Logo El Confidencial
familia real danesa

El romántico discurso de la princesa Mary de Dinamarca al príncipe Federico

La australiana quiso ofrecer una imagen de su marido alejada de la figura de príncipe y lo describió como una persona risueña, compleja y divertida

Foto: La princesa Mary de Dinamarca durante el discurso. (Kongehuset)
La princesa Mary de Dinamarca durante el discurso. (Kongehuset)

La noche del sábado estuvo llena de emociones. El príncipe Federico de Dinamarca cumplía 50 años y para celebrarlo la reina Margarita organizó en su honor una cena de gala en el palacio de Christiansborg a la que acudieron representantes de casi todas las casas reales europeas -excepto la española, algo ya habitual-. El protagonista de la noche no pudo contener las lágrimas al escuchar como dos de las mujeres de su vida, su madre y su esposa, hablablan sobre él ante el resto de invitados.

[El fabuloso baile de Federico y Mary de Dinamarca en el 50 cumpleaños del príncipe]

El discurso que más repercursión ha tenido es el de la princesa Mary. Los medios daneses han alabado la naturalidad, el sentido del humor y lo bien que habla el idioma la heredera. La australiana quiso ofrecer una imagen de su marido alejada de la figura de príncipe y lo describió como una persona risueña, compleja y divertida. Contó la afición que tiene Federico de repetir siempre los mismos chistes o lo mucho que le gusta vestir en lycra.

La princesa terminó el discurso con varias frases de la canción 'All the things she said', de Simple Minds. Mientras Mary pronunciaba su discurso, Federico luchó por contener las lágrimas. Ya sabemos que es un hombre de lo más emotivo, en su boda ya lloró y también en el bautizo de sus cuatro hijos. A continuación puedes leer el discurso íntegro de la princesa Mary:

Discurso de la princesa Mary

Sus Majestades. Sus Altezas Reales. Excelencias. Damas y caballeros. Familiares y amigos. Todas las cosas que me gustaría decir. Todas las cosas que podría decir. Todas las cosas que no debería decir. Y todas las cosas que hay espacio para decir. 50 años hoy. Padre de cuatro hijos. Soldado Naval de la Fuerza Especial. Amante del arte. Amante de la música. Militar. Deportista. Mi hombre. Embajador de negocios. Hijo. Aventurero. Explorador de Groenlandia. Hermano. Y un buen amigo.

¿Cómo se puede con palabras capturar a una persona como tú? He reflexionado sobre esto muchas veces a medida que se acercaba este día. Eres una persona de muchas dimensiones. Complejo y directo al mismo tiempo. Te presentas en muchas formas, por así decirlo. Estás en constante movimiento. Sin embargo, te mantienes firme. Eres una persona que realmente se conoce a sí misma. Eres tú mismo.

Se necesita valor, y tiempo para encontrarse a sí mismo. Lo has hecho y continúas haciéndolo. Has recorrido tu propio camino desde que eras un niño muy pequeño, a pesar de que tu curso en la vida había sido trazado de muchas maneras, y en ocasiones te encontrabas con oposiciones y expectativas particulares en el camino. Siempre has superado los límites y has insistido en dar forma al mundo que te rodea para que se ajuste a tu persona, y no has permitido que las estructuras en ese mundo te definan. Tu pasión ha sido tu brújula. Has vivido según la forma de ver la vida de tu padre: que en lo no convencional y en lo sorprendente a menudo hay un tesoro escondido.

Conoces a las personas con franqueza y te dan su acceso a sus corazones y mentes de una manera extraordinaria. Tu impacto en las personas es único. Y realmente no creo que te des cuenta de que tienes este regalo. Puedes hablar con cualquier persona y crees que todos podemos contribuir, que siempre podemos aprender unos de otros porque todos tenemos diferentes perspectivas. Percibes que las personas están conectadas a pesar de las diferencias. Y cuanto mayor es el número de perspectivas, mayor es el potencial.

Disfrutas el éxito de los demás. Eres una persona positiva y risueña. Siempre te ríes (mucho) de tus propios chistes. Y simplemente he perdido la cuenta de los tiempos en que tuve que escuchar contar los mismos chistes una y otra vez. Es como si estuvieras tratando de perfeccionar continuamente cómo los explicas... Aquellos que han tenido el placer de comer contigo sabrán, por ejemplo, que si un camarero pregunta: "¿Are you finished?", responderás: "No, I'm danish".

"Afrontar es perder el equilibrio por un momento. No atreverse es perderse a uno mismo". Con estas palabras me invitaste a tu mundo y al mundo de los daneses, después de habernos conocido durante poco tiempo. Y hubo, de hecho, muchos pasos inseguros cuando comenzamos nuestro viaje común, uno al lado del otro y separados al mismo tiempo. Nos atrevimos a perder esa parte de nuestro corazón y permitimos que el otro lo tuviera en sus manos. Se necesita valentía para atreverse, pero sin atreverse, perderíamos lo que pudo haber sido. Estoy tan feliz de que me hayas hecho perder la cabeza y que nos hayamos atrevido a enamorarnos, no por un instante, sino para toda toda la vida.

Y la vida contigo nunca es aburrida. Como ya he dicho: te presentas de muchas formas. Nunca sabemos si cruzarás la puerta vestido de uniforme, traje de negocios, bañador o 'mamil'. Para aquellos de ustedes que no están familiarizados con el concepto 'mamil', puedo decirles que es un término inglés ahora oficialmente reconocido en el Oxford English Dictionary para una creciente subcultura de "hombres de mediana edad en lycra, que viajan en bicicletas de carreras costosas, llevando jerséis y pantalones".

Las opiniones difieren en cuanto a si la lycra y los hombres de más de 40 son una buena combinación. Y en este caso, en realidad estamos hablando de un hombre de 50. Pero, cariño, todavía te ves muy bien en lycra. Sin embargo, me resulta un poco difícil cuando se trata de la combinación de lycra, casco y esquís sobre ruedas. Y cuando tú y tus compañeros de equipo decidisteis participar en la Vassaloppet (carrera sueca de esquí) vistiendo lycra blanca... Para ser brutalmente honestos ... simplemente no funcionó.

Te desafías físicamente y definitivamente te comprometes cuando se trata de trabajo en equipo. Has demostrado fortaleza física, sí, pero detrás de eso yace una fuerza mental increíble. Tienes una voluntad de hierro que la mayoría de la gente ha visto en tus logros físicos. Según lo veo, llevas esta fortaleza mental contigo en todos los aspectos de la vida. Encuentras gran satisfacción en impulsar tus límites físicos y mentales. Vives bajo el lema 'la voluntad de querer es la que fomenta la capacidad de hacer'. Y nos lo has transmitido a mí y a nuestros hijos: la convicción de que podemos, si queremos, sin importar las expectativas. Lycra o no.

Te conocí en pantalones cortos y camiseta, y recuerdo muy claramente la primera vez que cambiaste de casual a gala. Fue durante mi primera visita a Dinamarca donde celebramos juntos nuestro primer Año Nuevo. Estaba sentada en el sofá de tu sala de estar cuando dijiste que deberías prepararte para la cena, una cena que siempre se celebra el 1 de enero. En ese momento, realmente no sabía mucho sobre esa parte de tu mundo. Saliste de la habitación, como el hombre que conocía, y regresaste con el uniforme de gala completo. De repente, era una imagen muy diferente de ti que era nueva para mí. Pero tus ojos y tu sonrisa eran iguales. Gala o no.

Eres una persona determinada. Vas más allá de lo que te propones. Y sueles tener éxito. Y de acuerdo con tus hijos, también eres un padre muy exitoso. Te describen como dulce, divertido, maravilloso, sabio, valiente, servicial, genial y guapo. Tú eres su héroe. Te describen como una persona sincera y tus creencias no cambian fácilmente.

Saben que crees en ellos, también cuando dudan de ellos mismos. Los alientas a creer en sí mismos. Y cuando en rara ocasión te enfadas, rápidamente lo dejas atrás, tal como lo hacía tu padre. No conocen nada mejor que estar contigo, no se trata de lo que hacéis juntos, sino de que estáis juntos. Te dejas llevar por nuestros hijos. Encuentras fácilmente a tu niño interior y a tus hijos les encanta cuando ese lado tuyo de imaginación se apodera de los juegos. Pero también debes saber que ellos piensan que eres un mal perdedor. Y están de acuerdo en que Vincent es el que ha heredado este rasgo más fuerte. Para mí, es en estos momentos con  nuestra familia cuando me siento más agradecida, más unida, más enamorada.

A veces alcanzamos el objetivo sin siquiera apuntar. Así es como creo que fue nuestro primer encuentro. Un golpe de buena suerte que se convirtió en una elección. Nos hemos vuelto tan cercanos dándonos espacio el uno al otro. Y tú en particular me has ayudado a encontrar un punto de apoyo y mi camino en el mundo que era tuyo y ahora es nuestro. Tú amas a tu país y hace mucho tiempo me has impartido este amor. Tanto que me conmueve profundamente cuando canto "En Dinamarca, nací, este es mi hogar". Mi propia explicación es que nuestras raíces continúan creciendo a lo largo de nuestras vidas. Siempre podemos encontrar nuestro hogar.

Comencé mi discurso preguntando: ¿Cómo puede uno con palabras capturar a una persona como tú? La respuesta es: simplemente no puedes. Puedes atreverte a caminar juntos. El día de nuestra boda, me invitase a venir y a ver lo que nos esperaba en el amor y me encantó cada paso y cada vista. De todas las cosas que he elegido decir, elijo terminar con las palabras de otra hermosa canción:

“When I look into your eyes, I see a new day rising
Of all the things she said,
She said, this is our time, she said, this is our place
This is the space my heart wants to be.”

¡Felicitaciones!

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios