Logo El Confidencial
en la revista '¡hola!'

Las duras confesiones de María Zurita: su vida y la de su hijo corrieron peligro

La sobrina del rey Juan Carlos narra los duros momentos que ha tenido que pasar hasta llegar a convertirse en madre. "Este niño es un regalo del cielo", asegura

Foto: María Zurita en una imagen de archivo. (Gtres)
María Zurita en una imagen de archivo. (Gtres)

María Zurita se ha sincerado con la revista '¡Hola!', que este miércoles publica un completo reportaje con sus declaraciones después de ser madre de un niño por fecundación in vitro. En primera persona y sin ningún tipo de paños calientes, la sobrina del rey Juan Carlos cuenta los duros momentos que ha tenido que pasar hasta llegar a convertirse en madre. "Este niño es un regalo del cielo", asegura.

Tras la sorpresa de la noticia para sus allegados, Zurita incluso habló con los Reyes eméritos y con los actuales, don Felipe y doña Letizia, para saber qué opinaban de su tratamiento. La respuesta fue positiva. "Hablé con el rey don Juan Carlos y con la reina doña Sofía. Les pareció muy bien y me animaron a seguir adelante. También hablé con el rey don Felipe cuando empecé el tratamiento, hace un año y medio. Le pareció estupendo también y lo respetó, al igual que la reina doña Letizia". Lo mismo opinió su propio padre, que la animó a ir a por ese bebé.

Portada de la revista '¡Hola!'
Portada de la revista '¡Hola!'

Pero el proceso de embarazo no fue nada sencillo, tal y como ella misma relata. Tras un desprendimiento de placenta con una fuerte hemorragia, se le practicó una cesárea de urgencia. El susto fue bastante grande. "Me desperté en medio de la noche y me di cuenta de que estaba empapada. No sabía qué estaba pasando. Me levanté, encendí la luz y vi que era sangre (...) Ya tumbada en el quirófano, es cuando escucho una frase que me impacta: 'Vamos a intentar salvar a la madre y al niño'. Lo último que oigo es eso y lo siguiente es que me despierto en la UCI".

Tras el susto, el pequeño Carlitos nació de forma prematura, pero finalmente salió adelante, para alegría de toda la familia. "Lo bautizamos en el hospital, el primer día. Una amiga nuestra tenía una botellita de agua del Jordán. Mi padre se untó unas gotas en el dedo y lo bautizó dentro de la incubadora", asegura la ahora tranquila y feliz mamá, que también piensa que volvería a pasar por todo el duro proceso porque ahora su vida es ese niño llamado Carlitos.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios