Logo El Confidencial
70 aniversario

Charlène de Mónaco brilla en el Baile de la Cruz Roja junto a Alberto, ya recuperado

El príncipe monegasco se ha sometido a diversas pruebas médicas en las últimas semanas y ha bajado el ritmo de su actividad por prescripción médica

Foto: Alberto y Charlène, en el evento del verano en Mónaco. (Getty)
Alberto y Charlène, en el evento del verano en Mónaco. (Getty)

El 70 aniversario de la emblemática gala de la Cruz Roja era este año una fiesta muy esperada en Mónaco por diversos motivos. Sin duda, uno de ellos averiguar qué miembros de la familia asistirían. Otro, ver el modelazo que luciría Charlène, que ha impactado con un vestido metálico de Versace, una firma de la que es clienta habitual, que la convertía en una espectacular sirena.

El más importante era, sin embargo, comprobar cómo se encontraba el príncipe Alberto tras unos días en los que ha habido todo tipo de rumores en torno a su salud, después de que el pasado 11 de julio anulara la inauguración de una exposición en el Museo Oceanográfico en la que se rendía homenaje al compromiso de tres generaciones de los Grimaldi en la protección de los océanos.

La primera dama monegasca, agasajada con un bouquet de flores. (Getty)
La primera dama monegasca, agasajada con un bouquet de flores. (Getty)

Para apagar los rumores, el palacio monegasco dio un comunicado en el que se manifestaba que "a consecuencia de un estado de fatiga continuada que ha requerido un chequeo médico, los resultados no suscitan ninguna inquietud, pero el príncipe Alberto II aligerará su agenda pública durante el mes de julio".

En efecto, después de ser sometido a una batería de pruebas en el hospital Princesa Grace, los médicos le recomendaron reposo y se marchó a Roc Agel, la residencia estival de la familia, fuera del Principado, en territorio francés. Según Nice Matin, padecía una infección pulmonar de la que tenía que recuperarse y esta noche se le ha visto con muy buen aspecto, en forma y luciendo su mejor sonrisa.

[LEE MÁS: El gran cambio de Charlène a través de la Cruz Roja]

Una semana más tarde, el 18 retomó su agenda para inaugurar la mencionda exposición en el Museo Oceanográfico, pero su gran cita era este 27 de julio, en este evento que es seguido con gran interés por el público internacional desde hace nada menos que siete décadas. Una cifra muy redonda que este año han querido celebrar por todo lo alto.

La gala de la Cruz Roja sigue cada año un protocolo que empieza con la llegada de los invitados a la Sala de las Estrellas, posteriormente se celebra una tómbola benéfica, seguida de la cena de gala. El momento culminante es la apertura del baile en el que, una vez más, los protagonistas son Alberto y Charlène de Mónaco. Posteriormente tiene lugar un concierto y el fin de fiesta lo marcan los fuegos artificiales.

Alberto de Mónaco ha reaparecido entre rumores sobre su salud. (Getty)
Alberto de Mónaco ha reaparecido entre rumores sobre su salud. (Getty)

Cita ineludible en Montecarlo, el Baile de la Cruz Roja es una de las tradiciones más arraigadas en el Principado y, año tras año, se convierte en la ejemplificación del glamour que los Grimaldi siguen conservando, generación tras generación. Charlène, que no lo tiene nada fácil por sus predecesoras, la inolvidable Grace Kelly y su cuñada Carolina de Mónaco, ha elevado este año el listón con su vestido, que evidenciaba, además, su espectacular silueta a sus 40 años. La exnadadora ha acertado en una noche más para la historia.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios