Logo El Confidencial
MÁS TERRENAL

Mary de Dinamarca, más natural que nunca en su viaje a las islas Feroe

El tour de cuatro días de la familia real danesa por las islas del Atlántico Norte ha provocado las fotos más maternales y espontáneas de los príncipes y sus cuatro hijos

Foto: Mary de Dinamarca en su visita oficial a Mikladalur. (Cordon Press)
Mary de Dinamarca en su visita oficial a Mikladalur. (Cordon Press)

El viaje a las islas Feroe de Federico y Mary de Dinamarca con sus hijos ha estado marcado por la naturalidad, los posados familiares y la ausencia total de glamour. Unas imágenes que los acercan al terreno de lo mundano, justo cuando está a punto de comenzar el viaje de Estado del matrimonio Macron a Dinamarca y harán despliegue de tiaras y alta costura. La mayor parte del tiempo vistieron el traje típico de las islas Feroe, tan bonito como poco favorecedor. Pero, además, durante una 'jornada de aventura' mostraron su lado más montañero lejos de etiquetas. Mary y sus hijos vistieron a juego ropa de montaña y tremendas sonrisas, dejando una imagen para el recuerdo.

[Lea aquí: Conoce al nuevo miembro de la familia de Mary y Federico de Dinamarca]

La instantánea fue tomada mientras posaban en frente de una escultura bastante popular en la pequeña isla danesa. Nos referimos a la ‘mujer foca’, ubicada en la aldea de Mikladalur, que está rodeada por una montaña rocosa. Como el dress code así lo pedía, Mary de Dinamarca y su familia, Federico y los pequeños Josephine, Vincent, Christian e Isabella, se adaptaron a la perfección con un outfit de aventura.

La familia real danesa, posando junto a la famosa estatua. (Cordon Press)
La familia real danesa, posando junto a la famosa estatua. (Cordon Press)

Vestidos todos de forma similar y con colores caqui y verde botella junto a unas duras botas de montaña, los looks nos demuestran, una vez más, la espontaneidad de esta familia numerosa. También cuando su agenda les impone hasta 14 citas diferentes (ocurrió en su primer día en las Feroe). El compromiso es evidente, algo que les es devuelto en forma de cariño por parte del pueblo. En la imagen, los niños adaptan una postura de lo más formal, algo a lo que están acostumbrados a no ser que les dé sueño en público y acaben por cerrar los ojos, como le ocurrió el día anterior a la pequeña Josephine ante los periodistas que allí se encontraban.

Los príncipes herederos de Dinamarca y sus cuatro hijos. (CP)
Los príncipes herederos de Dinamarca y sus cuatro hijos. (CP)

La agenda oficial les ha llevado a visitar la ciudad de Klaksvík en la isla de Borðoy, además del pueblo de Hattarvík en el archipiélago de Fugloy, entre otros. Localidades tan bellas como desconocidas para buena parte del mundo, que ahora ellos se encargan de promocionar. Las islas Feroe son un pequeño archipiélago del Atlántico Norte que funcionan como un país autónomo dentro del reino de Dinamarca.

La princesa Josephine y el príncipe Christian miran unos peces durante su visita a las Feroe. (CP)
La princesa Josephine y el príncipe Christian miran unos peces durante su visita a las Feroe. (CP)

Según narra una leyenda local, la estatua de la mujer foca que visitaron los royals, conocida como Kópakonan por los oriundos, hace referencia a una figura mitológica que podía cambiar su piel de foca por la de una humana tremendamente hermosa y juntarse con el resto de personas de la zona. Aquella mujer, según la historia, se casó con un humano y tuvo varios hijos para más tarde regresar al mar, de donde provenía, sin dejar rastro. Una historia que conmovió a los pequeños del clan Glücksburg, que posaron muy animados junto a la ‘foca’.

[Lea aquí: ¿Es esta la foto más tierna de los príncipes daneses?]

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios