Logo El Confidencial
familia real británica

Vacaciones rurales: así continúan los duques de Cambridge su descanso veraniego

Después de los divertidos días en en Mustique junto a Mick Jagger, ahora parece que se han tomado un receso en su casa de campo predilecta. Así son los días en Anmer Hall

Foto: Los duques de Cambridge en una foto de archivo. (Getty)
Los duques de Cambridge en una foto de archivo. (Getty)

Las imágenes obtenidas durante las vacaciones personales de los duques de Cambridge son pocas y con cuentagotas, lo que no impide que, de alguna forma u otra, trasciendan los destinos por los que se decantan los royals. Después de las sonadas vacaciones en Mustique (isla cerca de Barbados y Venezuela) donde compartieron fiesta ‘temática dorada’ junto a Mick Jagger en el mítico Basil’s Bar, ahora los herederos se han decantado por un destino más cerca de casa y por qué no, más tranquilo.

[Lea aquí: Guillermo y Kate apuran sus vacaciones en Mustique antes de una importante boda]

Según se ha filtrado a la prensa, Kate y Guillermo se han dirigido hacia su residencia rural predilecta, Anmer Hall, situada en el condado británico de Norfolk. Y no es de extrañar, ya que el duque tiene un compromiso el miércoles en el RAF Marham Norfolk. Por lo que una escapada familiar con los tres pequeños sería una fantástica idea. Este casoplón de estilo georgiano tardío se construyó en el siglo XVIII y les vino a parar a la pareja como regalo de bodas por parte de Isabel II, que tuvo este detalle en el año 2015. Desde entonces, lo han aprovechado mucho.

Allí se refugiarían a la perfección de las cámaras intrusas de medios y de los más curiosos, ya que tiene una zona de exclusión aérea. 10 dormitorios, dos plantas, porche con columnas Toscanas o un ancho terreno donde tienen animales son algunos de los lujos que allí disfrutan. De hecho, Kate ha reconocido abiertamente con anterioridad que se considera una “chica de campo” y que en este terreno se siente plena y feliz. Tanto que incluso llegó a confesar que en dicha propiedad tienen pollitos con los que los pequeños de la casa juegan a su libre albedrío, además de un cocker spaniel llamado Lupo y un hámster que pertenece a George y Charlotte y que se llama Marvin.

Imagen de la familia publicada por el Twitter de Kensington Palace.
Imagen de la familia publicada por el Twitter de Kensington Palace.

Es decir, los pequeños no pueden pedir más en Anmer Hall. Un rincón donde desconectan de los largos viajes en avión, al mismo tiempo que los mantiene cerca de casa. Además, la morada está totalmente adaptada a los gustos de los Cambridge, ya que después del obsequio de Isabel II llevaron a cabo una intensa remodelación, valorada en 1,5 millones de euros (obtenidos de fondos privados familiares). Como curiosidad, este casi palacete rural perteneció durante muchos años a los duques de Kent, Eduardo y Catalina, que abandonaron dicho inmueble en 1990 para que más tarde pasara por varias manos, antes de ser manejado personalmente por la vigente monarca.

[Lea aquí: La princesa Charlotte solo lleva vestidos en actos públicos y es por esta creencia]

Ahora solo falta ver si los duques se decidirán por una visita a Balmoral, donde se encuentra la reina, algo que probablemente suceda y que nos deje otra instantánea del verano Windsor. Eso sí, Kate no volverá a sus labores hasta otoño, ya que está de baja por maternidad por el nacimiento de Louis hace apenas unos meses.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios