Harry fue a la boda de su amigo con un agujero en el zapato (y tenemos la foto)
  1. Casas Reales
error de estilo

Harry fue a la boda de su amigo con un agujero en el zapato (y tenemos la foto)

Charlie van Straubenzee contraía nupcias con Daisy Jenks y al sarao asistían unos flamantes duques de Sussex que aprobaban con nota la prueba de estilo... Hasta hoy

Foto: Los duques de Sussex en la boda de Charlie van Straubenzee y Daisy Jenks. (Cordon Press)
Los duques de Sussex en la boda de Charlie van Straubenzee y Daisy Jenks. (Cordon Press)

El sábado pasado, el príncipe Harry y Meghan Markle celebraban el cumpleaños número 37 de ésta última en una boda muy especial. Charlie van Straubenzee contraía nupcias con su pareja la cineasta Daisy Jenks y al sarao asistían unos flamantes duques de Sussex que aprobaban con nota la prueba de estilo. Quizás, porque en un primer momento nadie se dio cuenta de un error garrafal en el atuendo de Harry: el príncipe llevaba roto uno de sus zapatos.

Un calzado de tonalidad negra y modelo ‘brogue’, que parecía haber tenido más de una batalla encima. En la suela del mismo, se apreciaba un notable orificio que denotaba la antigüedad del calzado. Y lo que nos hace preguntarnos algo importante: ¿Habrá aguantado los trotes propios de una boda, sin desgarrarse al final de la noche?

placeholder El zapato del príncipe Harry tenía un llamativo agujero. (Getty)
El zapato del príncipe Harry tenía un llamativo agujero. (Getty)

Lo cierto es que esto nos hace sentir más cercanos al royal, que demuestra ser como cualquier otro hijo de vecino más y rechazar una tarde de compras, incluso cuando más falta hace. Eso o que le tiene excesivo cariño a este par de zapatos, que podría ser. Sin embargo, esto no fue lo que le ocurrió a su esposa, Markle, que sí hizo las tareas y se agenció un original vestido tricolor de una firma novata en su armario: Club Monaco.

Aunque en un inicio diversos medios afirmaron que vestía una falda acompañada de una blusa sin mangas, lo cierto es que la prenda era un vestido fresco y acorde para un evento estival, en el marco del tranquilo verano inglés. El precio de dicho atuendo era de 390 euros, evitando las grandes firmas inalcanzables para el grueso del pueblo. Lo que sí se escapaba del presupuesto mortal eran sus pendientes de la firma Vanessa Tugendhaft que alcanzaban los 1.180 euros.

Asimismo, la anécdota que sí se viralizaba en redes era el fallo de armario de Markle, protagonizado por su sujetador negro de encaje. Un botón de su escote se soltaba y dejaba ver dicha ropa interior de la exactriz, que reaccionaba ágil a taparse y evitar más comentarios, aunque la anécdota ya estaba servida. Sin embargo, este desliz es un clásico, muchos han asegurado que la duquesa lo ha hecho a propósito con el fin de atraer todas las miradas.

Príncipe Harry Bodas
El redactor recomienda