Logo El Confidencial
EL FINAL DE CASO NÓOS

Siempre les quedará Bidart: así es el refugio de los Urdangarin en el País Vasco francés

La familia de Iñaki y su lugar de veraneo se han convertido en el apoyo más explícito con el que cuentan los exduques de Palma, tras el ingreso de Iñaki en la cárcel de Brieva

Foto: Ilustración: Bolívar Alcocer
Ilustración: Bolívar Alcocer

Era su último refugio, el lugar al que acudir para olvidarse de todo y sentirse arropados por la familia. No la de ella, claro; la infanta Cristina hace tiempo que en público no puede contar con su familia. Son los Urdangarin quienes han tomado el relevo y se han convertido en el apoyo de la infanta e Iñaki, su marido. Y Bidart ha sido parada obligatoria cada verano.

A falta de Palma, Barcelona y de cualquier lugar que hubiera contado algo en el pasado, este pueblo costero ha sido su destino. Como dijo Bogart a Bergman sobre París, a Iñaki y Cristina siempre les quedará Bidart.

LEER MÁS: Quién es quién en la familia Urdangarin

Es en el País Vasco francés donde los siete hermanos Urdangarin y su madre han pasado los últimos veranos. Como la reina Sofía en Mallorca, Claire Liebaert se encargó de tener un lugar en el que poder reunir a los suyos cada estío. Y lo logró hasta ahora, cuando Iñaki, preso en Brieva, no podrá ir a visitarla.

La casa de la matriarca está cerca de la playa y es una construcción blanca, de dos pisos, típica de la zona. Allí, la hermana de Felipe VI y su familia hacían vida de pequeño burgués, alejados de las costumbres aristocráticas de los Borbones. Una vida más cercana a la de un trabajador que a la de un rey.

Familia surfera

Cargados con sillas de plástico, sombrillas y todos los útiles necesarios, los exduques llegaban a la playa en pandilla, con hermanos y sobrinos por doquier. Por la mañana clavaban el parasol en una de una de las siete preciosas playas que tiene este pueblo del Atlántico.

Largas, de arena fina, muchas olas y poca profundidad, son perfectas para acudir con niños. Los exduques de Palma practicaban 'bodysurf', la modalidad más sencilla de surf, en la que se apoya el cuerpo entero en una tabla corta y se ‘vuela’ sobre las olas, muy locas por estos lares.

Mikel tiene casa en San Juan de Luz

Otra modalidad deportiva, mucho más ‘plebeya’, eran las palas en la arena. Con el tic-toc de la pelota pasaban la jornada, jugando con los hijos y los sobrinos de Iñaki. Porque los Urdangarin Lieabert acuden a la zona en grupo, juntos, como la familia tradicional que son. Mikel, su único hermano varón, tiene incluso un apartamento en la zona. Es San Juan de Luz, un bonito pueblo, mucho más popular que Biarritz, también vecino de la zona.

Con el Caso Nóos revoloteando en todo lo que hacía la pareja, se convirtieron en una familia casera, de poco salir y mucha comida juntos. Alguna vez se les había visto por La Tantina de la Playa, un restaurante de pescado fresco situado en la Plage du Centre, la más concurrida de Bidart, pero lejos de la masificación de otros pueblos costeros. En la playa de Parlementia, algo más alejada, han sido vistos comiendo en el Blue Blanc Jeune, un chiringuito casual de comida sencilla, tal y como ha contado Consuelo Font en LOC.

La Plancha d'IlBarritz, de donde se ha visto a la familia Urdangarin tomando algo alguna vez.
La Plancha d'IlBarritz, de donde se ha visto a la familia Urdangarin tomando algo alguna vez.

Dónde se les ha visto

A los Urdangarin les gusta la comida de la tierra, son de ir a restaurantes y disfrutar con los suyos, pero el miedo a verse en la portada de alguna publicación les frenó mucho las ganas de salir. Si que hay lugares clásicos de Bidart en los que se han dejado caer alguna vez, como La Plancha d’Ilbarritz, un restaurante de comida tradicional vasca, la favorita de Iñaki.

LEER MÁS: Las hermanas Urdanagrin visitan a Iñaki en la cárcel

No se les ha visto jamás, por motivos obvios, en zonas de moda, como el Blue Cargo, chiringuito famoso en la zona por sus aires ibicencos. Ni siquiera en Biarritz, donde la cantidad de españoles que veranean allí les haría pasar poco desapercibidos. Es más, podían salir alguna tarde a tomar un helado al vecino San Juan de Luz, quedarse en casa o mejor, antes de cenar, tomarse unas cañas en algún lugar cercano.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios