Logo El Confidencial
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

Todo lo que ha cambiado entre los Reyes desde aquel "¡cógelo, Sofi!"

El entonces príncipe Juan Carlos le tiró a su novia, la princesa Sofía de Grecia, una cajita con un anillo que ella atrapó al vuelo. Fue su manera de pedirle matrimonio. Luego posaron en Lausanne

Foto: De izquierda a derecha: Irene, Constantino y Federica de Grecia, don Juan de Borbón, Sofía de Grecia, Juan Carlos de Borbón, el rey Pablo de Grecia y la condesa de Barcelona, en septiembre de 1961. (Getty)
De izquierda a derecha: Irene, Constantino y Federica de Grecia, don Juan de Borbón, Sofía de Grecia, Juan Carlos de Borbón, el rey Pablo de Grecia y la condesa de Barcelona, en septiembre de 1961. (Getty)

Cuenta la leyenda que tal día como hoy hace 57 años, un joven y rubio príncipe le lanzó a su novia, tan joven, tan rubia y tan princesa como él, una cajita con un anillo al grito de "¡cógelo, Sofi!". Con el sí de la dama se unía la entonces monarquía regente en Grecia con la 'aspirante' a hacerlo en España. Horas después, ambas familias posaban por primera vez con los novios, Sofía de Grecia y Juan Carlos de España, en el hotel Beau Rivage de Lausanne (Suiza). Las sonrisas, la inocencia de entonces, se fueron por el desagüe.

"El príncipe Constantino de Grecia anunció ayer oficialmente el compromiso matrimonial de su hermana, la princesa Sofía, con el príncipe don Juan Carlos de Borbón, hijo de don Juan y nieto del rey Alfonso XIII. Constantino recibió por teléfono la noticia de su padre, el rey Pablo, que se encuentra actualmente de vacaciones en Lausana. También estaba allí don Juan Carlos. Una vez que fue anunciada la noticia a periódicos y radios locales las baterías de la colina de Lycabetos, Atenas, dispararon salvas para celebrar los acontecimientos". Ese texto sin apenas variaciones aparece en las ediciones de 'ABC' y 'La Vanguardia' del 14 de septiembre de aquel año, cuando llegó a España la noticia del casamiento del hijo de don Juan.

[Leer más: El Agamenón, el crucero del amor de la realeza por el que pasaron Juan Carlos y Sofía]

La prensa española le dedicó la portada y algunas páginas interiores a la noticia. Los perfiles sobre la princesa griega destacaban sus 'ojos dulces y melancólicos', su pasión por el deporte y su acreditado linaje monárquico. Más bombo le dio la prensa portuguesa. La secretaría de los condes de Barcelona en Estoril confeccionó un comunicado para confirmar el noviazgo entre los dos príncipes. Todo con el permiso y la aprobación del entonces jefe del Estado, Francisco Franco, que había sido informado oficialmente por don Juan de Borbón pocas horas antes.

Sofía y Juan Carlos, el día de su boda en mayo de 1962, en Atenas. (CP)
Sofía y Juan Carlos, el día de su boda en mayo de 1962, en Atenas. (CP)

El rey Pablo y la reina Federica, acompañados por sus hijas Irene y Sofía, se encontraban en Lausanne en realidad para inaugurar el pabellón griego de la Exposición Universal. En la ciudad suiza también residía la reina Victoria Eugenia. Allí esperaron la llegada de los condes de Barcelona y de Constantino, el primogénito de los reyes helenos, para posar ante la prensa. Las señoras escogieron colores claros. La reina Federica y su hija Irene con estampados de flores. El rey Pablo y el príncipe Constantino, de uniforme. Y el conde de Barcelona y su hijo Juan Carlos, traje de chaqueta y corbata de rayas a juego. La condesa de Barcelona lucía también muy elegante del brazo de Pablo de Grecia.

[Leer más: El rey Juan Carlos reaparece en las regatas mientras protagoniza otro escándalo]

Eran tiempos mejores para la monarquía griega de los que vendrían después. Tan solo tres años más tarde, el rey Pablo fallecía por un cáncer de estómago. Le sucedió su hijo Constantino, que apenas estuvo unos años al frente de la Corona griega antes de la Dictadura de los Coroneles. Su esposa Federica aún le sobreviviría dos décadas, aunque ya en el exilio.

Los Reyes eméritos. (Reuters)
Los Reyes eméritos. (Reuters)


Tras una boda por todo lo alto en Atenas, en mayo de 1962, la nueva pareja se instaló en Madrid. La princesa griega se convertiría en reina de España con el tiempo, cambiando las tornas entre los griegos y los españoles. El matrimonio de Sofía con el rey Juan Carlos no ha sido el camino de rosas que esperaba cuando aquel día cogió al vuelo la cajita que le tiraba 'el chico de los Barcelona'. Han logrado mantener una relación cordial, pero las noticias sobre las relaciones extramatrimoniales del emérito son pasto diario en la prensa desde hace años.

[Así es el Afroessa, el barco que guarda los secretos estivales de la reina Sofía]

Si alguna vez se habló de hacer oficial la separación, hoy la idea se ha descartado. Sofía y Juan Carlos permanecerán juntos 'hasta que la muerte los separe', al menos de cara a la galería y en algunas celebraciones familiares. Aunque no se oyen ya los ecos de aquellas risas de Lausanne.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios