Logo El Confidencial
ahora que es duquesa de sussex

Meghan tendrá que devolver los regalos que le hicieron por su cumpleaños, ¿por qué?

Sabemos que la Casa Real británica es muy apreciada en su país, pero los royals tienen un par de reglas en cuanto a recibir presentes ajenos, que ahora Meghan también se ve obligada a cumplir

Foto: Meghan Markle, en una foto de archivo de este mismo año (Getty)
Meghan Markle, en una foto de archivo de este mismo año (Getty)

El pasado sábado Meghan Markle cumplía 37 años y lo hacía en medio de una celebración muy especial: la boda de Charlie van Straubenzee, amigo de la infancia del príncipe Harry, que contraía nupcias con Daisy Jenks. Estamos seguros de que, aunque la duquesa quedara relegada de protagonismo durante dicha jornada, alguien propondría un brindis para conmemorar dicho aniversario. Y por qué no, algún regalo que otro seguro que cayó, un amable gesto que, como sabrás a continuación, tiene grandes limitaciones.

Como nueva royal británica, Markle tiene prohibido recibir obsequios por parte de desconocidos que se deciden a tener un detalle con la exactriz. ¿La razón? Evitar que sean explotados o usados con fines comerciales. Esto ocurre con mucha más frecuencia de la que crees, ya que Buckingham y el palacio de Kensington se abarrotan de presentes en dichas fechas señaladas.

Meghan durante su 37º cumpleaños el pasado sábado. (Cordon Press)
Meghan durante su 37º cumpleaños el pasado sábado. (Cordon Press)

Así las cosas, la exactriz tendría que declinar amablemente dichos regalos que, seguramente, incluso ni llegue a ver. En la web de la institución puede leerse claramente: “Los regalos ofrecidos por figuras privadas que residen en Reino Unido y que no son personalmente conocidos por el miembro de la familia real, deben rechazarse cuando existen dudas sobre la propiedad o los motivos del donante o el regalo en sí”.

Los duques de Sussex reciben regalos durante su visita oficial a Irlanda. (Getty)
Los duques de Sussex reciben regalos durante su visita oficial a Irlanda. (Getty)

Pero existen excepciones que pueden ser tramitadas y aceptadas: flores, alimentos y otros artículos de consumo, junto a copias de libros regalados por el propio autor (siempre que el tema no sea controvertido) y otros artículos de pequeño valor monetario, que no superen los 166 euros.

Asimismo, los regalos procedentes del extranjero son, casi siempre, directamente denegados. En caso de que consigan pasar el férreo filtro de seguridad serían examinados por la Oficina de Asuntos Exteriores y de la Commonwealth. Así que olvídate de mandarle nada a tu royal favorito el día de su cumpleaños. De hecho, tal es esta generosa fiebre que se calcula que durante la boda real de los duques de Sussex el pasado mayo se denegaron 7,7 millones de euros en regalos. Estos procederían principalmente de firmas que deseaban tener un detalle con los recién casados, celebridades o empresas que veían cómo los novios nunca llegaban a ver dichos presentes.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios