Logo El Confidencial
en su año más duro

Máxima de Holanda: así será su vuelta al trabajo, tras un triste aniversario

La Reina reaparecerá el 10 de septiembre en la inauguración de un teatro y en octubre viajará al Reino Unido, invitada por la reina Isabel II

Foto:  La reina Máxima, siempre encantadora. (Getty)
La reina Máxima, siempre encantadora. (Getty)

La princesa Máxima de Holanda recordará inevitablemente este 2018, como el año más duro de su vida, tras la muerte de su hermana, Inés Zorreguieta, el pasado 6 de julio. Un momendo tremendamente dramático, no solo por la juventud, tenía solo 33 años, sino por haber sido ella misma quien decidió que no quería seguir viviendo. Vimos entonces las imágenes más tremendas de la mujer del rey Guillermo, que viajaba a Buenos Aires para aropar a su familia, en especial a su madre, María del Carmen Cerruti, que se había quedado viuda el 8 de agosto del año pasado, cuando falleció su marido, Jorge Zoreguieta (un alto cargo durante la dictadura de Videla en Argentina, motivo por el que no se le permitió asistir a la boda de su hija). Una fecha, la de su deceso, que madre e hija también tienen muy marcada en su calendario emocional.

[LEE MÁS: María del Carmen Cerruti, el calvario que le queda a la madre de Máxima de Holanda]

Máxima de Holanda ha perdido en menos de un año a dos de sus seres más queridos, pero, muy consciente del lugar que ocupa y de las labores que tiene que cumplir, ha vuelto a mostrar enseguida la mejor de sus sonrisas, una de sus señas de identidad. Apenas diez días más tarde de la tragedia familiar, reaparecía, llena de dolor, y hacía unas declaraciones escalofriantes: "Mi pequeña y querida hermana estaba enferma. No podía encontrar la felicidad y no podía curarse. Nuestro único consuelo es que ha podido encontrar la paz al fin". Un gesto, por otra parte, que evidencia la naturalidad con la que la Casa Orange-Nassau hace frente a los acontecimientos familiares, por muy peliagudos que sean.

[LEE MÁS: Las vacaciones griegas de los reyes holandeses, el capricho de Máxima]

Los reyes de Holanda, con sus tres hijas en su posado veraniego. (Getty)
Los reyes de Holanda, con sus tres hijas en su posado veraniego. (Getty)

La reina, que todavía está en proceso de duelo, ha seguido adelante y a nivel público no se ha apreciado ningún cambio significativo, porque, como suele decirse coloquialmente, 'la procesión va por dentro'. En efecto, se volvió a mostrar espléndida en el tradicional posado veraniego, que tuvo lugar en Villa Eikenhorst, en la localidad de Wassenaar, donde han vivido durante quince años. Una manera de despedirse de su hogar, en el que la familia real holandesa ha vivido momentos inolvidables, pues en los próximos meses se van a mudar al palacio Huis ten Bosch, en La Haya, que se está preparando para la llegada de los Reyes y sus tres hijas.

[LEE MÁS: La reina Máxima se muda a la 'Zarzuela holandesa', tras cinco años de reforma]

Una vez acabe el periodo vacacional para los 'royals' holandeses, se reincorporarán a sus labores habituales. De hecho, la web de la Casa Real ha publicado la agenda de todas las actividades de los meses de agosto, septiembre y octubre. Después de analizarla, lo que comprobamos es que Máxima será la última en incorporarse, quizás para evitar sobrecargarla en unos meses que están siendo difíciles. La primera será la princesa Beatriz, que inaugurará una exposición y tres días más tarde será su hijo, el rey Guillermo, quien abrirá el curso escolar en la localidad de Tilburg.

Máxima, una reina espontánea. (Getty)
Máxima, una reina espontánea. (Getty)

La suegra de Máxima tiene compromisos para los días 29 y 30 del mismo mes, y el día siguiente su hijo también. En septiembre, su agenda no es precisamente frenética y el 10 tendrá lugar la repaarición de la reina, en el único evento que, salvo planes de última hora, tendrá en todo el mes.

Máxima inaugurará el teatro De Blauwe Kei, en Veghel, la culminación de la transformación de un asentamiento industrial que se ha convertido en un centro de cultura, ocio y restauración. Un acontecimiento que está marcado por la polémica, pues se está cuestionando si no resulta excesiva la cantidad que el ayuntamiento va a gastar para la inauguración, 40.000 euros. Una controversia local que, a priori, parece que no tendrá más alcance y que no empañará un acto que tiene una gran trascendencia para la ciudad y la zona, que está aumentando exponencialmente su atractivo turístico.

Un viaje histórico

Esta reaparición puede considerarse como un aperitivo de uno de los actos más importantes que va a tener Máxima de Holanda este otoño, una visita de Estado al Reino Unido los días 23 y 24 octubre, donde estará acompañada, como es lógico, por su marido, el rey Guillermo, y por el ministro de Asuntos Exteriores, Stef Blok. Su anfitriona es la reina Isabel II, que ha cursado la invitación para un momento histórico en el que se seguirán estrechando los lazos entre ambos países.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios