Logo El Confidencial
una cuida de la otra

Amigas y cuñadas: así es la buena relación de Meghan y Kate en privado

La duquesa de Sussex ha encontrado en la familia política su mejor apoyo personal ante las polémicas que la persiguen. Ambas procuran verse y hacer planes, a veces incluso a solas

Foto: Meghan Markle y Kate Middleton, muy cómplices (Getty)
Meghan Markle y Kate Middleton, muy cómplices (Getty)

Con la llegada de Meghan Markle el año pasado a la corte real de Isabel II, los ojos de medio mundo se posaban en la que aspiraba a ser un nuevo icono de estilo. Y tanto que lo conseguía: hace apenas unos días encabezaba la lista del medio 'Tatler' que decreta a 'la persona mejor vestida en la sociedad británica'. Sin embargo, Kate Middleton, su cuñada, quedaba en un nada desmerecedor décimo puesto. Era irremediable que medios y especialistas enfrentaran entonces a estas dos mujeres que viven inmersas en una exposición mediática constante. Una presión intransigente que lejos de alejarlas, las ha unido en lo que según la columnista de realeza Katie Nicholl afirma: “Es una floreciente amistad, Kate es un pilar de apoyo incondicional para Meghan”.

[Lea aquí: Meghan Markle y Camilla arrasan a Kate Middleton en la lista de estilo más prestigiosa]

De hecho, la tormenta personal por la que Markle atraviesa (con su padre como principal personaje engorroso) habría despertado en Middleton un afecto especial. Según afirma Nicholl en la edición británica de Vanity Fair: “Kate está siendo muy comprensiva con todo lo que está pasando con Meghan y su padre”. Asimismo, esta información, proveniente de una fuente cercana a la Casa Real británica, asegura que “tienen personalidades muy distintas, pero se entienden a las mil maravillas”. Porque complicidad nunca significó similitud, y este es el mejor de los ejemplos.

Kate y Meghan en uno de sus primeros eventos juntas (Getty)
Kate y Meghan en uno de sus primeros eventos juntas (Getty)

Mucho se habló (y se escribió) de la buena imagen que ambas ofrecieron en la pasada final femenina de Wimbledon donde parecían bastante íntimas. Esto, se debería a que cuando no las enfoca una cámara, también guardan este vínculo afectuoso. Según estas fuentes, las duquesas hablan por teléfono e insisten en verse. Especialmente Kate se esfuerza en ver a Meghan, con o sin Harry. Éstas se verían para tomar té en el Palacio de Kensington, lo que obligaría a Middleton a hacer malabares con tres niños, su familia y un círculo de amigos propio en el que sí tiene cabida Markle.

[Lea aquí: Kate Middleton y Meghan Markle, dos cuñadas y dos estilos]

Esto contrarrestaría las terribles declaraciones que Thomas Markle no para de emitir con un discurso de odio hacia su hija que no llega a ningún lado. La última verborrea del progenitor para un medio sensacionalista incluía este dardo envenenado: “Tal vez sería más fácil para Meghan si muriera. Acabaría cayendo bien a todo el mundo. Espero que nos reconciliemos, odiaría morir sin volver a hablar con Meghan”. Y agrega que sentirá mucha tristeza cuando los duques de Sussex tengan su retoño, ya que supone que no podrá verlo.

Wimbledon 2018, el día que ambas afianzaron su relación en público (Getty)
Wimbledon 2018, el día que ambas afianzaron su relación en público (Getty)

Por otro lado, y atendiendo a estas trifulcas genealógicas, Middleton sabría por experiencia propia cómo es que tu familia sea escudriñada ante el ojo público cuando formas parte de dicha institución: sin duda un parteaguas favorecedor entre las dos. “Kate sabe muy bien por lo que está pasando Meghan. Su familia también fue arrastrada por los tabloides y sabe que no es algo agradable. Ésta hace un gran esfuerzo por ser amable con Meghan y cuidarla”, afirman desde círculos cercanos. Sin duda la mejor de las deferencias que entre cuñadas se puede tener, pertenezcan a un círculo real o no.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios