Logo El Confidencial
familia real de holanda

La reina Máxima se muda a la 'Zarzuela holandesa' tras cinco años de reforma

Los reyes dejan Villa Eikenhorst, donde han vivido 15 años, para mudarse a Huis ten Bosch, donde residió la otrora reina Beatriz

Foto: La familia real en Villa Eikenhorst. (Cordon Press)
La familia real en Villa Eikenhorst. (Cordon Press)

Cinco años han pasado ya de la investidura como reyes de Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda. Cuando la princesa Beatriz anunció su abdicación en enero de 2013, empezaron los preparativos para su mudanza. La reina, que vivía en el palacio Huis ten Bosch de La Haya, hizo las maletas y se trasladó a su actual residencia, el castillo de Drakensteyn, cerca de Utrech. Eran muchos los que pensaban que tras convertirse en soberanos, Guillermo y Máxima se mudarían automáticamente al palacio que dejó libre Beatriz, pero no fue así.

Es ahora, cuando ha pasado más de un lustro, cuando la casa real holandesa ya ha confirmado que en los próximos meses Guillermo Alejandro, Máxima y sus tres hijas, Amalia, Alexia y Ariane, se instalarán en Huis ten Bosh, la 'Zarzuela holandesa', si se nos permite la comparación. Siguiendo con este símil, podemos decir que los reyes vivían hasta ahora en Villa Eikenhorst, lo que vendría siendo el Pabellón del Príncipe.

El rey junto a Kate Middleton en el salón de Villa Eikenhorst. (Reuters)
El rey junto a Kate Middleton en el salón de Villa Eikenhorst. (Reuters)

Villa Eikenhorst se encuentra en Wassenaar, a 20 kilómetros de La Haya, y está dentro de la finca De Horste. Se trata de una mansión rodeada por 12 kilómetros de bosque y cuya superficie es de más de 600 metros cuadrados. Posee cerca de 50 estancias repartidas en tres pisos. Además de una gran galería, tiene una terraza cubierta que la reina Máxima ha adornado con plantas y flores argentinas.

Guillermo Alejandro y Máxima se instalaron en 2003, un año después de su boda, y allí han vivido los años más felices de su vida, con los nacimientos de sus tres princesas, Amalia, Alexia y Ariane. Pero no es por motivos sentimentales por lo que los reyes no se han mudado a Huis ten Bosch todavía. El periodista Leo van Rooijeen reveló que los reyes han estado reformando el palacio de arriba a abajo.

La reforma empezó en 2013, y aunque estaba previsto que acabara en 2016, no ha sido hasta este 2018 cuando ya por fin ha terminado. El precio de las obras y de la redecoración asciende a los 20 millones de euros. Durante estos cinco años Guillermo Alejandro ha estado utilizando Huis ten Bosch como lugar de trabajo -al igual que Noordeinde- y en las próximas semanas se convertirá en su residencia oficial.

La construcción de Huis ten Bosch (la casa del bosque) empezó en 1645 ordenada por la reina Isabel de Bohemia, quien se encontraba exiliada en esa zona junto a su marido, Federico V. Pasó por diversos dueños, como el hermano de Napoleón Bonaporte, hasta que Guillermo I fue proclamado rey de los Países Bajos y lo convirtió en una residencia oficial. Fue el hogar de la reina Guillermina, bisabuela de Guillermo Alejandro, así como de la reina Juliana y la otrora reina Beatriz.

Al estar en obras, el palacio apenas se ha utilizado en estos cinco años, excepto en 2014 cuando Guillermo Alejandro y Máxima decidieron celebrar una cena de la Nuclear Security Summit, a la que también asistió Obama, entre otros, en los maravillosos salones de Huis ten Bosch.

Uno de los salones de Huis ten Bosch. (Reuters)
Uno de los salones de Huis ten Bosch. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios