Logo El Confidencial
CASA REAL SUECA

Los hijos de Magdalena de Suecia podrían perder sus títulos reales al mudarse a Florida

La Constitución sueca estipula que los royals que quieran mantener este trato deberán ser educados en dicho reino desde el colegio, algo que se complica con esta mudanza a USA

Foto: Magdalena de Suecia en el bautizo de su hija Adrienne el pasado marzo. (Getty)
Magdalena de Suecia en el bautizo de su hija Adrienne el pasado marzo. (Getty)

Ayer saltaba la noticia de que Magdalena de Suecia, hija del rey Carlos Gustavo, se había mudado a Florida junto a sus hijos y su marido, Christopher O’Neill. Una mudanza más para la familia (que ha residido en Londres, Nueva York y Florida), que sin embargo podría tener daños colaterales. Sus hijos, Leonore (4), Nicolás (3) y Adrienne, nacida en marzo, podrían perder su título si permanecen demasiado tiempo en América. De hecho, Leonor, la mayor de los hermanos y octava en la línea de sucesión al trono, perdería oficialmente su título como princesa si aún vive en Florida para 2020.

[Lea aquí: Magdalena de Suecia se muda a Florida mientras sus hermanos viven un 'verano azul']

Esto se debe al artículo 4° de la Ley de Sucesión nacional, que estipula cómo estos jóvenes deberán ser educados en el reino sueco además de en la fe luterana si quieren mantener su estatus real. Dicha instrucción comenzaría a los seis años de edad, al entrar en el colegio. Leonore por ahora tiene cuatro. Es por esta razón de peso que suponemos esta mudanza a Florida como algo efímero y temporal, ya que de otra forma el futuro de los pequeños sería bastante distinto al de sus primos. Asimismo, la ley sueca no especifica cuánto tiempo han de quedarse los royals en su país para poder reclamar su lugar en la línea de sucesión sin que este sea perdido al mudarse al extranjero. En apenas unos días, por cierto, Estelle de Suecia, la hija de la princesa heredera Victoria de Suecia, empieza sus clases en dicha región.

Magdalena de Suecia sostiene a su hija Leonore en el bautizo del príncipe Oscar. (Getty)
Magdalena de Suecia sostiene a su hija Leonore en el bautizo del príncipe Oscar. (Getty)

Esta información ha sido confirmada por Margareta Thorgren, directora de comunicación de la monarquía sueca, quien también constató: "Aún no se sabe cuánto tiempo permanecerán allí, pero por ahora no hay un límite de tiempo". La familia fue vista hace unas semanas en Portofino (Italia) de vacaciones. Un periodo de asueto antes de ponerse con algo más importante: la mudanza.

El trabajo, prioridad de los padres

La familia se muda a esta costa soleada porque consideran que es una “buena zona para emprender en negocios”. Chris O’Neill, empresario millonario que ya trabajó en USA, tiene la ventaja de que no está atado a ningún lugar para poder llevar a cabo su trabajo. En la Costa Este de Estados Unidos vivirán en una fabulosa mansión ubicada en Palm Beach que O’Neill adquirió por 1.651.000 euros hace apenas unos años, tras la muerte de su padre. Cabe recordar que la pareja se conoció en Nueva York en 2010, después de que Magdalena hubiera roto con su entonces pareja, Jonas Bergström.

La princesa Magdalena y Chris O'Neill, con su hija Leonore en brazos.
La princesa Magdalena y Chris O'Neill, con su hija Leonore en brazos.

Aunque se encuentre físicamente en otro continente, Magdalena no abandonará sus labores en la Fundación Mundial de la Infancia, que fundó Silvia de Suecia en 1999. A través de esta asociación, la familia real se vuelca en contra del abuso sexual a menores y se dedica a proteger a niños que son víctimas de este terrible maltrato. Famosas son ya en el país escandinavo las pulseras que Silvia ha promovido para recaudar fondos para esta noble causa y que podrás ver aquí.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios