Logo El Confidencial
cada vez son menos miembros

La boda de Mako, una preocupación más para la familia imperial de Japón

Mientras la princesa se encuentra en Brasil, donde pasará varias semanas, se especula sobre la viabilidad de su relación de pareja, pues su novio se va a Estados Unidos a estudiar

Foto:  Mako de Japón, otra royal que pasa a ser plebeya. (Reuters)
Mako de Japón, otra royal que pasa a ser plebeya. (Reuters)

La prensa japonesa lo tiene claro y alerta sobre las posibles consecuencias de esta situación: cada vez son menos los miembros de la familia imperial. Y no porque haya que lamentar muertes, sino por sus propias reglas de funcionamiento, que están provocando esta circunstancia estructural que comienza a ser preocupante. Para sustentar esta afirmación, vamos a ver varios ejemplos...

La princesa Ayako, con su prometido. (Reuters)
La princesa Ayako, con su prometido. (Reuters)

A finales de junio, la princesa Ayako, hija de un primo del emperador Akihito, se comprometió con Kei Moriya, quien trabaja para Nippon Yusen KK, una de las empresas de transporte más grandes del mundo. Nada que objetar a su elección salvo un pequeño detalle: ha tenido que renunciar a su estatus de royal por ser él plebeyo y no un familiar. Una vez casada pasará a ser simplemente la 'señora Moriya'. La fecha del enlace, que marcará la formalización de su historia de amor, aún no se ha concretado, pero se apuesta por el 29 de octubre próximo en el santuario Meiji-Jingu de Tokio.

[LEE MÁS: Ayako de Japón, otra royal que renuncia a su título por casarse con un plebeyo]

Después de este enlace, tendremos que esperar hasta 2020 para que se case (aunque está por verse) la princesa Mako con un antiguo compañero de clase, que también va a seguir un camino idéntico: se va a convertir en una plebeya. Al llegar ese momento, los miembros de la familia imperial japonesa pasarán de los actuales 19 a 17. Entre ellos hay cinco princesas casaderas, de las cuales tres ya han pasado la barrera de los treinta años, y la única adolescente es la princesa Aiko, hija del príncipe heredero, Naruhito, y Masako, cuya conocida depresión ha sido durante años objeto de todo tipo de especulaciones.

[LEE MÁS: Mako de Japón pierde sus títulos por casarse con un plebeyo (y no con un familiar]

No podemos perder de vista que solo un niño ha nacido en la familia en los últimos 40 años. Hablamos del príncipe Hisahito, quien en la actualidad tiene once años. En principio, con él se garantizaría la sucesión en la próxima generación, pues Narihito, de 58, sería el sucesor de su padre, el emperador Akihito, y después de él podría llegar su hermano menor, Fumihito, de 52, padre a su vez del mencionado niño, tercero en la línea sucesoria.

La princesa Mako, con su pareja. Su boda se podría celebrar el año que viene. (Reuters)
La princesa Mako, con su pareja. Su boda se podría celebrar el año que viene. (Reuters)

La progenitora del príncipe Hisahito, la princesa Kiko, lo tuvo con 39 años y no va a ser madre de nuevo. Tampoco es plausible que a sus 54 años Masako vuelva a procrear y para que naciera otro varón tendríamos que esperar a su hija, la princesa Aiko, quien solo tiene 16 años.

[Hisahito: el príncipe nipón que le 'usurpará' el trono a Aiko]

La cuestión de que la monarquía japonesa no sea solo cosa de hombres ha sido una patata caliente que ha ido pasando de unos primeros ministros a otros, pues la supervivencia de la institución, si no evoluciona, está ciertamente en peligro. De hecho, en 2005 el Gobierno se planteó 'con la boca pequeña' un cambio en la legislación, pero el nacimiento del ya mencionado Hisahito el 6 de septiembre de 2006 hizo que se desechara la idea.

Una abdicación que no acaba de concretarse

Este controvertido asunto se retomó en 2008, con el primer ministro Yoshihiko Noda, que reabrió el debate, pero con el siguiente cambio de Gobierno se dejó morir la cuestión del lugar que deberían ocupar las mujeres en la familia imperial. El propio emperador en 2016 anunció que deseaba abdicar en favor de su hijo y retirarse de la vida pública. El gesto del monarca, que también podía abrir un nuevo camino a las féminas de su familia, fue interpretado por los líderes conservadores del país, nada partidarios de cambiar las normas que rigen la sucesión, más como una declaración de intenciones que un hecho consumado. De hecho, ahí sigue, aunque quizás le encantaría estar en la situación del duque de Edimburgo, marido de Isabel II, ya retirado.

Cada vez son menos los miembros de la familia imperial de Japón. (Getty)
Cada vez son menos los miembros de la familia imperial de Japón. (Getty)

Las encuestas que se realizan periodicamente en Japón arrojan datos que muestran que la sociedad va por delante de sus propios gobernantes: en su mayoría apuestan por acabar con esta discriminación y, sobre todo, abogan por no expulsar de la familia real a las que contraigan matrimonio con plebeyos, como es el caso de las ya mencionadas Ayako y Mako, quien estos días se encuentra en un viaje por Brasil que durará dos semanas. El motivo de la visita de la nieta del emperador es la conmemoración del 110 aniversario de los primeros inmigrantes japoneses a este país. Durante su estancia visitará catorce ciudades de cinco estados diferentes.

Una boda con futuro incierto

No sabemos si Mako se seguirá aferrando a su amor o finalmente, como apuntan algunos medios de comunicación, su historia podría diluirse. Sin duda, es extraño que su boda con Kei Komuro, su novio desde 2012, haya sido pospuesta hasta el año que viene por un motivo, a priori, tan poco convincente como la 'falta de preparación', o como diríamos en lenguaje más castizo, que les había pillado el toro con los preparativos.

Hay quienes apuntan a que los supuestos problemas financieros de la madre del novio podrían ser el motivo. Sin embargo, la familia imperial lo ha desmentido. En esta coyuntura, resulta llamativo que él se vaya a estudiar ahora varios años a Estados Unidos. Otro indicio más: no se les ve juntos desde septiembre. Habrá que esperar acontecimientos...

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios