Logo El Confidencial
los otros marivents europeos

Ciergnon, el palacio de verano en el que Balduino presentó a la futura reina Fabiola

Situado al sur de Bélgica, en la frontera con Francia, ha sido el refugio de los reyes del país. Los hijos de Felipe y Matilde han sido bautizados en la capilla de este castillo de cuento

Foto: El palacio de Ciergnon. (Cordon Press)
El palacio de Ciergnon. (Cordon Press)

Cuando Fabiola de Mora y Aragón fue presentada como prometida del príncipe Balduino de Bélgica, los jardines del palacio de Ciergnon se llenaron de periodistas. Días antes se había especulado con la posibilidad de que el futuro rey belga, muy religioso, tomaría los hábitos.

Aquella mañana de 1960, el palacio estival de la realeza belga fue testigo del paso que había dado el príncipe. Presentó a una joven española, desconocida, con aspecto dulce y frágil, y cuando la prensa preguntó cómo se habían conocido, ellos, sonrientes y cómplices, contestaron: “Es una historia que solo contaremos a nuestros hijos”.

Los secretos de los momentos más relajados de la monarquía belga se guardan en las paredes de este romántico palacio. A Alberto I de Bélgica le gustaba ir a misa en la iglesia del pueblito de Ciergnon, donde la familia real belga tiene el palacio en el que pasa los veranos. El monarca acudía al servicio cada domingo y hacía cola como cualquier otra feligrés para recibir la comunión. En pocos lugares de su país podía el rey Alberto hacer las cosas que hace un ciudadano normal.

El castillo de Ciergnon. (Cordon Press)
El castillo de Ciergnon. (Cordon Press)

Ciergnon es un refugio dorado para la familia real belga, algo en lo que coincide con el resto de casas reales europeas. El verano es el momento de sacarse las máscaras, vivir como personas y no como personajes, y para ellos, los palacios estivales son de gran ayuda.

Suelen estar en pueblos pequeños, como es el caso de Ciergnon, situado en las Árdenas del sur de Bélgica, en la frontera con Francia, un lugar que escogieron los reyes Leopoldo I y María Luisa en 1840. Fue la reina quien se encaprichó de este palacio, uno de los más bellos de los escogidos por las realezas europeas. Con su estructura clásica es como el castillo de un cuento de hadas.

No era así al principio. Se trataba de una casona a la que los monarcas acudían a cazar. Fue Leopoldo II quien edificó el actual castillo, con la ayuda del arquitecto Alfons Balat. A principios del siglo XX, el monarca creó el Royal Trust, una entidad a la que transfería sus propiedades con el compromiso de que nunca serían vendidas, que mantendrían su aspecto y funciones y que estarían siempre dispuestas para la familia real belga. Una de ellas fue el palacio de Ciergnon, así como otros palacios belgas, oficinas en Bruselas y hasta tierras que se explotan. El Royal Trust es un organismo independiente que se financia por sí solo.

El compromiso de Balduino y Fabiola en Ciergnon. (Getty Images)
El compromiso de Balduino y Fabiola en Ciergnon. (Getty Images)

El compromiso se ha mantenido hasta nuestros días y el romántico castillo ha sido el escenario de algunos de los momentos más emotivos de la reciente historia real belga. Los hijos de los actuales reyes, Matilde y Felipe, Elisabeth (la heredera), Gabriel, Emmanuel y Elenore, fueron todos bautizados en la pequeña capilla de Ciergnon. Todos llevaron el mismo vestido largo, el mismo que llevó su padre el día de su bautizo. Fue precisamente en este lugar donde los actuales reyes pasaron sus mejores momentos de noviazgo.

Es un lugar que invita al amor de todo tipo. Lo escribía en 'Leopoldo III, mi padre' la princesa y periodista María Esmeralda, hija del monarca y su segunda mujer, la princesa Liliana. Visitar Ciergnon suponía, para ella y su familia, uno de los momentos más especiales de su vida.

Bautizo de la princesa Eleonore en la capilla de Ciergnon. (Getty)
Bautizo de la princesa Eleonore en la capilla de Ciergnon. (Getty)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios