sigue sin dar una a nivel de estilo. Eso sí, su presencia corrobora que se encuentra mucho mejor de salud. Y otras veces hemos visto peor a la gran duquesa de Luxemburgo y mejor a Máxima de Holanda... No siempre se acierta. La propia reina Margarita había estado mucho más acertada por la mañana en el balcón de palacio que en la cena que brindó a su primogénito. Muy elegante él también, por cierto...